ChipGate | Noticias | 05 MAR 2010

La delincuencia organizada podría estar detrás del 90% de los delitos económicos de España

La delincuencia organizada cada vez es más profesional, y ya está dotada de estructuras similares a las de cualquier gran multinacional. Estos grupos podrían estar detrás del 90% de los delitos económicos cometidos en España.
Computerworld

La delincuencia organizada tiene cada vez una mayor presencia en el ámbito de los delitos económicos que se cometen en España, según se ha denunciado en el marco de la Segunda Jornada sobre Delincuencia Económica organizada por responsables del Centro de Observación del Delito Económico (CODE), del Centro de Cooperación Interbancaria, y de Experian, y que ha contado con la presencia de representantes de la Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil.

De acuerdo con la Ley de Enjuiciamiento Criminal se define como “delincuencia organizada” la asociación de tres o más personas para realizar, de forma permanente o reiterada, conductas que tengan como fin cometer determinadas actividades delictivas; durante las Jornadas se ha puesto de manifiesto la presencia cada vez mayor de estas organizaciones en los delitos económicos cometidos en nuestro país, de los que podrían ser responsables en un porcentaje cercano a un 90%.

Así la estructura de estos grupos altamente jerarquizados pasa por la especialización orientada a la eficiencia. Acorde con los expertos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en una organización típica cada función es desarrollada por grupos diferenciados y altamente especializados y que, por motivos de seguridad, raramente se conocen entre sí. La expansión internacional se desarrolla bien mediante la creación de redes propias de distribución multi-territorial, o preferentemente mediante alianzas con grupos afines en los distintos países en los que operan. La última etapa de su actividad delictiva pasa forzosamente por un último delito, el blanqueo de las ganancias obtenidas.

La usurpación de identidad ha ido incrementando paulatinamente su importancia en la comisión de delitos de carácter económico, que van desde la solicitud de créditos en entidades financieras a la adquisición de bienes muebles mediante financiación, pasando por la falsificación de productos fiduciarios.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios