Editorial
Opinión
Editorial
Especial Administraciones Públicas 2023

Una oportunidad histórica para articular una Administración pública ágil y cercana

Nunca ha habido mejores condiciones en España (por la inyección de los fondos europeos y los planes ahora en marcha) para lograr de verdad que el gran ente burocrático a todos sus niveles sea, de verdad, mucho más eficiente, eficaz y cercano para sus administrados: las empresas y, sobre todo, los ciudadanos.

También te puede interesar:
posible, oportunidad

Que la transformación de la Administración que propicia la modernización digital cale a todos los niveles, que aumente la eficacia y eficiencia de los organismos públicos —de todos, no solo los grandes referentes históricos como la Agencia Tributaria y la Seguridad Social— y, sobre todo, y lo más importante, que las empresas y, en especial, los ciudadanos utilicen de forma activa los recursos servicios y productos que desarrolla el sector público son y siguen siendo los grandes desafíos del gran ente burocrático español desde hace años, como se refleja el Especial Administraciones Públicas realizado por el equipo de las publicaciones ComputerWorld y CIO.

España, no obstante, no tiene una mala posición en el capítulo de la ‘e-administración’. La última edición del Índice DESI de la UE (publicado en verano de 2022) ubicó a este país en quinto puesto europeo en materia de servicios públicos digitales, recalcando que España ha sido pionera en el desarrollo de servicios relacionados con la salud (la historia clínica y la receta electrónicas son buen ejemplo de ello), la identificación digital (con proyectos emblemáticos como el DNI electrónico), la ciberseguridad, las aplicaciones móviles y la integración de la inteligencia artificial en el sector.

El actual momento, marcado, como no podía ser de otra forma, por la inyección de los fondos europeos de recuperación, constituye una oportunidad histórica para abordar la transformación definitiva de la Administración en su conjunto y de la relación con la ciudadanía. Si se ejecuta en tiempo y forma como está previsto —y como asegura que se hará el actual secretario general de Administración Digital en una entrevista con Computerworld—, el Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas 2021-2025 puede suponer un salto decisivo para ello.

La próxima mutación de la propia Secretaría General de Administración Digital en una nueva figura jurídica, la de una agencia estatal con mayor capacidad de maniobra y agilidad de gestión, puede ayudar en este camino. Lo hará también la propia evolución tecnológica, con la automatización y la inteligencia artificial como grandes impulsores de la eficiencia en los organismos, y la nube híbrida como el modelo hacia el que también debe ir la Administración si quiere potenciar su capacidad de reacción a las necesidades de los ciudadanos y, cómo no, de la innovación. 

La oportunidad de tener otra Administración, más cercana, eficiente y accesible, está, por tanto, más al alcance que nunca. Habrá, sin embargo, que trabajar para hacer sostenible en el tiempo todos los proyectos que están ahora en marcha y en fase de ejecución, porque en unos años ya no habrá fondos europeos y esta innovación debe continuar.

Por último, no hay que olvidar que el ingente desafío del talento o, más bien, la escasez de determinados perfiles tecnológicos que afecta a todas las industrias es especialmente acuciante en el sector público, donde se complica aún más por la dificultad de acometer contrataciones de forma ágil. Capacitar a la actual plantilla TIC de la Administración en las últimas tecnologías del mercado e incrementar este tipo de roles es, por tanto, una clara necesidad de este sector a corto plazo.


 



TE PUEDE INTERESAR...

Contenido Patrocinado

Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?

 

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital