ChipGate | Artículos | 05 FEB 2014

¿Es viable el concepto de 'AppStore' en la implantación de tecnología en la empresa?

Jorge Ferrer, vicepresidente mundial de Ingeniería, Liferay Inc, nos habla del futuro de las aplicaciones en el mundo de las compañías.
Jorge Ferrer, Liferay
Jorge Ferrer, vicepresidente mundial de Ingeniería, Liferay Inc.

Los nuevos modelos de acceso, pago e instalación de apps móviles han abierto un gran mercado, hasta hoy prácticamente centrado en consumidores particulares. Mientras, el entorno corporate, con la nube como telón de fondo, hace ya sus primeros pinitos con este modelo en el seno de entornos marketplace, donde el acceso a la tecnología sigue un modelo similar al del appstore.


¿Tiendas de aplicaciones para empresas? ¿Es posible, es realmente viable ese modelo en el terreno de las TIC empresariales? Parece que sí, y no solo eso, sino que, además, representa una tendencia que, de cristalizar, podría cambiar para siempre la forma en que las organizaciones se nutren de tecnología y servicios TIC.


Para calibrar su potencial, no hay más mirar a las previsiones de Gartner que, en un reciente informe, estima que el 25% de las empresas dispondrá de su propia “tienda de aplicaciones” en 2017. La consultora destaca como gran ventaja del modelo la capacidad de control que puede ejercer la empresa sobre las aplicaciones que utilizan sus empleados y sobre sus gastos en software.


Las oportunidades que abren estas “tiendas de aplicaciones empresariales” (o Marketplaces, como algunos las han bautizado) son, en efecto, numerosas:


* Se reduce el tiempo y el coste de distribuir la aplicación desde la empresa desarrolladora hasta el usuario.
* Esto implica, a su vez, una reducción del precio de las aplicaciones, consecuencia también de la reducción en el coste de adquisición para la empresa. Esto favorece, a su vez, el aumento del mercado potencial.
* Al reducirse los costes de distribución se facilita la oferta de aplicaciones más sencillas, focalizadas en resolver problemas concretos. Es decir, pasamos de un modelo centrado en la oferta del fabricante a un modelo basado en las necesidades del usuario.
* Crece exponencialmente la oferta, multiplicando el valor de la plataforma para el usuario final, y se dinamiza el sector, con muchos más actores (pequeños o grandes) involucrados.


Parece claro que todos esos beneficios son muy atractivos para la dirección, pero ¿qué opina el CIO? ¿Qué retos plantea un marketplace de software empresarial?


En primer lugar, el software empresarial tiene un precio mayor que las apps, e implica también costes de despliegue. Asimismo, y dado que las transacciones económicas son de mayor volumen, harán falta parametrizar los mecanismos de pago (pago bajo factura, en moneda local, etc.).


Por otra parte, si se necesita un soporte externo, éste es otra variable de la ecuación, ya que el proveedor de servicios de soporte tendrá que ser parte activa en proceso de instalación e integración.Y también está, claro, el tema de la seguridad, dado que el Marketplace estará desplegado a menudo en la red interna, con acceso a datos privados.


El potencial del Marketplace, en cualquier caso, indica que el modelo está aquí para quedarse, y existen ejemplos que pueden ilustrarlo, Por ejemplo, el Marketplace de Liferay Portal, una comunidadOpen Source donde casi 100,000 desarrolladores, integradores y usuarios de esta plataforma se conectan a un espacio virtual común para descargar, probar y compartir todo tipo de aplicaciones corporativas.


Además, con el uso de estándares como J2EE y Portlets es posible un despliegue automatizado de las aplicaciones (en ocasiones, incluso, sin requerir la parada temporal del servicio existente.


Estamos ante el futuro
AppStores como las de Apple o Android han cristalizado ya el modelo en el mundo del consumo, poniendo a disposición de los usuarios miles de aplicaciones, al mismo tiempo que permiten que los desarrolladores de todo el mundo tengan acceso a millones de usuarios a los que ofrecer sus creaciones.


Y aquí es donde la historia comienza a reescribirse: porque este mismo impulso de innovación que se ha observado en el mundo del consumo, está llegando ahora a la empresa. El enorme aumento de la innovación y la drástica reducción en los precios del software que pueden implicar los Marketplaces va a tener un profundo impacto en el mercado: Una tendencia imparable, que va a suponer un nuevo punto de inflexión.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios