Blockchain
Ucrania

Cómo se utilizan las criptomonedas para canalizar dinero a Ucrania

Bitcoin, Ethereum y otras criptomonedas se están utilizando para canalizar dinero a causas ucranianas, ya que son más rápidas, más baratas y, en cierto modo, más seguras que el envío de dinero en efectivo. Hasta ahora, se han enviado más de 63 millones de dólares.

Bonatti Compliance

El Bitcoin, el Ethereum y otras criptodivisas, a menudo tachadas de herramientas para actividades ilícitas, se han convertido en una especie de salvavidas para los ucranianos, ya que los donantes han utilizado los tokens digitales para financiar diversas causas relacionadas con la guerra.

Más de 120.000 donaciones de criptoactivos por un total de más de 63,8 millones de dólares se han canalizado a Ucrania desde el inicio de la invasión rusa, según Elliptic, una empresa de análisis de blockchain.

"Eso va a superar los 100 millones de dólares, pronto. Es una cantidad importante de dinero. Hasta la otra semana, es más de lo que ha dado la ONU", dijo Alex Gladstein, director de estrategia de The Human Rights Foundation.

Las donaciones en criptodivisas cumplen varios objetivos: evitan las elevadas comisiones que cobran las redes financieras tradicionales, las transferencias son casi instantáneas y los tokens digitales son móviles: cualquiera puede donarlos y su propietario puede acceder a ellos independientemente de su ubicación.

"Hay cerca de dos millones de ucranianos que han huido a Europa y a otros países, y tuvieron que hacerlo con bastante rapidez", dijo Gladstein. "Piensa en una familia de clase media. Probablemente tenga algunas acciones y posea una casa o parte de ella. No puedes llevar nada de eso contigo". Ucrania es el cuarto país más amigable con las criptomonedas en el mundo en términos de propiedad per cápita, por lo que los que huyeron probablemente fueron capaces de aprovechar un activo que podría simplemente ir con ellos.

"Ucrania también es un enorme centro tecnológico y un país donde la moneda local tiene historia de devaluación y colapso", continuó Gladstein. "La otra razón es que el gobierno quiere usar el cripto para recaudar dinero para la guerra contra Rusia. Tradicionalmente, eso se ha hecho a través de esquemas de bonos o transferencias de gobierno a gobierno. Ahora, a través del bitcoin, cualquier persona de cualquier lugar puede donar a la causa ucraniana."

Gladstein calificó a la población ucraniana de "conocedora de las tecnologías de la información y de la movilidad". Debido a su perspicacia tecnológica y a la adopción de la criptomoneda, está desempeñando un papel importante en la canalización de fondos a través de las fronteras, dijo Gladstein.

 

El Bitcoin, herramienta humanitaria

"Nunca antes en la historia hemos tenido un activo así. Es como el oro. Puedes tener tus ahorros en algo donde sólo tienes que memorizar o escribir en papel la clave privada, y eso es realmente poderoso", dijo Gladstein. "He entrevistado a muchas personas de Argentina y Afganistán que han salido de su país con su valor gracias al poder del Bitcoin. Es una tremenda herramienta humanitaria".

De hecho, con el crecimiento del uso legítimo de la criptodivisa superando con creces el crecimiento del uso delictivo, la cuota de la actividad ilícita en el volumen de transacciones de criptodivisas nunca ha sido tan baja, según Chainanalysis, un proveedor de datos, servicios e investigación de blockchain.

Las transacciones que implican direcciones ilícitas representaron sólo el 0,15% de todas las transacciones de criptomonedas, según Chainanalysis.

Las donaciones en criptodivisas que se realizan en Ucrania van directamente al gobierno, a las organizaciones no gubernamentales (ONG), a las organizaciones benéficas o a los ciudadanos, y eso ahorra un 30% en gastos generales y un 15% adicional en las tasas de conciliación que normalmente cobran las redes financieras tradicionales y las organizaciones benéficas, dijo Avivah Litan, un distinguido analista y vicepresidente de la firma de investigación Gartner.

"Creo que es importante disipar la idea que tienen algunos de que el blockchain es sólo para delincuentes y actividades ilícitas", dijo Litan.

Donar al monedero digital de una organización o de un ciudadano ucraniano también puede ser mucho más sencillo que el de una cuenta bancaria tradicional, señaló Litan. Por ejemplo, si un ciudadano u organización ucraniana quisiera hacerlo, podría simplemente mostrar un código QR en una pancarta o cartel.

"Si lo fotografiaran, tendrían una dirección de blockchain a la que enviar dinero", dijo Litan. "Ese potencial está aquí para Ucrania". La Fundación de Derechos Humanos ha publicado una lista de organizaciones legítimas a las que los donantes pueden enviar criptodivisas.

Al igual que su población, el gobierno ucraniano también es una de las organizaciones más amigables con la criptodivisa del mundo. Ocupa el cuarto lugar mundial en el uso de criptodivisas, según Chainanalysis. Por ejemplo, el gobierno mantiene sus registros nacionales en blockchains descentralizados, la base de las criptodivisas. Como sistema de registro inmutable, o libro de contabilidad electrónico inmutable, blockchain asegura que la documentación de los crímenes de guerra de Rusia no puede ser borrada o cambiada.

El gobierno ucraniano está aceptando donaciones de Bitcoin, Ethereum, Tether y Dogecoin.

El martes, Aid for Ukraine lanzó su iniciativa para recaudar fondos de la comunidad de criptomonedas para financiar las necesidades humanitarias y ayudar a los militares de Ucrania. La organización cuenta con el apoyo del Ministerio de Transformación Digital de Ucrania, el criptointercambio FTX y Everstake, un proveedor de pruebas de participación con sede en Ucrania.

La bolsa de criptomonedas Binance ha anunciado que ha donado más de 10 millones de dólares a su Fondo de Ayuda de Emergencia de Ucrania. Binance también ha lanzado un sitio de crowdfunding de criptomonedas, llamado Fondo de Ayuda de Emergencia de Ucrania, para permitir a la gente donar criptomonedas para proporcionar ayuda de emergencia a los refugiados y los niños y para apoyar la logística sobre el terreno, como alimentos, combustible y suministros para los refugiados.

Las principales monedas digitales utilizadas para las donaciones en Ucrania son Ethereum (33,7%), Bitcoin (31,2%) y Stablecoins (17%). Las Stablecoins son monedas digitales respaldadas por dinero en efectivo, y por lo tanto son más estables que las típicas criptodivisas.

Litan ha dicho que es significativo que Ethereum, una criptomoneda menos popular que Bitcoin, sea más popular para las donaciones a Ucrania. Por un lado, Ethereum se utiliza más a menudo para comprar y vender tokens no fungibles (NFT). Los NFT son tokens digitales que representan datos, medios de comunicación o activos valiosos, como bienes inmuebles o recuerdos.

La popularidad de los NFT se ha disparado en los últimos años. El año pasado, las NFT alcanzaron los 44.000 millones de dólares en ventas.

Ethereum también ha cambiado recientemente a un algoritmo de consenso de prueba de participación (PoS) que es mucho más eficiente y computacionalmente menos exigente que el de prueba de trabajo (PoW), que sigue utilizando Bitcoin. A diferencia de PoS, los algoritmos PoW requieren cantidades masivas de electricidad de superordenadores y granjas de ordenadores para resolver complejas ecuaciones computacionales.

"Por eso el proof of work es malo para el medio ambiente", dijo Litan. "El Parlamento de la UE iba a prohibir el PoW. Y los mineros de Bitcoin siempre buscan la electricidad más barata".

La media de donaciones de criptomonedas a Ucrania es de 95 dólares, pero también ha habido algunas transacciones notables. Por ejemplo, una donación de 1,86 millones de dólares parece provenir de los ingresos de la venta de NFTs creados por Julian Assange y el artista digital Pak, según Elliptic. También se donó una NFT de CryptoPunk por valor de unos 200.000 dólares a la cuenta de Ethereum del gobierno ucraniano.

La campaña de donaciones de criptomonedas comenzó el 26 de febrero, cuando el gobierno ucraniano, las ONG y los grupos de voluntarios comenzaron a publicar peticiones de donaciones de criptoactivos. Hasta la fecha, las direcciones de Bitcoin, Ethereum, TRON, Polkadot, Dogecoin y Solana enumeradas en los tweets han representado donaciones por valor de 54,4 millones de dólares, declaró Elliptic.

También se están organizando campañas de recaudación de fondos de criptoactivos para apoyar al ejército ucraniano fuera de Ucrania. UkraineDAO es una organización autónoma descentralizada, cuyo objetivo es recaudar Ether para donarlo a Come Back Alive, según Elliptic.

Las criptomonedas, por supuesto, pueden ser volátiles y estar sujetas a cambios de valor salvajes, como sabe cualquiera que haya invertido en bitcoin o Ethereum. Así, si el dinero se convierte en Bitcoin o en otra moneda digital, podría perder valor antes de poder gastarlo. (También puede ganar valor).

 

Los estafadores se aprovechan de la soclidaridad

Los estafadores también parecen estar aprovechando la situación actual para engañar a usuarios incautos que desean donar a causas ucranianas. Elliptic ha identificado una serie de estafas fraudulentas de recaudación de fondos con criptomonedas que están en juego.

Los estafadores están utilizando las "rampas de entrada y salida" de los intercambios de criptodivisas para hacerse pasar por organizaciones humanitarias ucranianas, y en su lugar están robando a los donantes involuntarios. "Es como los ataques de phishing", explicó Litan.

Las bolsas de criptodivisas, como Coinbase y Gemini, actúan como bancos de criptodivisas, almacenando tokens digitales para los propietarios y permitiendo a los usuarios acceder a las redes de comercio.

También es probable que Rusia utilice la criptodivisa para frustrar las sanciones financieras generalizadas mediante el transporte de rublos a través de las fronteras.

"Creemos que es muy probable que las empresas y los ciudadanos rusos estén tratando de utilizar criptoactivos como el Bitcoin o la Stablecoin vinculada al dólar, como Tether (USDT), para eludir las sanciones económicas", dijo Josh Olszewicz, jefe de investigación de Valkyrie Funds, un gestor de inversiones en activos digitales.

Las naciones estadounidenses y europeas quieren que los intercambios de criptodivisas bloqueen al gobierno ruso, a los oligarcas y a otras personas que utilizan sus sistemas para mover dinero a través de las fronteras. Pero es una tarea difícil, en el mejor de los casos, dado que las redes descentralizadas prosperan en el anonimato.



Especial Sanidad

Be Data Ready

Communications Platform for Business

transformación digital Tendencias

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research