Tecnología | Noticias | 26 OCT 2020

El desafío DevOps, a examen

Bienvenidos a una charla a tres: proveedor, integrador y cliente hablan tratan cómo abordar los retos que plantea la adopción de metodologías ágiles.
micro focus devops I
Nerea Bilbao

Carlos Gutiérrez, ADM Business Developer Leader en Micro Focus, inaugura una serie de webinars que IDG Communications llevará a cabo en los próximos días de la mano de Micro Focus y que repasará, desde diferentes prismas, la propuesta de valor de la firma en el mercado.

La sesión, que ha contado con la participación de José Luis Antón, responsable de Sogeti España y de Antoni Lunar, QA Manager en el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat de Catalunya (CTTI, por sus siglas), ha tenido como tema vertebral la metodología DevOps; sus retos y bondades.

“No hay una forma sencilla de adoptar un cambio”, ha arrancado Carlos Gutiérrez, ADM Business Developer Leader, más aún cuando se trata de una compañía longeva, con muchas aplicaciones ejecutándose y cada una de ellas construida en un momento diferente del tiempo.

La adopción de un modelo ágil obliga a pensar en la adopción de un nuevo modelo de trabajar y para esto hay que seguir una serie de pautas, tal y como ha recomendado el portavoz. Así, conviene entender el nivel tecnológico de las aplicaciones y ser capaces de anticiparse a una futura evolución, el negocio debe además entender los beneficios del modelo ágil y contar con un equipo capaz de liderar la evolución al nuevo modelo.

La adopción de un modelo ágil obliga a pensar en la adopción de un nuevo modelo de trabajar

Como para tantos proveedores, el papel del integrador es clave para Micro Focus. “En las soluciones de ciclo de vida el integrador es prácticamente el 60% del proyecto”, revela Gutiérrez. El integrador es el que implementa los flujos de trabajo, las parametrizaciones y las customizaciones; es además quien ayuda al cliente a entender el uso de la tecnología y el que le ayuda a extraer el valor del producto, en última instancia.

“En el mundo DevOps somos responsables desde el principio al fin”, ha declarado José Luis Antón, responsable de Sogeti España. “Ayudamos a cambiar la cultura y también la parte tecnológica”, ha dicho. En síntesis, su rol tiene que ver con ayudar a las empresas a entender lo que son hoy y acompañarles en el camino a lo que quieren ser. El verdadero reto aquí, ha comentado Antón, es cómo utilizar lo existente, transformarlo y hacerlo convivir en un modelo híbrido.

El caso de CTTI es muy ilustrativo. La gestión de la calidad de forma estructurada y homogénea de un parque de aplicaciones y de proveedores de una entidad como la Generalitat en general y el CTTI en particular es muy compleja.

El proyecto, ha resumido Toni Lunar, QA Manager de CTTI, partió de la necesidad de saber cuál era el estado de la calidad de las aplicaciones de la Generalitat, que utiliza más de 1.600 para saber qué línea de automatización implantar.

A grandes rasgos se aplicó el concepto quality gate, que comporta un punto de control en el cual se analizan y estandarizan una serie de características del código y del proceso de desarrollo como tal y si se cumple pasa adelante y si no, no pasa. Este esfuerzo tecnológico, junto con la definición de un modelo propio de la institución autonómica ha repercutido muy positivamente en el ciudadano, que ha visto mejorada la calidad al acceso a la administración pública.

Visualice el webinar aquí



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios