Consultoría | Artículos | 18 ABR 1997

EDS refuerza su estrategia de outsourcing en entornos distribuidos

Las empresas gastan 60.000 millones al año en gestionar su informática departamental

EDS no quiere que su excelente imagen como outsourcer de grandes centros de proceso de datos perjudique su negocio en los entornos distribuidos, y por ello acaba de hacer pública una agresiva estrategia que persigue posicionar a la compañía como un proveedor de servicios en el ámbito de la informática departamental.

La nueva oferta de EDS en España (que lleva funcionando en el resto del mundo desde septiembre de 1995) se agrupa bajo el nombre de Renascence, y pretende, en palabras de Javier Ribas, Director Comercial de la compañía "aplicar la experiencia de EDS en la gestión de grandes Centros de Proceso de Datos a los entornos distribuidos". Según Ribas, las empresas han realizado grandes inversiones en tecnología cliente/servidor pero no han conseguido rentabilizarlas al máximo: "las compañías no pueden implementar las últimas tecnologías porque se produce una escasa compatibilidad en los entornos cliente/servidor existentes". Para los responsables de EDS, las empresas están sufriendo las consecuencias del crecimiento anárquico de las redes de PCs.

La oferta de Renascence incluye una serie de servicios que van desde la identificación y análisis de la situación de la informática departamental, hasta la gestión tecnológica de la red, pasando por la selección de la tecnología más adecuada, la asesoría en el proceso de compra, el mantenimiento o el soporte a los usuarios finales. Se trataría de ofrecer a través de Renascence toda la oferta de servicios en el ámbito distribuido que demandan las grandes empresas españolas. Renascence se ofrecerá, según EDS, en función de las necesidades del cliente: "la oferta es flexible y aplicable a diferentes tamaños de empresa", aseguró Nevil Mitchell, responsable del área de negocio Renascence para Europa.

Según Jeremy Hillage, responsable de esta nueva actividad en España, Renascence permitirá a las empresas reducir sus costes hasta en un 26 por ciento, aportando coherencia al servicio ofrecido por el departamento informático, permitiendo una implementación de aplicaciones más rápida y elevando el nivel de satisfacción de los usuarios.

El coste de la informática distribuida

EDS calcula que las empresas españolas destinan en su conjunto 60.000 millones de pesetas anuales a la gestión de los sistemas distribuidos, un volumen de inversión del que el 60% permanece oculto. Según las estimaciones de EDS, estas inversiones crecerán a un ritmo del 20% durante los próximos cinco años, y será el sector financiero el que más invierta en la gestión de entornos distribuidos. EDS confía en hacerse con un 8% del mercado de gestión de entornos distribuidos.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios