Hiperconvergencia

Claves para invertir en infraestructura hiperconvergente

La compra de infraestructura hiperconvergente (HCI, sus siglas en inglés) comienza con cuestiones como si conviene elegir un software frente a un dispositivo, cuál es la escalabilidad de la tecnología elegida, qué capacidades de orquestación requiere y cuál es su compatibilidad con la nube.

inversión

El centro de datos tradicional se basa en una infraestructura de tres niveles con bloques diferenciados de recursos de computación, almacenamiento y red asignados para soportar aplicaciones específicas. En una infraestructura hiperconvergente (HCI), los tres niveles se combinan en un único bloque de construcción llamado nodo. Varios nodos pueden agruparse para formar un conjunto de recursos que pueden gestionarse mediante una capa de software.

En lugar de un servidor con 50 núcleos, 128 GB de RAM y 1 TB de almacenamiento, puede tener 500 núcleos con 1,2 TB de RAM y 10 TB de almacenamiento en 10 nodos, presentados como un conjunto de recursos para mezclar y combinar en servicios que ofrezcan las características de rendimiento específicas y los recursos de back-end necesarios para el trabajo en cuestión. La configuración puede realizarse sobre la marcha, a través de una interfaz de fácil acceso que le permite construir o escalar su solución.

El resultado es que se obtiene una mejor utilización, lo que elimina la necesidad de sobreaprovisionamiento y permite un mejor coste total de propiedad (TCO). En comparación con la arquitectura tradicional de tres niveles, la HCI también suele ser más compacta y consume menos energía.

Parte del atractivo de la HCI es que combina el almacenamiento, la informática y la red en un único sistema para reducir la complejidad y agilizar las implantaciones en los centros de datos, las filiales remotas y las ubicaciones periféricas. Pero hay que tener cuidado: un enfoque modular y agrupado puede proporcionar simplicidad a expensas de la capacidad de configuración. Es importante, a la hora de elegir una plataforma, tener en cuenta cuestiones como la compatibilidad con la infraestructura heredada, las limitaciones de escalabilidad y la compatibilidad con las conexiones en la nube. Esta guía ayudará a los compradores de tecnología de hiperconvergencia en su proceso de decisión y proporcionará preguntas clave para los posibles proveedores.

 

¿’Appliance’ o software?

Su enfoque de la hiperconvergencia estará ligado a su inversión actual, así como a sus planes futuros. ¿Va a comprar todo el equipo nuevo o necesita aprovechar la infraestructura existente? ¿Tiene requisitos especiales de carga de trabajo que abordar?

Las empresas que desean invertir en HCI deben responder a muchas preguntas, ya sea internamente o en conversaciones con proveedores o consultores externos. Una de las primeras decisiones que hay que tomar es el factor de forma: ¿desea un dispositivo HCI o una solución basada en software agnóstica al hardware?

Un dispositivo hiperconvergente proporcionará nodos preconfigurados de recursos informáticos, de almacenamiento y de red, empaquetados en su propio chasis. Algunos de los principales proveedores que venden HCI como dispositivo son Cisco (Hyperflex), Dell EMC (VxRail), HPE (SimpliVity), Scale Computing (HC3), Pivot3 (Acuity) y NetApp (NetApp HCI).

Cada nodo HCI incluye recursos informáticos, de almacenamiento y de red: los nodos agrupados son los bloques de construcción de la infraestructura. Los compradores pueden realizar determinadas selecciones de configuración: por ejemplo, pueden adquirir nodos configurados con todas las unidades SSD de alto rendimiento o elegir GPU para satisfacer los requisitos de cargas de trabajo específicas. Ampliar la capacidad es tan sencillo como añadir nodos adicionales al dispositivo. Una vez que forme parte del dispositivo, podrá ensamblar lógicamente sistemas para sus características de rendimiento específicas a través de la capa de software de orquestación.

Una de las ventajas de los dispositivos es que permiten elegir un hardware totalmente integrado y ajustado al rendimiento nada más sacarlo de la caja. Conéctelos, enciéndalos y despliéguelos según sus necesidades. Para crecer, se añaden más bloques de construcción al dispositivo para aumentar el conjunto. El proveedor del dispositivo asume la responsabilidad de asegurarse de que todas las actualizaciones y parches de software y firmware han sido probados y certificados antes de su despliegue, lo que alivia la carga de su personal de tener que rastrear y probar a través de múltiples proveedores. Las desventajas de este enfoque pueden ser la dependencia del proveedor y la dificultad para integrar los componentes existentes del centro de datos.

Si ya dispone de una infraestructura de tres niveles que desea seguir utilizando, puede considerar un enfoque basado en software, disponible en proveedores como Nutanix (AOS) y VMware (vSAN). Para ello es necesario obtener la licencia de un conjunto de aplicaciones que proporcionan un hipervisor, un software de gestión del almacenamiento, de gestión de la red y de orquestación para aprovisionar y gestionar sus componentes de servidor, almacenamiento y red. Este enfoque es agnóstico en cuanto al hardware; puede utilizar cualquier hardware siempre que cumpla los requisitos de revisión del firmware del conjunto de software HCI y no sea tan antiguo que el software ya no lo admita.

Un enfoque de software le permite elegir y mantener el hardware que desee de los proveedores que desee, creando un entorno verdaderamente heterogéneo. La desventaja es que hay que tratar con varios proveedores para obtener asistencia, lo que hace que el equipo de TI tenga una mayor responsabilidad a la hora de resolver problemas de integración, seguir los errores y coordinar los parches.

 

Escalabilidad de la HCI

Los bloques de construcción de HCI son nodos de capacidad de computación, almacenamiento y red que utilizan la virtualización para la configuración y una capa de orquestación para permitir que los administradores los gestionen como un único conjunto de recursos. Es importante conocer los requisitos mínimos y el tamaño máximo de estos bloques de construcción para calibrar el coste del crecimiento futuro.

Por ejemplo, la HCI suele requerir que, para hacer crecer el pool de almacenamiento, se añadan nodos con capacidades de computación y red. Algunos nodos están limitados a un tipo específico de almacenamiento (HDD frente a SSD, por ejemplo). Si quisiera añadir almacenamiento conectado a la red (NAS) o una red de área de almacenamiento (SAN), no podría gestionarlos en la capa de orquestación y tendría que conectarlos individualmente a los servidores virtuales que cree.

Cuando se piensa en escalar el almacenamiento, es posible que no se quiera añadir CPU y puertos de red adicionales. Algunos proveedores de soluciones de dispositivos o de software admiten la HCI desagregada, que permite añadir dispositivos de almacenamiento externos, como una SAN, para que pueda aumentar la capacidad de almacenamiento por separado de la informática. Esto es importante si se prevé que ambos crezcan en proporciones muy diferentes o si hay características especiales de rendimiento que se deben tener en cuenta (bases de datos, por ejemplo).

Otro problema de escalabilidad es la sobrecarga. Las capas de software que abstraen el hardware y permiten que la HCI funcione deben tenerse en cuenta a la hora de planificar la capacidad y la expansión. Pregunte a su proveedor cuántos gastos generales debe tener en cuenta.

Además, asegúrese de conocer los límites máximos de capacidad del software de orquestación. ¿Llegará a un punto en el que no pueda seguir ampliando y se vea obligado a crear un nuevo conjunto de infraestructuras? En esas circunstancias, se verá obligado a gestionar las infraestructuras por separado y perderá algunas de las ventajas de la hiperconvergencia, como la protección de datos y las migraciones de servidores en vivo. Averigüe si podrá mover servicios entre los dos pools o si tendrá que tratarlos como centros de datos separados

Por último, ¿cuáles son las limitaciones de su grupo de licencias? ¿Cuánto puede crecer su HCI antes de tener que volver a extender el siguiente cheque? Anticiparse a los costes adicionales de las licencias y comprenderlos plenamente es fundamental para entender el TCO. 

 

Orquestación e interoperabilidad de la HCI 

Una consideración importante de la HCI es si la capa de orquestación del proveedor puede soportar la complejidad que conlleva un hardware configurado de forma dispar

Pregunte a sus proveedores: ¿podrá el software de orquestación mezclar bloques de construcción de tamaños dispares (por ejemplo, servidores con diferentes recuentos de núcleos y capacidad de RAM, diferentes tamaños de disco y tipos de tecnologías de almacenamiento)? ¿O todos los bloques de construcción tienen que tener la misma configuración para ser añadidos a la HCI? Si quiere incorporar algún recurso heredado, ¿tendrá que actualizarlo (o rebajarlo) antes de que pueda formar parte de su grupo de HCI? Si tiene que comprar más memoria RAM o almacenamiento para su equipo actual, esto aumentará los gastos.

Entender cómo ve la capa de orquestación los equipos puede suponer una gran diferencia a la hora de migrar a una HCI. ¿Podrá la HCI sondear la red e incorporar fácilmente los equipos existentes al conjunto de recursos? Puede ser muy laborioso si tiene que mover las aplicaciones existentes antes de poder añadir la infraestructura de las aplicaciones al pool de HCI. Prepárese para un trabajo extenso y potencialmente disruptivo si tiene que pasar por un proceso de traslado de los servicios existentes, y luego reiniciar y reestructurar su hardware subyacente en bloques de construcción antes de que la HCI pueda utilizarlos. 

La dependencia del proveedor también puede ser un problema. ¿Permite la solución añadir componentes de hardware de cualquier proveedor? Al abstraer el hardware físico y colocarlo en una HCI, necesita saber si puede añadir cualquier equipo, tanto heredado como nuevo. Esto le permite expandirse cuando lo necesite y evitar estar atado a un proveedor específico. Incluso si opta por la ruta de los dispositivos, es posible que desee incorporar sistemas heredados que se adquieren fuera del dispositivo. Debe saber si puede seguir utilizando los equipos adquiridos a otros proveedores o si está atado a una solución específica y propietaria de un proveedor. 

¿Qué plataforma de hipervisor utilizará su solución HCI? Las soluciones propietarias hacen probable que tenga que comprar futuros bloques de construcción del mismo proveedor. Esto podría ser deseable, ya que le proporciona una fuente de contacto cuando necesite asistencia, pero también le pone a merced de ese proveedor en cuanto a la disponibilidad de equipos y actualizaciones de software. Muchos proveedores utilizan una plataforma común, como VMware o Nutanix AHV, pero normalmente no se puede mezclar y combinar en el mismo HCI, por lo que un dispositivo con un hipervisor personalizado puede ser un problema. 

¿Tiene requisitos especiales de periféricos? ¿Depende de GPU, sensores especiales u otros tipos de hardware? Asegúrese de saber si puede construir nodos personalizados y si podrá gestionar cualquier personalización dentro de la HCI o si tendrá que construir algo fuera de la infraestructura para soportarla. 

 

Características de la hiperconvergencia sobre las que preguntar 

A la hora de evaluar las plataformas HCI y sopesar las prioridades de inversión, he aquí algunas áreas en las que hay que profundizar.

 

¿Habla el HCI de forma nativa con los servicios de la nube pública?

Si necesita ampliar rápidamente los servicios para un evento empresarial breve (por ejemplo, si gestiona un sitio de comercio electrónico y necesita servidores web adicionales para un evento especial), ¿puede ampliar la capacidad en la nube o tendrá que sobreaprovisionarse dentro del HCI para soportar los picos empresariales? ¿Su capa de orquestación podrá tratar los recursos de la nube pública como si fueran un nodo más del HCI? Disponer de un acceso sin fisuras a la nube le permitirá aumentar y reducir rápidamente la capacidad sin el costoso y lento (y potencialmente perturbador) proceso de apagar los servicios y migrarlos manualmente. Algunos proveedores de nubes públicas han trabajado para agilizar la integración entre las plataformas HCI y la nube. 

 

¿Cuáles son las redundancias incorporadas y las funciones de recuperación de desastres?

¿Necesitará proporcionar bloques de construcción adicionales y duplicar el hardware para la redundancia? ¿Puede utilizar los recursos de la nube para esta aplicación? ¿Sus datos se dividirán automáticamente en varios nodos o tendrá que añadir software adicional para que esto ocurra? La integración de un HCI con un servicio en la nube puede proporcionar un lugar para que los datos se almacenen de forma segura fuera de las instalaciones en caso de desastre. Ser capaz de replicar sus servicios en la nube y luego activarlos en caso de desastre reducirá drásticamente sus objetivos de tiempo de recuperación (RTO).


¿Pueden funcionar los dispositivos de copia de seguridad o SaaS dentro de su HCI?

Probablemente ya esté utilizando algún sistema para realizar copias de seguridad de su centro de datos. ¿Podrá adjuntar un robot de cinta a un nodo y tenerlo visible a través de la capa de orquestación para poder ejecutar un sistema de copia de seguridad para escribir en cinta si lo necesita? 

¿Qué soporte de copia de seguridad/recuperación está integrado en su entorno HCI si desea utilizar un producto basado en SaaS como Druva o Veeam? ¿Puede conectar un dispositivo de copia de seguridad de proveedores como Commvault, Rubrik o Cohesity? Esto se está convirtiendo en una característica más común, donde la copia de seguridad en la nube se ve como otro nivel de almacenamiento en el HCI. El sistema de copia de seguridad se ejecuta como un dispositivo virtual en su HCI y habla directamente con la nube. 

 

¿Qué funciones adicionales de almacenamiento están integradas en la HCI? 

Algunas plataformas de HCI proporcionan herramientas que gestionan la deduplicación de datos para conservar el espacio de almacenamiento o el cifrado (en tránsito y en reposo) mientras sus datos viajan por la red para la seguridad y el cumplimiento. Puede ser que se necesiten herramientas separadas para realizar tareas como las instantáneas periódicas de sus servicios para una rápida recuperación en caso de problema. Asegúrese de que está claro qué funciones son estándar y cuáles requieren herramientas adicionales. 

 

¿Cómo se gestionan los requisitos específicos de alto rendimiento?

El metal desnudo es más rápido que el HCI, ya que elimina todas las capas de abstracción que añaden una posible sobrecarga al acceso al procesador y al almacenamiento. Pero el bare metal no puede ser soportado en una HCI, ya que no se puede controlar el hardware si no está ejecutando el software de la capa de abstracción. Por eso ha sido habitual ver que los grandes servidores de bases de datos con grandes requisitos de rendimiento, por ejemplo, se quedan fuera de una HCI. La desagregación está empezando a resolver algunos de estos problemas al permitir el almacenamiento independiente, como una SAN, en su HCI, además de permitir a las empresas incorporar bloques de construcción de hardware especiales, como las GPU, para aumentar el rendimiento de aplicaciones específicas.

 

¿Cómo funcionará el soporte del producto? 

Cuando se adquiere un dispositivo, ¿se llama a un único proveedor para el soporte de hardware y a otro diferente para el soporte de hipervisor u orquestación? Contar con un soporte que pueda examinar su problema de forma holística aportará una resolución más rápida, y no hay nada más frustrante que tener a varios proveedores señalándose unos a otros para resolver un problema. 

Las vulnerabilidades de día cero se están convirtiendo en algo habitual, y ponen en riesgo a toda la empresa. Debería averiguar cómo sus proveedores de HCI realizan el seguimiento de estos problemas y con qué rapidez proporcionan actualizaciones probadas a sus clientes. 

¿Puede actualizar los componentes de su HCI en calendarios separados o tiene que actualizar todo al mismo tiempo? Puede ser ventajoso parchear una parte de la infraestructura y probarla para detectar problemas antes de realizar una actualización completa. A veces es necesario realizar actualizaciones masivas en toda la infraestructura, pero a menudo son perjudiciales. 

La creación de un entorno HCI tiene muchas ventajas. Podrá satisfacer rápidamente sus necesidades de servidores utilizando herramientas conocidas, reducir el tiempo que se tarda en poner en línea las aplicaciones y facilitar los requisitos de mantenimiento. Pero permitir la flexibilidad por adelantado no debería añadir complejidad en el extremo posterior. Asegúrese de que la infraestructura hiperconvergente en la que invierte servirá para satisfacer las necesidades de sus aplicaciones hoy y a medida que crezca en el futuro.




 



Revista Digital

40 Aniversario Computerworld

web 40 años computerworld Tendencias

Próximos Webinars

Be Data Ready

banner commvault

Communications Platform for Business

Partnerzones IDG
Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Ya disponible en IDG Research: