Tecnología | Noticias | 19 MAR 2020

Coronavirus Makers, tecnología al servicio sanitario

Una iniciativa sin ánimo de lucro para la construcción de material médico mediante impresión 3D cuenta ya con casi 2.000 voluntarios y diversos proyectos que pueden salvar vidas.
sistema reesistencia, coronavirus makers
Créditos: Coronavirus Makers
Carlos Palao

A estas alturas, el COVID-19 ya se ha llevado la vida de 767 personas en España. Este virus generador de afecciones respiratorias ha puesto en cuarentena a todo un país y en jaque a miles de personas (van más de 17.000 contagiados). Pese a que España se trata de un Estado puntero en materia de Sanidad, se está produciendo una saturación en los sistemas sanitarios, que no pueden atender con los recursos necesarios a todos los pacientes que lo necesiten.

Es en estas situaciones de emergencia cuando la solidaridad de las personas más se acentúa. Ejemplo de ello es el movimiento Coronavirus makers, un grupo sin ánimo de lucro que trabaja para fabricar herramientas de impresión 3D para los sanitarios que a día de hoy no pueden brindar soporte vital a personas afectadas por el COVID-19.

"No hay muchos insufladores de aire porque históricamente han sido poco requeridos"

“Se vio una oportunidad de dar nuestro poder de fabricación a la sociedad. Del nueve al 13 de este mes se juntaron varios makers, médicos, diseñadores... la idea era paliar los problemas de insuficiencia respiratoria, que es la causa  principal de muerte por coronavirus”, cuenta Overland García, coordinador de trabajo nacional de la plataforma.

Pese a que una amenaza así se podía haber previsto a principios de siglo debido al SARS, los sistemas no están preparados. La fabricación de utensilios para luchar contra afecciones respiratorias nunca fue un objetivo primordial debido a la poca cantidad de pacientes que ha existido. Ahora sí es necesario: “Se estableció el estado de alarma hace cuatro días, pero poco antes ya se vio que había saturación y que había que dar soporte vital a muchas personas que caía en problemas respiratorios. No hay muchos insufladores de aire en las UCI porque históricamente han sido poco requeridos”.

Como su propio nombre indica (make significa hacer, fabricar), el objetivo del grupo es construir para acabar con el coronavirus. Ya lo han hecho. Dentro de esta plataforma de difícil gestión (casi 2.000 voluntarios que se comunican a través de Telegram), ha surgido el Reesistencia Team, creador del prototipo “sistema Reesistenca”.

 

 

 

 

 

 

 

El sistema resistencia incorpora válvulas de control y tiene la implementación de un sistema ventilatorio Jackson Rees (motivo del nombre del equipo y el producto), en lugar de los AMBU que existen en otros proyectos.

Se trata de un sistema sencillo, barato y colectivo. Sencillo: porque han generado documentos para fabricar esas piezas. Barato: porque todo el mundo puede fabricarlo si dispone de una impresora 3D para fabricar las piezas. Colectivo: porque lo han hecho con código abierto para que cualquiera pueda acceder a ello y donarlo a los servicios sanitarios locales. “Intentamos que sea open hardware y open software. A nivel mundial. Que pueda repercutir a toda la comunidad internacional”.

El objetivo es que se beneficie todo el mundo. Pese a ello, todavía no tiene la luz verde. Desde el Ministerio de Sanidad aún no se ha dado el OK final: “Se espera que el lunes nos lo aprueben. Aunque aún estamos haciendo pruebas, creemos que nos dirán que sí”, cuenta García.

No es la única iniciativa que han llevado a cabo esta comunidad maker sin ánimo de lucro. Entre otros proyectos está un sencillo pero eficaz sistema de apertura de puertas. Para aquellas localidades donde se realizan más test médicos a domicilio han elaborado un utensilio que se pone en el picaporte. También han pensado en máscaras antisalpicaduras, una solución de acetato trasparente con una cinta impresa que evita el contacto directo, es decir, una visera de protección para que no salpique el virus. 

“Todo esto son soluciones que pensamos para toda la información que nos viene directamente de los médicos (recordemos que también participan en la iniciativa). Es un movimiento principalmente maker que solo pretende ayudar, sin ánimo de lucro”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios