ChipGate | Noticias | 28 DIC 2010

Barcelona renueva sus sistemas tecnológicos

El Ayuntamiento de Barcelona ha invertido 100 millones de euros, triplicando la anterior legislatura, con el fin de llevar a cabo una completa transformación tecnológica. Es su mayor renovación desde los Juegos Olímpicos.
Computerworld

El Ayuntamiento de Barcelona siempre se ha encontrado en primera línea como referente de las TIC aplicadas a la Administración. En la legislatura que arrancara en 2007, el consistorio se marcó el objetivo de transformarse por dentro, como indica su gerente municipal de Informática, Andreu Puig. La meta era optimizar todos los procesos internos lo que, inmediatamente, repercutiría en beneficio del ciudadano. Además, el gerente llama la atención sobre la importancia de estar a la vanguardia para así atraer más inversión de empresas a la ciudad. Un ejemplo de ello es el Mobile World Congress, cuyo contrato con la ciudad de Barcelona expira en 2012 y, precisamente por ello, la capital catalana aspira a convertirse en la Mobile World Capital, por lo que habrá de reforzar su candidatura.

En este escenario, el ayuntamiento ha afrontado a un gasto aproximado de 100 millones de euros, lo que supone haber triplicado al mandato anterior, si bien buena parte de estos fondos provinieron del Plan E. “Uno de los grandes proyectos que hemos acometido”, explica Puig, “ha sido la creación de un nuevo centro de proceso de datos (CPD), con lo que hemos duplicado lo que teníamos anteriormente, asesorados por Avantia con proveedores como IBM, HP o BT”, junto a una red propia de fibra óptica de unos 340 kilómetros. Puig divide el alcance de su estrategia TIC en dos áreas: por un lado el propio ayuntamiento y, por otro, la ciudad. 

En el primero de los casos, además de la creación del nuevo CPD, el consistorio procedió a la renovación de todos los sistemas básicos. El gerente señala que “la mayoría de los equipos eran de finales de los años 80, cuando se modernizaron con vistas a los Juegos Olímpicos de 1992”. Desde entonces, tan sólo se habían realizado pequeñas actualizaciones, pero no un proyecto global de modernización, como ahora, que se está en plena implantación de SAP para el área de RRHH, tras haber hecho lo propio con el área económica-financiera. Puig asegura que “se han renovado todos los sistemas de Hacienda y Tributos, Medio Ambiente o Emergencias, en donde todos los servicios se encuentran ahora integrados”. Además, apunta, “se ha definido una dirección por objetivos en todas las áreas, para lo que nos ayudamos del software de Cognos”.

El segundo gran capítulo es el que afecta a la movilidad, puesto que se han dispuesto dos grandes redes WiFi en la ciudad. Una corporativa, para uso de todos los servicios municipales y que cuenta con 480 nodos para cubrir con continuidad todo el centro; y otra red ciudadana, que en la actualidad dispone de 350 puntos de acceso en los espacios abiertos, “pero que esperamos llegar a los 500 puntos”, precisa.

Los empleados municipales que desarrollan la mayor parte de su labor en la calle (inspectores, asistencia a discapacitados, etc.) –cerca de 2.500- cuentan con PDAs. Un buen ejemplo de ello es la guardia urbana, que son capaces de conectar desde la calle con las aseguradoras para comprobar si los vehículos se encuentran al pago de su seguro o recaudar las multas por medio del pago con tarjeta de crédito.

e-Administración integral

El tercer capítulo es el que afecta de pleno a la Administración electrónica. Puig se muestra especialmente orgulloso, asegurando que “muy pocos ayuntamientos cuentan con el nivel de integración que hemos conseguido nosotros, con más de 100 nuevos trámites online (42 millones de trámites al año)”. El origen se remonta a 4 años atrás, cuando el consistorio se marcó el objetivo de trabajar sin papeles. “Ello implicó”, según Puig, “toda una reingeniería de procesos tanto legislativos como de procedimiento, articulándola en la columna vertebral formada por la firma, el registro, el archivo, las notificaciones y el pago electrónicos”. Los beneficios no han tardado en dejarse ver y, así, licencias de obra mayor, que antes tardaban 360 días, ahora se resuelven en 8 días, según el gerente de Informática.

Otras de las áreas más optimizadas es la que afecta a la contratación, con la exigencia de que las ofertas a concursos se presenten electrónicamente, o los importantes ahorros que han significado las subastas online para equipamiento como PCs, mobiliario o suministros como la electricidad.

“En definitiva”, como resume Puig, “una gran apuesta tecnológica que reunimos en el proyecto integral Barcelona 2.0, que afecta a cerca de 12.500 empleados municipales” y que ha contado con la participación de actores como IBM, IECISA, Everis, Indra, Deloitte o PwC, entre muchos otros, bajo la dirección del Instituto Municipal de Informática.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios