Tecnología | Noticias | 12 JUN 2019

Aruba pone de relieve los retos y oportunidades de 'edge computing'

La compañía ha presentado sus predicciones, dentro del marco de su evento anual Atmosphere 2019, de cómo será el futuro, en el próximo lustro, de la computación en el extremo.
Morten Illum, Aruba
Morten Illum, vicepresidente de Aruba para Emea, durannte Atmosphere 2019.
M. Moreno, Croacia

 

La computación en el extremo (edge computing), ha sido la protagonista de Atmosphere 2019, el evento anual de Aruba para clientes y partners que esta semana ha llevado a más de 1.700 asistentes a Croacia con motivo de su décimo aniversario. El discurso de la compañía, aplicado por Morten Illum, vicepresidente de la multinacional para Emea, pasa por un paradigma lleno de oportunidades en el que no solo se habla de tecnología, sino dnuevos modelos de negocio, y que verá su máximo esplendor en el próximo lustro.

Es cierto, tal y como ha reconocido Keerti Meljote, cofundador y presidente de Aruba, que por el momento las empresas no están consiguiendo exprimir todo el potencial de la cantidad ingente de datos que pasan por sus redes. Sin embargo, ha reseñado, “edge ayuda a definir a las empresas qué es lo que buscan, cuál es su modelo de negocio y cómo dirigir la innovación para llegar a ser organizaciones inteligentes”. Aunque, también, ha admitido, que no todas las tecnologías tienen que ir a este extremo. Si es el caso del Internet de las cosas (IoT, de sus siglas inglesas). Esta tecnología traerá más datos, pero también nuevas experiencias de usuario para todo tipo de industrias, un imperativo estratégico para Aruba.

Durante la jornada, la firma ha presentado un estudio, realizado por Fast Future, que asegura que los próximos cinco años serán críticos para las empresas que se aproximen al edge computing, ya que las nuevas tecnologías cambiarán “modelos de negocios, casos de uso y oportunidades de inversión”. Desde la experiencia el empleado hasta el liderazgo toman nombres propios como la inteligencia artificial, la nube o el propio IoT, la  empresa pone de relieve que en este periodo de tiempo, el 70% de los preguntados ya utilizará técnicas de reconocimiento biométrico, el 67% hará uso de la explotación comercial de los datos procedentes de IoT, el 63% podrá hacer ofertas personalizadas al instante y que el 55% hará cambios en su empresa impulsados por la demanda.

Esto redundará en los beneficios de las compañías, pero para ello tendrá que haber transformaciones metódicas y culturales en los procesos de las mismas.  Sobre todo en los departamentos de TI, que tendrán que hacer frente a retos de seguridad, de mejoras en la formación digital de los empleados , de negocio y de integración de las nuevas tecnologías edge con su infraestructura y cartera de aplicaciones propias. Desde la compañía han hecho una llamada a la acción para las compañías, a las que afrenta a actuar ya a riesgo de no aprovechar este tipo de oportunidades.

Para Partha Narasinham, CTO de Aruba, es imprescindible saber capitalizar todos estos retos. “Pretendemos mejorar las experiencias centrándonos en la conectividad, la seguridad y en nuestros clientes. Esto requiere, además de tecnologías de calado como la inteligencia artificial o el machine learning, de mucho aprendizaje”.

En conversación con la prensa, Morten ha indicado que una de las principales preocupaciones de Aruba es que cada usuario encuentre su foco dentro de su negocio.  “En los próximos cinco años las compañías tienen que tener claro lo que está pasando en el extremo, y el sector retail es un gran ejemplo de la oportunidad de innovar que tenemos ante nosotros: se han dado cuenta de la conexión que hay entre el mundo físico y digital, que está cambiando radicalmente las experiencias de usuario, y la están aprovechando”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios