Tecnología | Noticias | 28 SEP 2018

Benioff defiende el “uso ético y humano de la tecnología”

Tags: Salesforce
En el discurso que el cofundador de Salesforce realizó en el gran evento anual de la empresa de CRM, Dreamforce, el binomio ética-tecnología fue un claro protagonista.
marc benioff dreamforce 2018
Marc Benioff, CEO de Salesforce.
Redacción /Scott Carey

Para Salesforce la ética importa en el uso de la tecnología. Así lo quiso hacer ver Marc Benioff, cofundador y CEO de la compañía, en su discurso inaugural de Dreamforce, el evento que la empresa celebra estos días en San Francisco. Prueba de ello es que la firma está actualmente en proceso de búsqueda de un responsable para su oficina de uso ético y humano de la tecnología, proyecto del que actualmente se ocupa Tony Prophet, director de Igualdad en la compañía.

En su charla, Benioff habló durante 20 minutos sobre los valores de su empresa y la importancia del “uso ético y humano de la tecnología”. El directivo se dirigió directamente a la cámara (en lugar de su práctica habitual de caminar por la sala mientras habla) y afirmó: “Este es un momento muy importante para el mundo, todos lo sabemos. Es un momento en el que estamos tomando medidas personales para cambiar el mundo y sabemos que no dependemos de nuestros líderes de gobierno o incluso de nuestros líderes de ONG o de nuestros líderes empresariales. Nos estamos uniendo”.

“Podemos tener una conversación estructurada no sólo con nuestros propios empleados de manera miope, sino también con los asesores, partidarios, expertos, filósofos y todos los que sean necesarios para preguntarnos si lo que estamos haciendo hoy en día es ético y humano. Todos vamos a tener que hacer esa pregunta en la industria de la tecnología y será mejor que todas las empresas y directivos estén preparados para responder a esa pregunta a través de sus valores”, añadió, con un estridente aplauso por parte de la audiencia.
 

Una posición controvertida

Muchos pueden pensar que es curioso que Benioff hable de los valores del uso “humano” de la tecnología mientras su compañía se niega a romper los vínculos que tiene con la Agencia Estadounidense de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), que se ha asociado con la fuerte agenda contra la inmigración del presidente Donald Trump.

El pasado mes de julio se publicó una carta abierta sobre el tema, que fue firmada por 32 clientes de Salesforce: "La semana pasada, una de las firmas de consultoría y administración más grandes del mundo cortó lazos con ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos). McKinsey and Company demostró lo fácil que es mantenerse fiel a sus valores. El contrato de McKinsey no se ocupaba directamente de la aplicación de la ley de inmigración, pero, aun así, la compañía adoptó una postura que dice que ‘bajo ninguna circunstancia se comprometerá en ningún trabajo, en ningún lugar del mundo, que promueva o ayude a políticas que estén en desacuerdo con nuestros valores’. Mientras tanto, el CEO de Salesforce, Marc Benioff, ha afirmado que dado que el contrato de la compañía con CBP no trata directamente con las actividades en la frontera entre EE.UU. y México, Salesforce no abandonará su contrato".

En ese momento, Benioff respondió diciendo que se oponía a la práctica “inmoral" de separar a las familias en la frontera, pero sostuvo que Salesforce no trabaja con CBP "en lo que respecta a la separación de las familias".

En el propio Dreamforce, los activistas de los derechos de inmigración construyeron una jaula fuera del Centro Moscone, donde se celebra el evento, con un letrero que decía "centro de detención impulsado por Salesforce", con el objetivo de protestar por el contrato que mantiene la compañía con la agencia.


 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios