Consultoría | Noticias | 06 JUN 2002

Diez reglas para el éxito del outsourcing

Con el objetivo de ahorrar costes, acceder a recursos tecnológicos de primer nivel sin que esto conlleve elevadas inversiones y garantizar un rápido retorno de la inversión (ROI), la externalización de áreas o procesos relacionados con las tecnologías se está convirtiendo en uno de los principales aspectos de inversión por parte de las grandes compañías y PYMES durante este año.
Fernando Muñoz
Además si a esto sumamos la situación de incertidumbre que atraviesan los mercados ha provocado que muchas compañías recurran a la estrategia de outsourcing para mantener su nivel de innovación tecnológica y reducción de costes variables. Baste recordar que Gartner estima que cerca del 85% de las empresas estarán inmersas en distintos procesos de externalización este año, lo que supone unas expectativas de crecimiento superiores a un 30% respecto al 2001.
En este sentido, PROFit ha elaborado un informe donde se exponen los 10 recomendaciones que debe tener en cuenta un director de tecnología para mejorar el final de la externalización tecnológica. Si bien el estudio PROFit se ha realizado en base a un amplio conocimiento sobre los procesos de outsourcing, este bien podía trasladarse al resto de posibles procesos de la compañía como son compras, recursos humanos, marketing y administración, entre otros.

Un decálogo de recomendaciones
PROFit ha establecido diez elementos que debe tener en cuenta las empresas para el éxito de una implantación de outsourcing. En un primer lugar, el director técnico debería preguntarse si su empresa está en condiciones de externalizar y analizar los posibles riesgos que puedan afectar al núcleo del negocio. Otro de los riesgos es la incapacidad de monitorizar la prestación. Asimismo, se debe evitar que el proceso de externalización sea causa de un bajo rendimiento o desmotivación de los profesionales que anteriormente realizaban estas funciones.
En un segundo lugar, se debe definir los objetivos económicos (ahorro), de negocio (competitividad) y tecnológicos (eficiencias) que persigues mediante la externalización. La tercera de las reglas hace mención a la posibilidad de crear una plataforma de licitación en la que los mejores proveedores compitan. Entre los factores más importantes, según PROFit a la hora de seleccionar un proveedor de outsourcing se encuentran la experiencia en procesos similares, capacidad de infraestructura, capacidad tecnológica, capacidad financiera, alcance de la solución propuesta y niveles de servicio, coste y objetivos mutuos.
La cuarta de las reglas destaca la importancia de evitar el proporcionar tus costes al proveedor. Debe ser el proveedor en cada caso el que oferte el precio y servicios que el crea beneficioso para la empresa y para él.
La quinta de las reglas hace referencia a que raramente es posible liberarse de todos los costes tras la externalización. Según el informe de PROFit como mínimo, además de los cargos del proveedor, deberás contar con los costes gnerados por la gestión de la externalización.
En sexto lugar el informe señala que debido a que los contratos de outsourcing son de larga duración, podría suceder que la provisión externalizada no fuera capaz en un período a corto plazo de estar a la altura de los nuevos objetivos que surjan en el negocio.
La séptima de las reglas hace mención al tiempo necesario que debe tomarse la empresa antes de seleccionar un proveedor, debido en parte a que éste se constituirá en una parte importante en la marcha del negocio. En algunos casos es posible protegerse con cláusulas de rescisión de contrato, pero esto conllevaría ¡un coste elevado y a fin de cuentas un deterioro del servicio.
La octava de las reglas se dirige hacia los posibles riesgos que puedan detectarse en la implantación de un proceso de outsourcing. Para ello, según afirma PROFit, debe prestarse especial atención a la definición de acuerdos de Nivel de Servicio, así como a penalizaciones por incumplimiento y bonificaciones por buen servicio.
El noveno de los puntos exigen un personal dedicado a la gestión de la relación contractual y a la supervisión de la provisión de los servicios contratados.
Por último, se deberá evaluar la conveniencia o no de la implantación de un modelo de externalización.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios