Social business | Artículos | 05 SEP 2003

Las TI como instrumento de cohesión social

El ciudadano como beneficiario de la tecnología, a debate
Ana Segura.
El pasado mes de julio el Palacio de la Magdalena de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander acogió el seminario “Las tecnologías de la información y la comunicación al servicio del ciudadano”, un encuentro patrocinado por Siebel Systems y Microsoft dominado por mujeres ya que el plantel de ponentes, a excepción del ministro de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, estuvo compuesto por destacadas féminas del mundo de la política, la educación y el entorno empresarial.

(Santander).- A lo largo de las dos jornadas de duración del encuentro se incidió en la importancia de las tecnologías de la información de cara a mejorar la vida y el servicio prestado al ciudadano. Para Isabel Tocino, presidenta de Siebel en España y directora del seminario, “hemos tratado de mostrar la relevancia de las tecnologías de gestión de relación con terceros aplicadas a la Administración y a la empresa privada, con ejemplos prácticos y cifras que al final se transforman en un servicio diferenciado y ajustado a las necesidades de los usuarios, y contribuyen a avanzar”.
Según datos facilitados por el Banco Mundial, vivimos en un mundo desigual. Más de la mitad de los 6.000 millones que habitan la tierra, sobreviven con menos de dos euros al día. Una realidad a la que la escasez de distribución del conocimiento aumenta la diferencia entre pobreza y riqueza. “En la era de la Economía del Conocimiento hay que hacer efectivo el uso del conocimiento para mejorar el desarrollo económico”, reivindica Marcela Huertas, consejera senior de Asuntos Exteriores del Banco Mundial para España y Portugal, quien insiste en que “las tecnologías de la Información y la Comunicación son el instrumento primordial para su efectividad”. Huertas citó dos casos de países en vías de desarrollo, Bostwana y China, y cómo han logrado dinamizar su situación con la adopción del concepto de economía del conocimiento.

El analfabeto digital
En esa misma línea, la exconsejera de Educación del Gobierno de Cantabria, Sofía Juaristi, sostiene que hay que trabajar para lograr una sociedad que asegure la igualdad de oportunidades. “Nos encontramos –apunta–, en una sociedad tecnificada, marcada por avances científicos, donde es necesario cada vez mas el talento del ser humano”. Para Juaristi, ser alfabeto en el siglo XXI no está tan ligado a la capacidad de leer y escribir como a un concepto de revolución social, comunicativa, científica y digital. “El conocimiento está en el centro del desarrollo y se origina en el sistema educativo, que es el que condicional el desarrollo de la sociedad”. Bajo esta premisa, Juaristi demanda una mayor cantidad de materiales para todos los centros educativos, así como mayor dotación de RR.HH. para que los docentes transmitan un buen uso de las TIC y fomenten la creatividad e innovación de los estudiantes. Pero para lograrlo hay que pasar definitivamente del aula informática a la informática en el aula”.

Salud en red
En el ámbito sanitario se ha creado recientemente la Agencia de calidad del sistema de Salud, bajo el convencimiento de que es necesario revisar algunas viejas herencias. En su intervención en el seminario, la ministra de Sanidad y Consumo, Ana Pastor, destacó el posicionamiento del sistema sanitario español entre los mejores del mundo, no obstante, está convencida de la necesariedad de su reforma, ya que su grado de utilización, entre un 6 y un 10% de la población, así lo impone. “Las tecnologías eliminan barreras geográficas y temporales –sostiene Ana Pastor-. La forma de prestar ese servicio debe cambiar en un mundo en el que el tiempo y la distancia son muy relativos. Los sistemas de gestión del conocimiento recogen gran cantidad de datos, pero la información no es una acumulación de datos, hay que convertirlos en conocimiento. La creación de la Agencia de calidad del sistema de salud”.
La titular de Sanidad también anunció la puesta en marcha de Salud en la red antes de finales de año, un portal que pretende acercar el sistema sanitario a la ciudadanía, ofreciendo valora añadido a los servicios operativos, con opciones como la solicitud de un segundo diagnóstico, por ejemplo.
Con respecto al papel de las nuevas tecnologías en la actividad parlamentaria, Luisa Fernanda Rudi, presidenta de las Cortes Generales, recordó a los asistentes al seminario, lo “difícil que era imaginar hace tan sólo una década, las posibilidades que nos brindarían estas herramientas. Han cambiado la forma de relacionarse, comunicar y trabajar”. La institución a la que representa Rudi inició su proceso de informatización en 1986, en aquel año se generaban 200 escritos a la semana que eran tramitados por la mesa a razón de 1 por semana. A día de hoy, se generan 1.000 escritos semanales cuya tramitación no excede de las 48 horas, lo que permite conocer en detalle la situación de todas y cada una de las iniciativas, facilitar la gestión administrativa y la elaboración de un fondo documental.

Consolidación de estándares
Rosa García, consejera delegada de Microsoft España, cree que la obligación del Gobierno con respecto a los servicios básicos de los ciudadanos debe centrarse en Educación, Sanidad, Justicia y cobro de impuestos. “Las tecnologías –señala–, facilitan el acercamiento del ciudadano al Gobierno, y han de utilizarse para simplificarles la vida y hacerles más productivos, procurando al mismo tiempo una democracia más participativa”.
Para Rosa García, la sociedad del futuro está basada en el conocimiento, en línea con el esfuerzo desarrollado por la compañía que esta ejecutiva representa en el área de Educación. Según sus propias palabras, “la Educación del siglo XX es historia. Hoy se busca alumnos que sean más creativos y a los que la charla magistral se les queda corta porque están deseosos de aprender nuevos métodos; necesitan un profesor que les incentive a buscar, que fomente la creación de comunidades para conseguir un trabajo más productivo”. Como eje de esta nueva concepción Microsoft propone el Tablet PC, el libro de los libros, según García. Este dispositivo está siendo utilizado en una iniciativa innovadora en el pueblo minero de Ariño, una población de 900 habitantes donde han roto con las tradiciones educativas. En Ariño ha desaparecido la clase magistral, el profesor ha adoptado el papel de guía y son los propios alumnos, niños de 9 años, los que a través de esta herramienta tecnológica acceden a la información que precisan, “saben dónde buscar, desarrollan un sentido crítico y en definitiva sientan las bases de su propia enseñanza”, sostiene Rosa García.
En su intervención, la consejera delegada de Microsoft abogó por la consolidación de estándares que permitirán a todos participar en la sociedad interconectada asegurando las inversiones realizadas. “Una de las causas de que en España no puedan tomarse decisiones en el tiempo previsto es la existencia de islas de información. Los servicios web, por ejemplo, permiten trabajar con distintos sistemas operativos, bases de datos y aplicaciones, a través del estándar XML, y luego, para acceder a la información

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios