ChipGate | Artículos | 31 MAR 2006

Francisco Ros, secretario de estado de telecomunicaciones y para la sociedad de la información: "Los avances logrados en SI son la antesala del verdadero cambio que necesita experimentar España"

La Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información está impulsando de manera férrea el establecimiento de servicios electrónicos de utilidad para ciudadanos y empresas en línea con el compromiso del Gobierno español de desarrollo de la Sociedad de la Información y el anhelo de convergencia con Europa, para que España iguale los ratios de los países más avanzados antes de 2011.

El Gobierno ha puesto en marcha en los últimos meses diferentes iniciativas como el Plan Avanza, ¿son suficientes para conseguir la modernización de la sociedad española en lo que a Tecnologías de la Información se refiere?
- Los esfuerzos en Sociedad de la Información se iniciaron desde el primer día de actividad de este nuevo Gobierno, y desde entonces hemos desarrollado múltiples iniciativas para impulsar la utilización de las Tecnologías de la Información en nuestro país. Ya hemos conseguido avances pero éstos son sólo la antesala del verdadero cambio que necesita experimentar nuestro país y que desde el Gobierno nos hemos propuesto conseguir. Por ello, estamos ejecutando el Plan Avanza, que busca conseguir la convergencia con Europa en Sociedad de la Información y entre nuestras Comunidades Autónomas en 2010. A diferencia de anteriores iniciativas en este ámbito, el plan cuenta con una importante dotación presupuestaria. Para este año, las partidas asignadas suman un total de 785,6 millones de euros, a los que se añaden las partidas ya destinadas al desarrollo de la Sociedad de la Información, que son de 412,1 millones de euros, alcanzando un total de casi 1.200 millones de euros.
Desde el año pasado hemos llevado a cabo iniciativas enmarcadas en el Plan Avanza, aunque arrancara oficialmente en enero de 2006, entre las que se encuentran, por ejemplo, la campaña Todos.es, el préstamo tecnológico y los programas Hogares Conectados y Ciudades Digitales. Además, en octubre firmamos un convenio con el Ministerio de Sanidad para el desarrollo de la Sanidad online, que incluye la implantación de la receta electrónica, la cita médica por Internet y el historial clínico electrónico.
Por otro lado, las actuaciones incluidas en el proyecto SARA se pondrán en marcha gracias al convenio firmado la semana pasada por los ministerios de Industria y de Administraciones Públicas para impulsar la Administración Electrónica en el marco del Plan Avanza. Somos conscientes de que conseguir una Administración Electrónica plenamente desarrollada es primordial por diversos motivos. Las Administraciones Públicas tienen un peso determinante en el conjunto de los sectores económicos y sociales y además deben asumir un carácter pionero para aportar credibilidad a las políticas públicas dirigidas al desarrollo de la Sociedad de la Información, sin olvidar el efecto de arrastre que unos servicios públicos digitales de calidad tienen en la incorporación de ciudadanos y empresas a la Sociedad de la Información.
El compromiso de este Gobierno con el impulso de las nuevas tecnologías es claro y por ello apostamos por que nuestro país se incorpore cuanto antes al grupo de los más avanzados de Europa en desarrollo de la Sociedad de la Información. Nuestra situación de partida no es la que desearíamos, pero nuestras iniciativas se asientan sobre la base de un esfuerzo continuado y de una total confianza en nuestras capacidades, por lo que estamos convencidos de que con el esfuerzo de todos conseguiremos situar a España en el lugar que le corresponde.

En relación a la convergencia con Europa a la que alude, una de las metas que el actual Ejecutivo se ha planteado es conseguir cumplir la Agenda de Lisboa. ¿Cuál es la posición actual de España y qué pasos se están dando para mejorarla?
- Hemos constatado que en el período que llevamos de legislatura se ha producido una progresión muy destacada, tanto en la aceptación empresarial y social de la importancia de las tecnologías de la información y del desarrollo general de la Sociedad de la Información, como en el aumento de su implantación real. Esta mejoría se observa en los indicadores europeos del período que va desde mediados de 2004 a finales de 2005. Por ejemplo, el porcentaje de hogares con acceso a Internet ha pasado del 28% al 36%, mientras que la media europea es del 53%, y el porcentaje de empresas con acceso a Internet ha crecido del 81,7% al 90%, prácticamente en línea con la media europea del 92%. Además, el porcentaje de empresas con acceso a Internet de banda ancha ha aumentado desde el 51% al 76%, muy por encima de la media europea del 65%. En cuanto a la Administración Electrónica, el número de servicios públicos básicos disponibles en línea ha crecido del 50% al 55%, por delante de la media europea del 46%. Por último, el porcentaje de empresas que utiliza la Red en sus relaciones con las Administraciones Públicas ha pasado del 33,6% al 40%, también por encima de la media europea, que pasó del 44% al 45%.A pesar de este evidente progreso, nos encontramos en una situación de desventaja respecto a los países de nuestro entorno, debido a los retrasos acumulados en los últimos años, por lo que sin duda es necesario adoptar nuevas medidas para fomentar e impulsar las tecnologías de la información. Por eso el Gobierno ha puesto en marcha el Plan Avanza, incluido en el ambicioso Programa Ingenio 2010 y cuyo objetivo es precisamente romper la brecha tecnológica que nos separa del resto de Europa y también la existente entre nuestras Comunidades Autónomas.

¿No es un poco chocante que después de 8 años de liberalización de las telecomunicaciones la responsabilidad en la prestación del servicio universal siga exclusivamente en manos de Telefónica?
- España ha sido uno de los primeros países en sacar a consulta pública el servicio universal, para ver qué interés había por parte de los operadores. Es cierto que este servicio supone una inversión que en muchos casos quizás no puedan recuperar, pero también tiene un valor intangible, que es el prestigio que da prestarlo. A finales de febrero terminó el plazo de la consulta y únicamente Telefónica de España ha mostrado interés en prestar el servicio universal, así que el proceso de designación de operadores se llevará a cabo a través del procedimiento de designación directa previsto en el Reglamento del Servicio Universal y no habrá concurso.

La entrada en escena de operadores móviles virtuales, ¿qué aportará al mercado además de potenciar su competencia?
- Un aumento de la oferta en el mercado es un camino para mejorar la calidad y los precios que actualmente se ofrecen a los usuarios. La CMT es la encargada de establecer el modelo para la implantación de los operadores móviles virtuales en España y así lo ha hecho.

¿Qué modelo se aplicará en España, el de intervención de los precios de conexión?
- Yo creo que el último recurso para desarrollar un mercado es el de imponer obligaciones a los operadores, por lo que hay que intentar que éstos pacten acuerdos comerciales en función de parámetros de mercado.

¿Cómo encaja el hecho de que por un lado el Gobierno impulse la financiación de proyectos empresariales tecnológicos como los 244 millones de euros de PROFI

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios