Cómo crear un entorno digital seguro que haga avanzar la empresa con SD-WAN

Uno de los principales retos a los que se enfrentan las organizaciones en 2023 es el de establecer accesos seguros y transparentes para todos los empleados, independientemente de su ubicación geográfica o del dispositivo que usen. Una SD-WAN segura es la respuesta.

sd wan

El alto potencial que ofrece la arquitectura SD WAN (red de área extensa definida por software) ha llevado a las organizaciones de todo el mundo a acelerar su adopción. Mejor productividad, reducción de costes o experiencias de conectividad excelentes y sólidas para los empleados allá donde estén. Los beneficios son múltiples. Tanto es así que, según previsiones de Gartner, la demanda de SD-WAN a nivel mundial seguirá aumentando y lo hará a una tasa anual del 14%, como mínimo hasta 2026.

A pesar de este exponencial crecimiento, esta tecnología se enfrenta a importantes desafíos como el de establecer accesos seguros y transparentes para todos los empleados, independientemente de su ubicación geográfica o del dispositivo que usen. Y es aquí donde entra en juego un nuevo acrónimo acuñado por la consultora tecnológica que hace referencia a un marco transformacional de servicios de seguridad en el que convergen la seguridad basada en la nube y la de red. Hablamos de SASE (Secure Access Service Edge), una tecnología muy útil para quienes necesitan proteger datos importantes que están distribuidos en diversas plataformas de la nube.

Tanto es así que, según Gartner, para el año 2025 al menos el 50% de las instalaciones nuevas o actualizadas de WAN empresarial para el borde de la red utilizarán tecnología SASE, un porcentaje que era de menos del 5% en 2020.

En este contexto, las organizaciones tienen que tomar la decisión de adquirir e instalar sus propias soluciones de SD-WAN seguras o dejar la gestión de esta tecnología en manos de un proveedor. Pero más importante aún es asegurarse de no perder el tren tecnológico, sobre todo teniendo en cuenta que las empresas más punteras ya cuentan con enfoques nuevos en términos de seguridad de red.

 

Un 2023 lleno de retos

A lo largo del presente año, las empresas tendrán que afrontar diversos retos relacionados con su enfoque en cuanto a redes y seguridad. Según la firma de análisis IDC, estos retos supondrán una “avalancha de cambios”. No soplan vientos favorables para la economía y tanto las fuerzas geopolíticas como las sociales parecen confabularse para echar por tierra los planes de transformación digital, ya de por sí mermados por la Covid-19.  

Además, los departamentos informáticos se enfrentan a la escasez de profesionales cualificados y tendrán que lidiar con un perímetro de red cada vez más fluido. Nunca se había producido una exposición tan alta a riesgos de ciberseguridad. Por eso es importante preguntarse cuál es el precio de no contar con un marco de seguridad que proteja toda la red. Según la compañía IBM, el coste medio de las brechas de seguridad en 2022 fue de 4,35 millones de dólares. “Una SD-WAN segura es básica para ayudar a los CIO a gestionar la incertidumbre y las problemáticas actuales y para proteger las infraestructuras digitales que sustentan y hacen avanzar a las empresas”, explica Joan Monrabá, director general de Colt España.

Pero esto no se da por arte de magia; hay que tomar ciertas medidas. Las empresas que ya están concienciadas de la importancia de la SD-WAN y de SASE, y se han propuesto adoptar dichas tecnologías, no pueden arriesgarse a depender de inversiones obsoletas. Las SD-WAN tienen que evolucionar y desarrollarse para ofrecer un conjunto de funciones más integradas. Será necesario que las soluciones de red y de seguridad converjan a un nivel más profundo para ayudar a las organizaciones a cumplir con sus responsabilidades normativas y con los criterios de ESG (Enviroment, Social and Governance), de modo que puedan ofrecer a su personal recursos con los que incrementar la productividad y sean capaces de competir en el ecosistema digital con más garantías.

En esta línea, la última solución Gateway SASE de Colt consta de una tecnología SASE integrada que combina las SD-WAN con características de borde de servicios de seguridad (SSE). La solución se ha diseñado pensando en empresas que operan a nivel mundial y se basa en Versa SASE y Versa Secure Web Gateway, brindando a las compañías protección contra el malware y otras amenazas, y proporcionando información al instante para la gestión de políticas. Además, también ayuda a mitigar las dificultades del usuario final a la hora de acceder de forma segura a aplicaciones basadas en la nube. 

 

La importancia de contar con un buen socio

Según una encuesta reciente del Metro Ethernet Forum (MEF) en la que analiza entornos SD-WAN y SASE, el mayor reto a la hora de implantar estas tecnologías radica en lo complejo que resulta gestionar y operar soluciones de varios proveedores. También se pusieron de relieve los problemas derivados de la integración de las opciones de seguridad y las definiciones de la GNS de “extremo a extremo”.

La implantación de una estructura que de verdad sirva de impulso a la empresa requiere de la estrecha colaboración entre los distintos socios. A los CIO y a los administradores de redes les conviene dejar estos procesos tan complejos en manos de otros para poder centrarse en lo que mejor saben hacer: emplear la tecnología para añadir valor a sus organizaciones.  

La SD-WAN segura se puede implantar de muchas formas distintas y ofrece todo un mundo de ventajas. Aun así, no es deseable que la gestión de todas esas opciones frene los objetivos comerciales que llevan a las compañías a servirse de estos mismos recursos. Por eso, trabajar con un solo punto de contacto y con un socio que sepa cómo orientar a la organización, ayudará a los responsables de sistemas a olvidar ciertas complicaciones.

 

El futuro de SD WAN

Gracias a tecnologías como la Inteligencia Artificial o el Análisis Avanzado, las SD-WAN harán posible que la gestión esté más centralizada, con lo cual los administradores podrán sacarles el máximo partido a los recursos de red. Podrán ajustar desde una misma plataforma el enrutamiento del tráfico, el rendimiento de las aplicaciones y la seguridad. Los departamentos informáticos tendrán mayor capacidad de reacción ante las necesidades de los empleados o los imperativos empresariales.

La nueva generación de SD-WAN y SASE proporcionará una visión más profunda de la red y ofrecerá una información más completa del rendimiento de la red y de las aplicaciones. La posibilidad de analizar con más detalle lo que pasa a nivel de aplicación será fundamental para poder abordar los problemas en cuanto se presenten y no cuando ya hayan causado estragos.

A partir de unos análisis más inteligentes, la SD-WAN podrá enviar alertas y recomendaciones inteligentes para que el funcionamiento de la red sea óptimo. Se podrán evaluar de forma automática las repercusiones que determinados eventos puedan tener para la red, para el rendimiento de las aplicaciones o para la seguridad.

Gracias al análisis estadístico automatizado, el proceso de planificación de capacidades también será mucho más sencillo. Será más fácil conectar una combinación compleja de puntos finales, como por ejemplo sucursales, data centres, plataformas de nube pública o aplicaciones de SaaS. Según Monrabá, “estamos en los albores de un enfoque mucho más convergente a la hora de combinar el uso de la SD-WAN y el SASE. No obstante, esto obligará a los CIO a buscar una forma de abordar las complejidades asociadas, sobre todo si pensamos en los malabarismos que ya tienen que hacer para gestionar soluciones provenientes de varios proveedores”.

En definitiva, 2023 es el año en el que podrás llevar tu red a otro nivel. Esto es todo lo que tienes que saber sobre las SD WAN seguras.

 

Puede descargar el whitepaper aquí

Contenido ofrecido por Colt



Contenido Patrocinado

Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?

 

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital