Consultoría | Artículos | 07 FEB 1997

"Fujitsu Sorbus nace para abarcar todos los servicios relacionados con las TI, desde el mantenimiento hasta el outsourcing". Según Julio Navarro, Director General de Fujitsu Sorbus

El nacimiento de Fujitsu Sorbus es la última acción que se produce en España como resultado de la fusión que hace unos meses se llevó a cabo entre Fujitsu e ICL. A partir de este momento, Fujitsu Sorbus integrará las actividades de la antigua ICL Sorbus, y el accionista total es el Grupo Fujitsu ICL.

"A partir de este momento", asegura Julio Navarro, Director General de la nueva compañía, "vamos a focalizar nuestra actividad en la venta de una serie de servicios horizontales de plataformas de información".

Una de las razones que los responsables del Grupo Fujitsu ICL señalan como decisivas para la creación de una compañía independiente es, en palabras de Julio Navarro, "que, al funcionar con dos compañías, te permite fijar planes por separado. No queremos ser sólo el brazo de servicios de la compañía matriz, sino ser, por un lado, la compañía de servicios de Fujitsu ICL, pero también continuar con la estrategia que ya hemos venido desarrollando desde ICL Sorbus. Posicionarnos en el mercado como una compañía de servicios multiplataforma".

Sin embargo, esta nueva situación no va a suponer, en palabras de su máximo responsable, "una reestructuración de la plantilla, pues las dos compañías, tanto Fujitsu como ICL, ya habían acometido una racionalización de sus estructuras, llevamos adaptando nuestras plantillas a la nueva realidad del mercado desde el pasado mes de octubre, y hoy lo que vamos a intentar es conocer perfectamente las mejores prácticas, las habilidades que tenemos en las dos partes del grupo para conjugarlas en la nueva empresa. En estos momentos contamos con una plantilla de 420 personas".

La facturación prevista por Fujitsu Sorbus para el ejercicio que ahora comienza es de unos 6.650 millones de pesetas, estrictamente en el área de servicios, y esto supondrá un crecimiento de un 15 por ciento. "En ICL Sorbus terminamos el pasado año", señala Julio Navarro, "con una facturación de 8.800 millones de pesetas, lo que supone un ligero descenso con respecto a la conseguida el pasado año, sin embargo, hemos conseguido unos beneficios de 200 millones, lo que es muy importante para nosotros, pues el año pasado terminamos el ejercicio con unas pérdidas de más de 1.000 millones de pesetas, y este año nos hemos enfocado más que en el crecimiento, en la reducción de las pérdidas".

Por lo que respecta a los campos en los que la nueva Fujitsu Sorbus va a trabajar, su Director General, Julio Navarro afirma que, "no vamos a estar organizados sectorialmente, sino de forma geográfica, porque hemos visto que los servicios, relacionados con cualquier sistema de información no se venden, ni se ejecutan de manera diferente en la banca que en la administración pública o la industria, sino que hay que tener un conocimiento general de las plataformas, de aquello a lo que estas atendiendo".

Fujitsu Sorbus hereda, por parte de Fujitsu ICL, todo el conocimiento y la experiencia en el campo de los mainframes, "vamos a dar servicio a partir de ahora a más de 50 clientes de grandes ordenadores que antes no teníamos, pero también vamos a trabajar con sistemas departamentales, y en entornos cliente/servidor. A esto vamos a añadir un servicio help desk, campo en el que ya teníamos una experiencia práctica". También trabajarán en el campo del outsourcing.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios