Microsoft
SAP

Azure deja de ser la plataforma 'cloud' preferida por SAP

La compañía, que recomendaba a sus clientes usar su software de gestión empresarial S/4HANA sobre Azure, la plataforma en la nube de Microsoft, ahora anima a sus clientes a alojar el ERP donde estos quieran.

Sede SAP Alemania

El estatus de preferencia que tenía Azure, la plataforma en la nube de Microsoft, para alojar S/4HANA parece estar llegando a su fin. SAP, que ha estado recomendando el uso de su suite de ERP con Azure como parte de un acuerdo que mantenía con el gigante de Redmond, ahora anima a los clientes a ubicar S/4HANA donde quieran.

Al mismo tiempo, SAP está impulsando una nueva forma de pagar por su software: una oferta alojada basada en la suscripción que denomina ‘Rise with SAP’, que será protagonista del evento para clientes Sapphire Now que celebra el próximo mes de junio.

“En la infraestructura subyacente, Azure es un gran socio para Rise, pero hemos ampliado nuestro apoyo a los otros hiperescaladores como AWS, Google y Alicloud”, apunta Jan Gilg, presidente de SAP S/4HANA. La asociación con Microsoft sí continuará “especialmente en la capa de aplicación”.

En enero, SAP y Microsoft anunciaron planes para integrar la plataforma de colaboración Teams con las aplicaciones ERP, HR y CRM de SAP. De hecho, clientes de ambas compañías contarán esta experiencia de integración en el encuentro.

 

Proyecto Embrace

En 2019 SAP promovió el proyecto Embrace, que consistía en que la compañía promovía  arquitecturas de referencia para que los socios trasladaran sus aplicaciones a la nube, alojándolas bien con Amazon Web Services, Google Cloud Platform o Microsoft Azure. Sin embargo, en octubre de ese mismo año este proyecto se convirtió de facto en una asociación entre SAP y Microsoft: mientras que esta última acordó revender componentes de SAP Cloud Platform junto con Azure, SAP seleccionaba a Azure como su socio de nube preferido.

Pero, según ha declarado David Robinson, director general de la oficina de éxito de clientes de SAP, a Business Insider, esta relación finalizará el próximo 30 de junio, más de un año antes de lo acordado originalmente.

En la práctica, la preferencia de SAP por Azure no era tan fuerte, y la compañía siguió ayudando a sus clientes a migrar sus aplicaciones a otras nubes, según Robinson. En la misma línea reflexiona Len Riley, un responsable de la práctica de asesoramiento comercial en UpperEdge, una consultora que orienta a las empresas en la contratación de TI: “No hemos visto a SAP impulsando Azure”.

No obstante, dentro de SAP, los ejecutivos consideran que el acuerdo era unilateral en otro sentido. En su visión original del proyecto Embrace, SAP esperaba que al trabajar más estrechamente con todos los hiperescaladores para trasladar sus cargas de trabajo a la nube, tendría la oportunidad de vender otras aplicaciones y servicios a sus clientes conjuntos, según un antiguo ejecutivo de SAP. “Queríamos un asiento en la mesa”, señala. Pero la decisión de convertir a Microsoft en socio preferente fue desconcertante para este ejecutivo: “Microsoft era el jugador con el que más competíamos. Tiene Dynamics 365”.

Según éste, mientras que el personal de ventas de SAP decía a los clientes que Microsoft era su socio preferido en la nube, el personal de ventas de Microsoft intentaba apartar a los colegas de SAP de sus conversaciones con los clientes. “Se convirtió en una batalla territorial”.

En palabras de otro exdirectivo de SAP conocedor del acuerdo Embrace, lo que ocurrió es que “SAP se quedó atrás y Microsoft consiguió el control de las cuentas”. Esto, apunta el protavoz, dio a Microsoft la oportunidad de recortar la funcionalidad no esencial que ofrecía SAP, como CRM o HCM.

 

Reafirmar el control de los clientes

Microsoft tiene un mejor posicionamiento que SAP en la mayoría de sus clientes empresariales conjuntos, porque además de la infraestructura como servicio, también les vende software de colaboración y de escritorio, afirma Riley, de UpperEdge.

El consultor cree que la influencia de SAP sobre sus clientes se ha reducido tras la salida del anterior CEO, Bill McDermott, ahora en ServiceNow, la destitución de la coCEO Jen Morgan y la pérdida del presidente del negocio de cloud Rob Enslin, que ahora desempeña un papel similar en Google. “El poder que tenía McDermott para, literalmente, levantar el teléfono y hablar con las cúpulas de dirección de las compañías era automático”.

Con el lanzamiento de Rise with SAP, la oferta alojada basada en suscripción que se puede presentar directamente al director general, “creo que quieren intentar restablecer el control de la cuenta”, añade.

En la práctica, sin embargo, el modelo de software empresarial como 'servicio todo en uno', del que es pionero Salesforce, es más probable que atraiga a los clientes del mercado medio, agrega. “A nivel empresarial, donde busca tener relaciones directas con los hiperescaladores y gestionar el soporte de la aplicación internamente o a través de un socio (un TCS o un Cognizant) creo que SAP va a tener dificultades para entrar en este mercado con Rise”.

 



Revista Digital

Revista Digital junio

Próximo Webinar

Contenido Destacado

Entrevistas

Accelerate Digital Now

Be Data Ready

Modern Data Experience

ciberseguridad Protección de Datos

Communications Platform for Business

Partnerzones IDG
Especiales IDG:
Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Ya disponible en IDG Research: