Tecnología | Noticias | 13 MAY 2019

¿Cómo se puede extraer valor del almacenamiento secundario?

Una buena gestión de la información es clave en la economía de los datos. Y hablamos de todos los datos, también los secundarios, que suelen estar dispersos en silos donde es imposible localizarlos y extraer valor de ellos. Sobre este desafío se ahondó en un debate organizado por ComputerWorld.
foto debate cohesity
Esther Macías

La información es poder y, en pleno auge de la economía de los datos, controlar ésta otorga más poder que nunca. Gestionar los datos de forma organizada, con un gobierno detrás y poder extraer partido de estos en todo momento dondequiera que estén almacenados es una obligación para toda empresa u organismo que se precie. Y hablamos de todos los datos, no solo los primarios, sino también los secundarios, que, por lo general, suelen sufrir una fragmentación masiva, al estar divididos en silos donde es imposible localizarlos si se los necesita.

Sobre esta problemática y acerca de cuál es la clave para administrar y explotar de la manera correcta la información se profundizó en un debate organizado por ComputerWorld con la colaboración de la compañía Cohesity. María José Marzal, directora de la publicación, arrancó el encuentro recordando la complejidad existente en la operación del almacenamiento secundario e hizo mención a un estudio realizado por Vanson Bourne que indica que el 80% de los datos que tiene una organización son precisamente secundarios.

Sobre los resultados de este informe, elaborado para Cohesity, ahondó César Cidraque, responsable para la compañía en Iberia, que afirmó que precisamente estos datos, hasta ahora relegados al olvido en las organizaciones, están acaparando cada vez más valor. “En la actualidad, el 80% del negocio se hace gracias al 20% de datos primarios que manejan las organizaciones, pero esto va a cambiar. Se prevé que el 80% del negocio en un futuro próximo surja de la explotación de los datos secundarios”.

Todas las empresas y organismos deben hacerse la siguiente pregunta, según Cidraque: “¿Los datos que tenemos son petróleo o son amianto?”. Porque, espetó el experto, la realidad es que la mayor parte de compañías lo desconocen. “Lo que sí sabemos es que tenemos que hacer algo con el almacenamiento secundario, que crece de forma exponencial y del que se puede sacar más provecho identificando qué datos pueden generar negocio”.

 

El problema de la fragmentación masiva

En general, añadió el directivo, el almacenamiento secundario está fragmentado en silos en función del tipo de datos: backup, gestión de ficheros, almacenamiento de objetos, cloud… Y, además, en cada silo se tienen dos o tres proveedores de soluciones de almacenamiento de media. “Las empresas se enfrentan, además, a que tienen el mismo dato entre seis y ocho sitios distintos. El tema es: ¿quién paga esto? Porque los costes de adquisición y la complejidad de administrar todos estos sistemas de almacenamiento suponen un problema”.

Para Cidraque, más que un tema de falta de gobierno del dato –aspecto que resaltaron muchos participantes en el debate– se trata de un asunto de obsolescencia de la arquitectura tecnológica. “La arquitectura que existía hasta la fecha exigía estos silos. Un símil sería cuando antes usábamos por un lado el teléfono, por otro la cámara y por otro la grabadora. Ahora estas funciones se han unificado en el smartphone”. Según el portavoz, lo que Cohesity persigue con su plataforma es esto precisamente: resolver el problema de la fragmentación masiva de datos con una sola plataforma capaz de ofrecer diferentes funcionalidades para manejar el dato. una tecnología que, señaló, permite ahorros de hasta un 60% de media en costes de adquisición y un 75% en costes de administración y operación. “Nuestro fundador es un exGoogle y nuestra tecnología está pensada para poder buscar la información como lo hace el buscador”.

 

Cobertura completa del encuentro en el próximo número de ComputerWorld

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios