Sanidad
Analítica de datos

Datos que salvan vidas

Si hay algo que la pandemia ha dejado claro es que el sector sanitario necesita, más que ninguna otra actividad, disponer de información rigurosa y fiable sobre los pacientes y los tratamientos.

sanidad

El poder del dato en plena era digital es algo ya incuestionable. En los últimos años se ha convertido en el activo estratégico más importante para las organizaciones, independientemente del sector de actividad en el que operen, convirtiéndose en una de las materias primas más codiciadas del mundo. 

Uno de los sectores en los que la gestión y el análisis de los datos es crucial es, sin lugar a duda, el sector de la salud. Sin ir más lejos, desde que la pandemia irrumpiera en las economías de todo el mundo, hemos observado como la mayoría de las decisiones que se han tomado en materia de salud han estado guiadas en base a números objetivos: incidencia acumulada, porcentaje de ocupaciones de camas UCI, tasa de vacunación…

Pero los datos desorganizados y de poca fiabilidad pueden convertirse en un obstáculo. Las organizaciones necesitan datos limpios y precisos que estén disponibles en todo momento y en cualquier lugar. Deben poder circular de manera flexible a través de todas las fuentes y estar siempre listos para entrar en acción y permitir tomar mejores decisiones. Es lo que en InterSystems denominan 'Healthy Data'. “Aplicar la visión 'Healthy Data' es perseguir un objetivo fundamental: contar con pacientes más sanos y dotar de más conocimientos, capacidad de reacción y un apoyo real en la toma decisiones a los profesionales sanitarios”, apunta Jordi Calvera Sagué, regional manager de InterSystems para España, Portugal, Israel, Grecia, Turquía y Latinoamérica.

 

"Las organizaciones necesitan datos limpios y precisos que estén disponibles en todo momento y en cualquier lugar"

 

Una de las lecciones que nos ha dejado la pandemia es que la sanidad necesita, más que ninguna otra actividad, disponer de información rigurosa y fiable sobre los pacientes y los tratamientos y, junto al dato limpio y ya normalizado, la visión 'Healthy Data' es básica para proporcionar la mejor atención. Así, la compañía distingue cuatro necesidades esenciales en las organizaciones sanitarias:

  • La primera es capturar, gestionar y utilizar la información en su fuente de origen, asegurando que los datos se recopilan de forma transparente y esto suele tener lugar en el momento y punto de la atención sanitaria.

  • La segunda es que todos residan en un único repositorio. Las organizaciones tienen docenas, incluso cientos de sistemas diferentes que generan información. Es esencial que todos los datos se unifiquen para que la Historia Clínica Electrónica del paciente, y su ciclo de vida, o el estudio de grandes segmentos de la población, cobren sentido.

  • El tercer requisito es optimizar el flujo de trabajo para operar sin dificultades y que los usuarios dispongan de herramientas que den soporte a la toma de decisiones.

  • Por último, es necesario innovar y para ello hay que contar con herramientas adecuadas, como Machine Learning (ML) y la inteligencia artificial, que permitan hacerlo con la referencia de los datos disponibles.

 

Principales desafíos

En la actualidad, el sector sanitario se encuentra en un momento clave en el que la digitalización ha de jugar un papel fundamental. Si hay algo que la sanidad ha demostrado en los últimos meses es su capacidad de resistencia ante la adversidad, pero ahora, la tecnología debe ponerse a su entera disposición para dar respuesta, no sólo a lo que nos queda por afrontar de la pandemia, sino para diseñar nuevas formas de relación con el paciente que mejoren su atención.

El envejecimiento de la población, las necesidades sanitarias cada vez más complejas, el aumento de las expectativas de servicio por parte de los usuarios o los recursos limitados. Estos son algunos de los retos a los que se enfrentan las organizaciones sanitarias y la transformación digital será clave para alcanzar con éxito los objetivos marcados. De acuerdo con Calvera, las soluciones de software de InterSystems ayudan a las empresas a afrontar todos los desafíos que tienen por delante para avanzar hacia una atención sanitaria de calidad, gestionar la salud de la población, eliminando los vacíos en atención sanitaria; involucrar a los pacientes, priorizando el bienestar de estos; y rediseñar el servicio creando alianzas y optimizando los flujos de trabajo. 

 

"FHIR (Fast Healthcare Interoperability Resources) se ha erigido como el estándar clave para compartir datos"

 

Interoperabilidad

Por último, otro de los retos importantes lo encontramos en la interoperabilidad, ya que juega un papel esencial para el intercambio de información fiable. “En InterSystems llevamos años avanzando en interoperabilidad y en la gran importancia que tienen los estándares para facilitarla”, explica Calvera. En este sentido, FHIR (Fast Healthcare Interoperability Resources) se ha erigido como el estándar clave para compartir datos, ya sean estructurados o no, y convertirlos en elementos útiles para el desarrollo de aplicaciones, para los investigadores de las tendencias sanitarias de la población, para los profesionales en su atención al paciente y establecimiento de tratamientos y seguimiento y, por supuesto, también para los pacientes.

“La adopción de FHIR está siendo rápida, masiva y marca un punto de inflexión en el intercambio real y fluido de datos de la atención sanitaria”, concluye Calvera.

 

Artículo realizado en colaboración con Intersystems

 



TE PUEDE INTERESAR...

Contenidos patrocinados

Especial Sanidad

Be Data Ready

Eulalia Flo Cloud

Communications Platform for Business

Banca digital

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research