Consultoría | Artículos | 15 ENE 1993

IBM refuerza su subsidiaria de outsourcing tras el contrato entre ISSC y McDonnell Douglas.

Apenas dos semanas después de que Integrated Systems Solutions Corp. (ISSC), la filial de outsourcing de IBM, estableciera un acuerdo con McDonnell Douglas por un valor de 3.000 millones de dólares, el Gigante Azul ha decidido reforzar su subsidiaria con el nombramiento de Denny Welsh como nuevo CEO y de Sam Palmisano como nuevo Presidente de ISSC. Palmisano era, hasta el momento, el segundo máximo responsable de la multinacional norteamericana en Japón.

Los nombramientos son parte de una estrategia orientada a la implementación de servicios, que se completa con el traslado de muchos de los comerciales del Grupo de Mercados Verticales a la nueva subsidiaria, que asumiría, según algunas informaciones, la responsabilidad de las operaciones internacionales.

Los cambios anunciados permitirán a ISSC posicionarse en una situación preeminente respecto a otras filiales del Gigante, y podría ser, según algunos observadores, el primer paso para la entrada en Bolsa de ISSC, un experimento que serviría a IBM para comprobar como funciona su proyecto de reorganización de la compañía.

Paralelamente a este anuncio, el Chase Manhattan Bank ha confirmado su intención de desarrollar un proyecto de modernización de sus oficinas en Nueva York y Maryland que incluye un contrato a cuatro años con ISSC, por el que ésta proporcionará al Chase Manhattan Bank 4.000 ordenadores PS/2 y software asociado. Fuentes de la entidad financiera no han querido desvelar el coste del proyecto, pero algunas informaciones aseguran que podría rondar los 85 millones de dólares. De acuerdo con las previsones, el Chase Manhattan Bank experimentará ahorros en las áreas de mantenimiento de software y personal, mejorando sustancialmente su eficacia.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios