Tecnología | Noticias | 19 NOV 2018

El desarrollo integral de 'Smart Cities', clave para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos

La implementación de tecnologías supondrá mejoras como la eficiencia en el gasto de agua, luz, etc, mayor seguridad, reducción de los tiempos de desplazamiento en transporte público, etc.
smart cities
Redacción

La agencia McKinsey Global Institute ha elaborado el informe “Smart Cities: soluciones digitales para un futuro más habitable”, mediante el cual analiza el progreso y potencial de las ciudades inteligentes y que apunta a que el desarrollo integral de estas ciudades mejorará la calidad de vida de manera significativa. 

El estudio, que se ha presentado en España aprovechando el marco del Smart Cities Expo World Congress, repunta que incluso las ciudades más desarrolladas del planeta tienen todavía un largo camino por recorrer para ser verdaderas “Smart Cities

El informe analiza docenas de aplicaciones tecnológicas y destaca la importancia de que las ciudades inteligentes del futuro sitúen al ciudadano como el punto central de todas sus políticas. Según la agencia, se trata de utilizar la tecnología y los datos para tomar decisiones más acertadas y brindar una mayor calidad de vida, siendo el ciudadano el centro de las políticas de las instituciones públicas encaminadas al progreso de las ciudades inteligentes.

Ante esto, la tecnología servirá para mejorar el día a día de los habitantes urbanos en ámbitos como la seguridad, la salud, el medio ambiente o el tiempo de transporte de un punto a otro. Con las políticas adecuadas, algunos de estos indicadores podrían mejorar hasta un 30%.

Para que la expansión de la inteligencia artificial mejore la calidad de vida de los ciudadanos, el estudio destaca tres factores

  • La urbe debe contar con una tecnología puntera (dispositivos conectados, velocidad de red, etc) 
  • Generación de aplicaciones que sirvan para integrar todos los datosç
  • Usabilidad de las aplicaciones

“Convertirse en una “Smart Cityno es un objetivo sino el medio para un fin, materializado en responder mejor a las necesidades de los residentes de las ciudades. De acuerdo con el análisis de MGI, es fundamental que estas políticas estén diseñadas para mejorar la calidad de vida de los habitantes. En esta evolución, es importante la colaboración público-privada. Aunque las políticas formen parte del sector público de manera natural, el 60% de la inversión inicial podría venir de capital privado, de manera que los organismos públicos puedan centrarse en el desarrollo de esas políticas”, apunta Antonio de Gregorio, socio de McKinsey & Company.

 

 

 

 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios