ChipGate | Artículos | 26 MAR 2004

Las propuestas socialistas sobre el desarrollo de la Sociedad de la Información a examen. Dos nuevos ministerios regularían las telecomunicaciones

Santiago Roldán.
Tras el vuelco electoral del 14 de marzo, el PSOE tiene ahora la oportunidad de desarrollar el conjunto de medidas propugnadas en su programa, comenzando por la supresión del Ministerio de Ciencia y Tecnología y por la división de sus competencias entre un nuevo Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, y el rescatado Ministerio de Industria.

Aunque hasta el momento no ha sido definida la nueva estructura ministerial, Enrique Martínez, secretario de innovación y comunicación interna del Partido Socialista Obrero Español asegura que la decisión de suprimir del Ministerio de Ciencia y Tecnología responde a un doble criterio. En primer lugar, los científicos se sentirán más atendidos y las necesidades de la investigación se verían mucho mejor representadas al integrarse en la cartera de educación. Y en segundo lugar, la industria de las Tecnologías de la Información, representadas en ANIEL y Sedisi, verían atendida su reclamación de la existencia de un departamento específico que atienda los intereses sectoriales de manera más personalizada.
Desde el PSOE, “existe un compromiso por establecer objetivos compartidos, que sean asumidos socialmente para que puedan impulsarse”, afirma Enrique Martínez, secretario de innovación y comunicación interna del PSOE. Sea cual sea el camino que emprenda el nuevo ejecutivo, el desarrollo de la Sociedad de la Información se verá favorecido por un debate abierto acerca de las políticas públicas que demandan las nuevas tecnologías.
En opinión de Jordi Jané, portavoz de Convergencia i Unió en materia de Telecomunicaciones, “es muy positivo que las competencias en Universidades se incorporen administrativamente en el mismo ministerio que la Ciencia y la Tecnología, permitiendo una relación más fluida entre el mundo científico, la universidad y el Gobierno”. En Cataluña, el Gobierno de CiU ya creó el Departamento de Universidades, Investigación (I+D+i) y Sociedad de la Información para conseguir este objetivo. La actuación del Departamento presenta un balance positivo dado que no agrupa otros ámbitos de la Educación debido a sus distintas especificidades.
Desde CiU, también se defiende la recuperación de un Ministerio de Industria, con el objetivo de establecer una interlocución clara de los diferentes sectores industriales con el Gobierno y mejorar los puentes de diálogo con el sector.

La necesidad de una Ley Audiovisual
El PSOE considera necesario elaborar y aprobar una legislación para el sector audiovisual, así como desarrollar diferentes aspectos de la Ley General de Telecomunicaciones, entre los que es primordial la regulación del servicio universal y de sus formas de financiación.
Para CiU, el proyecto de Ley Audiovisual, ampliamente demandado también por el sector, debe ser un objetivo prioritario para esta nueva legislatura. La regulación de la nueva televisión digital terrestre, la creación del Consejo Superior del Audiovisual de ámbito estatal similar al Consejo Audiovisual de Catalunya (CAC) –como recuerda el portavoz de Ciu, Jordi Jané–, el papel de las televisiones públicas, en especial Radio Televisión Española, la regulación de las televisiones locales y la radio digital son algunos de los aspectos más importantes a incluir en esta nueva Ley.
En lo referente a la Ley General de Telecomunicaciones son varios los aspectos a desarrollar:
• Mejorar la transposición de las directivas con la utilización de la terminología de comunicaciones electrónicas, atendiendo a la convergencia entre los sectores de las telecomunicaciones, audiovisual y el de los propios medios de comunicación. A este respecto, Jordi Jané (CiU), señala que diversos ámbitos competenciales pueden ser asumidos directamente por las Comunidades Autónomas.
• La regulación del servicio universal, incluyendo la banda ancha y la telefonía móvil para núcleos de población y de sus formas de financiación, que deben ser mixtas.
• La creación de la Agencia de Radiocomunicaciones y la publicación de los reglamentos que desarrollen el articulado de la ley.
Desde IBM se apunta que es fundamental para el desarrollo ordenado de la Sociedad de la Información, la creación de un marco jurídico adecuado. Asimismo, para que este desarrollo sea equilibrado, deben incorporarse iniciativas públicas que posibiliten el acceso universal a las nuevas tecnologías, igualando las oportunidades de los ciudadanos.
Hasta las elecciones, el PSOE ha declarado su intención de mantener el 2005 como año de celebración del concurso que establecerá qué empresa será la prestataria de asegurar las comunicaciones básicas a todos los españoles.

Comisión del Mercado, atención al usuario y calidad de servicios
El PSOE apuesta por reforzar las funciones de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones como órgano riguroso e independiente de regulación, propugnando que este organismo agrupe y centralice diversos aspectos regulatorios. No hay duda de que el éxito de esta empresa pasará por la incorporación de una mayor representación de las Comunidades Autónomas.
CiU considera que dicho refuerzo podría producirse a través de la modificación de funciones que la actual Ley de Telecomunicaciones otorga a la Comisión, disponiendo de mayor poder como órgano inspector y sancionador.
Otro de los compromisos electorales del partido socialista es articular la defensa de los consumidores a través de la Oficina de Atención al Usuario de las Telecomunicaciones. Este organismo puede ser muy importante para realizar un seguimiento específico de las dificultades en que se encuentran los usuarios de las telecomunicaciones, del grado de satisfacción y de la calidad de los servicios.
La opinión de CiU es que deberá preverse un mecanismo ágil y efectivo de tramitación y resolución de las incidencias recogidas a través de la Oficina y la elaboración de información útil para las modificaciones legales o reglamentarias que el Gobierno deba tomar. “Esta Oficina debería presentar anualmente una memoria y establecer mecanismos de coordinación y cooperación para mejorar los mecanismos de control parlamentario y el impulso de iniciativas en este ámbito”, afirma el portavoz de CiU.
Y respecto a una posible reglamentación sobre la calidad en los servicios de telecomunicaciones, es evidente la necesidad de incrementar los estándares que las empresas suministradoras de servicios de telecomunicaciones deben garantizar a los usuarios, sean empresas o familias. “En caso de incumplimiento se deberían articular descuentos automáticos en los recibos mensuales de telefonía o Internet”, afirma Jordi Jané, portavoz de CiU, quien continúa argumentando que “todo ello debe ser objeto de reglamentación y sometido a un efectivo control por parte de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), la cual deberá medir y publicar unos índices de calidad de los servicios, de una forma rigurosa e independiente”. En este sentido, Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas, ha solicitado al PSOE que implante una reglamentación sobre la calidad de los servicios de telecomunicaciones, eso sí, teniendo en cuenta que “la Asociación dará al pró

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios