Consultoría | Artículos | 09 NOV 2007

Los servicios de outsourcing despegarán en 2010

La AEC alerta de la escasez de profesionales dentro de tres años
Marcos Sierra.
Con un 1% del total del PIB español, los servicios de externalización cada vez ganan más adeptos entre las empresas. Los outsourcers españoles comienzan a apostar por el mercado extranjero, pero aún falta tiempo para que se hable de ellos. La Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC) augura que este hecho se producirá dentro de tres años, y alerta de la posibilidad de que no existan profesionales en España para dar soporte a ese periodo de bonanza.

IIR celebró los días 23 y 24 de octubre un encuentro en Madrid entre expertos del sector de la externalización que dieron su opinión sobre el presente del sector, y abocetaron lo que podría ser el futuro. En este sentido, según la Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC), el sector del outsourcing creció un 10,4% desde 2006 hasta la actualidad. Con unos ingresos generados el pasado año de más de 7.500 millones de euros y una previsión para 2007 de 8.500 millones –el 1% del PIB–, será dentro de tres años cuando el sector vivirá el punto de ebullición. José de Rafael, director general de AEC, piensa que es algo factible: “Si no nos fallan los recursos, el talento, todo apunta a que el boom se producirá en torno a 2010. Ahora son servicios más o menos novedosos, pero dentro de tres años será el momento del outsourcing en España. Es posible, incluso, que no dispongamos de personal cualificado para atender toda la demanda que prevemos se puede producir y haya que buscar profesionales en el extranjero. Por eso nosotros ya contemplamos en los planes de desarrollo la captación de personal en universidades México, Argentina, Chile y del este de Europa. Si somos capaces de atraer ese capital humano podremos afrontar la demanda con garantías”. De todas formas, el director de la AEC piensa que todavía hay mucho camino por andar: “Aunque sectores como el financiero apuestan abiertamente por la externalización, otros de mucho volumen de negocio, como el farmacéutico, apenas se sumergen en el outsourcing. Nuestra posición como asociación es reforzar el área de la consultoría nacional para que España genere compañías dedicadas al outsourcing con el músculo suficiente como para salir al extranjero y competir con garantías. Esto es muy importante porque, de hecho, las empresas extranjeras que ofrecen externalización en nuestro país compiten actualmente en igualdad de condiciones que las españolas, tal es su fuerza”.

Aumento de outsourcing en la Administración
En lo referente al sector de las TI, nada menos que un 42% de los servicios proceden de la externalización, especialmente la parte de integración de sistemas. Por industrias, la distribución de ingresos para outsourcing ubica en los primeros puestos al segmento financiero, algo que ocurre desde que la AEC comenzó a realizar estudios de mercado hace 15 años. El segundo lugar es para las Administraciones Públicas (AA.PP.), que superan este año al segmento de las telecomunicaciones, que pasa a ocupar el tercer puesto en discordia.
Durante el foro, se pusieron sobre la mesa algunos retos para incrementar y acelerar el negocio. La primera de ellas pasa por la vocación de internacionalización empresarial algo que, según los expertos, se irá logrando poco a poco, dado que en la actualidad ya se ven movimientos de fusión y acuerdos entre empresas españolas dedicadas a la externalizacion, cuyo fin no es otro que lanzarse a colonizar otros países. De hecho, se hicieron referencias más que positivas a la compra de Matchmind por parte de Telvent o a la fusión de IT Deusto y Gesfor, que a principios del pasado verano dio luz verde a la segunda empresa tecnológica por volumen de nuestro país. Un gigante que cotizará en Bolsa y que, según aseguraba su consejero delegado, Abel Linares, nacía con la intención de crecer fuera: “Queremos comprar en el extranjero y hacernos con empresas de I+D”, una frase que ratifica la intención expansionista que subyace en los procesos de compra y absorción a los que nos hemos referido anteriormente. La segunda de las claves para que el mercado crezca vertiginosamente viene dada por la necesidad de contemplar la deslocalización como punto estratégico. En tercer lugar, se encontraría la necesidad de luchar contra el intrusismo laboral, para lograr un mercado más especializado. De esta manera, además de prestar un mejor servicio, el cliente tendrá siempre la sensación de que trabaja con empresas saneadas.
Francisco Farrás, IT manager de AVIS España fue el ponente que abrió el ciclo de conferencias. Para Farrás el freno que encuentran las empresas españolas a la hora de confiar en el outsourcing es la pérdida de control y el know how interno: “El riesgo de pérdida de control y know how interno son dos factores que frenan mucho a las empresas a la hora de externalizar; otros riesgos como costes, rotación de personal o seguridad pueden ser protegidos más fácilmente bajo contrato, pero la externalización de un servicio implica la delegación del mismo en una empresa ajena, y por lo tanto una dependencia de ese tercero. Sólo mediante los controles periódicos de los procesos y el acceso a documentación actualizada se puede mitigar ese riesgo, y así garantizar que en un momento dado se pueda paralizar el trabajo y transferirlo fácilmente a otro proveedor. Hay que mantener siempre un diálogo muy fluido entre las dos partes para que todo vaya bien”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios