Opinión
Inteligencia artificial
Especial CW Inteligencia Artificial 2024

La inevitable adopción de la IA, un desafío cultural, organizativo y ético

especial ia 2024

La integración de la inteligencia artificial, y en particular, de las herramientas generativas, avanza a una velocidad nada desdeñable en las organizaciones de todos los países desarrollados, por supuesto, también las del escenario europeo. Si bien, según los últimos datos de la firma de análisis IDC, relativos a 2023, Europa representa una quinta parte del mercado mundial de IA y la tecnología generativa supone menos del 10% de dicha parte, las expectativas de futuro son más que halagüeñas, sobre todo para la denominada ‘GenAI’, que constituirá más del 25% del mercado total europeo de IA en 2027, según los analistas de la consultora.

Esta sorprendente velocidad de adopción –el gasto en IA generativa crece más de tres veces más rápido que el que se realiza en el resto del mercado de inteligencia artificial y una de cada tres empresas ya utiliza o tiene previsto utilizar soluciones de IA en los próximos 24 meses, también según una encuesta realizada a finales de 2023 por IDC– conlleva, no obstante, importantes desafíos, no sólo técnicos y de integración de las nuevas plataformas con las aplicaciones actuales de las empresas y administraciones que abrazan la tecnología de moda, sino, fundamentalmente, culturales. Así se pone de manifiesto en el especial sobre IA publicado este mes de mayo por Computerworld, en el que expertos de diversos ámbitos y sectores exponen su visión sobre una tecnología que ha llegado para transformar, una vez más, la forma de trabajar e incluso relacionarse de las personas.

Porque de lo que no cabe duda es de que la inteligencia artificial, y en particular la IA generativa, no sólo va a automatizar y eficientar los procesos internos y la relación con los empleados y con los clientes y ciudadanos de las empresas y las instituciones públicas, respectivamente, sino que va a cambiar por completo la propia concepción de estos procesos.

De lo que deberán asegurarse los directivos de TI de las organizaciones –e incluso los flamantes nuevos directores de IA, un puesto que empieza a florecer en las grandes compañías– es que el uso y la adopción de esta tecnología se haga respetando los principios éticos y la legislación vigente; una regulación, por cierto, que está dando pasos de gigantes en la UE con la aprobación, el pasado mes de marzo, de la Ley de IA por parte del Europarlamento, de forma que, previsiblemente, las normas generales sobre IA que contempla el nuevo reglamento se aplicarán aproximadamente en mayo de 2025 (un año después de su entrada en vigor) y las obligaciones para los llamados “sistemas de alto riesgo” dentro tres años.

Nos hallamos, por tanto, en un momento único de desarrollo tecnológico que, bien dirigido e implantado con la responsabilidad y la ética como estandartes, puede llevar a la humanidad a un progreso sin precedentes.

 



Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?

 

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital