ChipGate | Noticias | 19 DIC 2016

California exige a Uber que retire sus coches autónomos de las calles

El Estado asegura que llevará a cabo una acción legal si la compañía no suspende inmediatamente las pruebas de sus vehículos autónomos en vías públicas.
Uber
Martyn Williams

Un enfrentamiento entre Uber y el Estado de California se intensificó el pasado viernes cuando la compañía rechazó la exigencia por parte del Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV) de obtener un permiso para realizar las pruebas de sus coches de conducción autónoma en las vías públicas, por lo que el Estado ha amenazado con tomar medidas legales.

La disputa comenzó a mediados de la semana pasada, cuando Uber sacó a la calle una flota de coches de conducción autónoma en San Francisco. La compañía no había obtenido el permiso para probar estos vehículos y el DMV le pidió que interrumpiera sus pruebas hasta que ese permiso fuera emitido, petición que Uber rechazó.

“Respetuosamente, no estamos de acuerdo con la interpretación legal del DMV de la normativa autonómica, en particular de que Uber necesite un permiso de pruebas para operar sus coches autónomos en San Francisco”, comunicó Anthony Levandowski, vicepresidente del Grupo de Tecnologías Avanzadas de la compañía, a los periodistas.

Levandowski explicó que Uber cree que la tecnología de sus coches autónomos es similar al modo autónomo de un Tesla. La ley de California excluye expresamente del proceso de permisos a los coches con “prevención de colisión u otros sistemas similares”. 

El vicepresidente del grupo también ha afirmado que los vehículos autónomos de Uber no son capaces de operar “sin control activo o monitorización” de un operador humano.

“Es difícil comprender por qué el DMV trata de exigir que los coches Uber de conducción autónoma consigan permisos cuando acepta que la tecnología de piloto automático de Tesla no los necesita”, replicó Levandowski.

El viernes por la noche abogados del DMV exigieron a Uber que retirara “inmediatamente” sus coches autónomos de las carreteras estatales hasta que obtenga el permiso requerido. Si la compañía no cumple con esta obligación, “el fiscal general solicitará medidas cautelares”, ha comunicado a Uber el Departamento de Justicia de California mediante una carta postal, compartida también a través de correo electrónico.

Por su parte, el desafiante Uber ha continuado operando y haciendo caso omiso a las demandas, por lo que las consecuencias de sus actos no se harán esperar. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios