Consultoría | Artículos | 19 ABR 1996

Outsourcing, un mercado comprometido y especializado

Mesa redonda
María J. Marzal.

Los próximos días 7 y 8 de mayo tendrá lugar la II edición de La Conferencia Internacional ComputerWorld, bajo el lema "La Informática Global". El evento, patrocinado por BT Telecomunicaciones, Computer Associates y Data General, con la colaboración del MINER y SIMO TCI, busca consolidarse como el principal foro de discusión de los grandes usuarios de Sistemas de Información del país. Con el objetivo de abrir el debate y adelantar algunos de los aspectos que se tratarán durante los días 7 y 8 de mayo, ComputerWorld reunió a los representantes de diferentes empresas de Tecnologías de la Información para analizar cómo afecta la adopción de soluciones de outsourcing a las estructuras empresariales y, especialmente, a las organizaciones de Sistemas de Información. Los asistentes fueron: Santiago López Dávila, Director General de Alcatel Sistemas de Información; Lorenzo Molina, Director Asociado de Andersen Consulting; Ginés Alarcón, Subdirector General de BT Telecomunicaciones; Javier Ribas, Consejero y Director de Desarrollo de Negocio de EDS, Augusto Guitard, Director Comercial de IBM ISS; Cesar Fernández Beobide, Director de Tecnología y Servicios de Indra, y Francisco Ochoa, Director de FM Sema Group.

El año 1995 ha marcado una nueva fase en lo que a procesos de outsourcing se refiere. Según IDC el mercado español de facilities management crecerá de aquí al año 2000 a un ritmo del 28 por ciento anual. Se trata del mayor crecimiento en Europa de este mercado.

Francisco Ochoa (Sema Group): En los últimos años hemos pasado por varias fases. Empezamos por aquella en la que existía un desconocimiento total de lo que era el outsourcing. Después atravesamos una fase de curiosidad, tanto por parte de los Directores de Sistemas, como por los Directores generales. Más tarde se entró en una fase de miedo por parte de los directores de informática, y después por una fase de crecimiento lento. Ahora mismo nos encontramos en una fase de expansión del mercado, en la que las grandes y necesarias referencias, los grandes acuerdos de outsourcing, ya se han producido.

Cesar Fernández Beobide (Indra): Efectivamente, el mercado está atravesando una etapa de clara expansión, debajo de la cual existen tres componentes claros. En primer lugar, España estaba bastante atrasada en este área. En segundo lugar, se produce un componente de ciclo económico recesivo, que induce a buscar este tipo de soluciones. Por último, existe un componente de fondo y básico: las empresas necesitan centrarse cada vez más en sus negocios; en su core business.

Augusto Guitard (IBM ISS): Fundamentalmente, lo que buscan las empresas es la optimización del negocio al que se dedican y por lo tanto la optimización en la forma en la que los Sistemas de Información dan apoyo a su negocio. También hay empresas que lo que buscan es básicamente una reducción de costes, aunque es una tendencia que poco a poco está disminuyendo. Es decir, que es un aspecto que sin dejar de ser trivial, está siendo sustituido por un deseo de optimización, que se reduce a sacar el máximo partido a las Tecnologías de la Información relacionadas con el negocio. Por lo tanto, es un movimiento imparable que beneficia al outsourcing. Respecto al conservadurismo español a la hora de optar por la externalización, mi opinión es que aquellas empresas que están bien gestionadas serán las que más se decantarán por un proyecto de outsourcing. Pero aún así, en España existe todavía un cierto desentendimiento de la Dirección General respecto a las Tecnologías de la Información, que llegan a considerarse como un mal necesario, más que como algo que da soporte al negocio.

Lorenzo Molina (Andersen Consulting): El problema no es tanto del outsourcing, como del concepto que la empresa tiene sobre los Sistemas de Información. En España, y concretamente en la Banca está absolutamente aceptado y nadie lo cuestiona, pero en otros segmentos se piensa en la informática como en un mal menor, en absoluto ligada a la estrategia de la compañía. Por ello, cuando alguien hace outsourcing este handicap es algo que nosotros no podemos resolver. En España hace falta que se asuma realmente desde la Dirección que la informática es una herramienta básica para su negocio. Ese es el gran cambio que debe experimentar este mercado.

Javier Ribas (EDS): Si bien es cierto que desde 1994 se ha producido un cambio drástico en el mercado, me gustaría matizar algo. Sigue existiendo la idea de reducción de costes como algo básico. Salvo honrosas excepciones, la informática no se contempla como algo que puede ofrecer a la empresa una gran ventaja competitiva.

Ginés Alarcón (BT Telecomunicaciones): Voy a exponer mi opinión desde dos puntos diferentes: el del suministrador de outsourcing, y el del outsourceado. El mercado no está maduro por varias razones, pero la más importante, es que el comprador no sabe lo qué compra cuando compra un proyecto de outsourcing, y la mayoría de las veces no se sabe quién es el comprador. Cuando el comprador es el propio Director de Sistemas de Información, lo que está buscando al realizar un outsourcing es una ayuda para resolver su función. Una función que a partir de ese momento pasará a ser realizada por verdaderos especialistas. También existe cierto grado de confusión cuando se piensa que outsourcing significa comprar mano de obra, o bien una plantilla encubierta. Esto sí está cambiando.

En cuanto al comprador de outsourcing global, creo que cuando quien compra es la Dirección General, la confusión es tremenda. No sólo se piensa que la informática es un mal menor, sino que la Alta Dirección piensa que el outsourcing es la única manera de quitarse un problema de encima. Se trata de un error tremendo. Otro error, es que la Dirección General piensa que cuando se hace un outsourcing se ahorra dinero. Por eso, pienso que el outsourcing global no está maduro. Este es un reto que tenemos que asumir todos los suministradores.

Por último, me gustaría puntualizar que me gusta más hablar de especialización que de outsourcing. Todas las empresas, en un futuro muy lejano, se van a tener que centrar exclusivamente en su "core business", y por lo tanto buscarán suministradores especializados para todo aquello que no se relacione directamente con éste. Todo esto ayudará a que el mercado madure.

Augusto Guitard (IBM ISS): Una cuestión que se está planteando en muchos estamentos es que el Director de Sistemas de Información no está siendo en estos momentos capaz de asumir su responsabilidad número uno, la de diseñar cómo deben ser esos Sistemas de Información. Resulta paradójico que los DSI no quieran hacer outsourcing de algo que no les ofrece la más mínima ventaja competitiva -la operativa diaria del CPD- y en cambio, sí hacen outsourcing de funciones importantes y contratan a consultores que les dicen cómo y de qué forma tienen que aplicar la tecnología a su empresa. Con ello no quiero decir que el papel de consultor tenga que desaparecer. Un consultor lo que necesita es un interlocutor válido, y ahora no lo hay. Entonces, ¿cuál es el papel que se está perfilando?, pues el del DSI como el hombre que se preocupa, asegura y garantiza ese valor añadido para su empresa. Porque realmente el conocimiento profundo de una determinada empresa y de su estrategia nos ayuda a la hora de abordar un outsourcing, y eso lo representa ese interlocutor válido.

Javier Ribas (EDS): Antes comentaba que una de las frustraciones de los suministradores de outsourcing es la obsesión de nuestros clientes por la reducción de costes. Lo realmente importante es que tras el outsourcing, los demás departamentos contemplan al departamento de informática como un aliado. Otro punto, es que el concepto de pérdida de control, es un concepto erróneo.

Cesar Fernández Beobide (Indra): Cuando algo falla en la empresa la solución es echar la culpa al responsable, y el asunto queda zan

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios