Social business | Artículos | 27 OCT 2000

El modelo de aprendizaje social tradicional está en crisis

El papel de los formadores será determinante en la Sociedad de la Información
En Cómo utilizar las Nuevas Tecnologías para la formación en su empresa, seminario organizado por Learning Resources Associates en colaboración con Training&Development, se hizo un repaso a las acciones formativas que se están desarrollando a raíz de la irrupción de las nuevas tecnologías en la empresa, el papel del nuevo formador o la implantación de un sistema de gestión del conocimiento a través de un entorno web.
Responsables de formación, nuevas tecnologías y altos directivos de empresas de la talla de Mecedes Benz, Lucent Tecnhologies Microelectrónica, IBM, Estrellas Seguros, Instituto para la Formación on-line; Banco Santander Central Hispano, OFYDE, Meta 4 y Técnicas de Formación, se dieron cita los días 17 y 18 de octubre para mostrar a los asistentes las opciones que ofrecen las nuevas tecnologías en el ámbito de la formación, así como la forma en la que deberían utilizarlas dentro de su organización.
España tan sólo dedica 320.000 millones de pesetas a la materia formativa, es decir, el 0,7 por ciento de la masa salarial brutal, frente al 1,5% que se dedica en Europa. Aún así, para Carlos Sáenz de Santamaría, presidente de Técnicas de Formación, el problema radica en el porcentaje que se dedica del Producto Interior Bruto (PIB). “El 5,7 por ciento que se destina a educación y formación, debería transformarse en el 6,9% europeo. Esta diferencia debería destinarse a incrementar la productividad y calidad de la formación”, comenta Sáenz.
Una de las grandes afirmaciones que pudieron apreciarse durante la celebración del seminario es que el modelo de aprendizaje social está en crisis. En la sociedad de la información las reglas del juego están cambiando ya que la formación no se reduce a los años de la juventud, sino que se extiende hasta la jubilación.
“Hasta hace relativamente poco tiempo, la formación se concebía como algo necesario para que la sociedad industrial pudiera funcionar, pero, los tiempos cambian. Ahora en la sociedad de la información y el conocimiento, los profesionales deben reciclarse de tres a cinco veces a lo largo de su vida, y es algo que habrá que tienen que empezar a aceptar”.
En este contexto, Internet se sitúa como catalizador del proceso de transformación hacia esa sociedad de la información, mientras que las tecnologías se constituyen como la clave para desarrollar las nuevas acciones formativas dentro de las empresas del nuevo milenio.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios