Tecnología | Noticias | 09 MAR 2020

El secreto del éxito de Kubernetes

La adopción de Kubernetes está ocurriendo incluso más rápido de lo que piensas.
equipo chocando, gente, ordenador
Matt Asay

La plataforma de orquestación de contenedores, Kubernetes, está en producción en el 78% de las empresas encuestadas por Cloud Native Computing Foundation (CNCF). Un año antes, el 58%.

Las empresas buscan desarrollar aplicaciones y los contenedores y el código abierto están tomando mucha importancia.

La comunidad de Kubernetes

Kubernetes no fue la primera herramienta de orquestación de contenedores de código abierto que se comercializó ni es la única. Pero le diferenciaba ser abierto. Hace cinco años escribía: “Si bien cada uno de los otros proyectos de orquestación viene con una gran dosis de influencia de un solo vendedor, Kubernetes se beneficia del enfoque de Google para el desarrollo continuo, así como de su ingeniería original”.

Hoy en día, google sigue siendo el mayor contribuyente individual a Kubernetes, seguido de VMware y Red Hat. Sin embargo, Kubernetes no es solo Google, hay más de 35.000 contribuyentes distribuidos en más de 2.000 compañías, produciendo más de 1,1 millones de contribuciones.

El éxito no se produjo porque Google inventara la tecnología de orquestación de contenedores. La compañía había estado administrado contenedores con un equivalente (Borg) durante una década. “En un mundo en el que el K8s no era de código abierto, es un producto de nicho”, explica Steve O’Grady, analista de RedMonk.

Este fenómeno se traduce en una activa comunidad de desarrollo, entre otras cosas. Marek Kuczýnski, arquitecto de soluciones especializadas sin servidor, analiza que “se hizo mucho más fácil implementar Kubernetes en cualquier lugar debido a la amplia adopción, y la comunidad está desarrollando, mejorando el proyecto a muy alta velocidad”.

El club de Kubernetes

El CNCF encuesta anualmente a su comunidad. Este año recibió 1.337 respuestas, bastante uniformes en todo el mundo. También se indica que la mayoría de los encuestados trabajan para organizaciones de todos los tamaños –el 30% proviene de empresas con más de 5.000 empleados–. Otro de los datos que arroja la encuesta es que dos tercios de los encuestados trabajan en industrias de software y tecnología.

Una de las cuestiones realizadas es dónde se ejecutan las aplicaciones. El 62% respondió que en la nube pública, pese que la mayor parte de inversión en tecnologías de la información se destina a las infraestructuras.

Pese a ello, es impresionante la rapidez con la que los contenedores y los Kubernetes han despegado con este conjunto de adoptadores tempranos, incluso cuando se están moviendo constantemente hacia la corriente principal. La adopción de contenedores desde 2016:

De esas cargas de trabajo de producción, las organizaciones se sienten cada vez más cómodas manejado cantidades más grandes de contenedores:

Con estos antecedentes, tiene sentido que la adopción de Kubernetes se dispare desde el 50% aproximadamente en 2017 al 78% en 2019. Las empresas adoptan los contenedores y necesitan formas de manejarlos. Kubernetes lo permite.  

El mayor obstáculo para la adopción de contenedores, según los encuestados de CFNF, es el cambio de cultura. Para construir de forma nativa en la nube, las empresas necesitan cambiar la forma en que piensan sobre las aplicaciones y cómo construirlas, desplegarlas y mantenerlas.

La comunidad, en resumen es la salsa secreta de Kubernetes. Depende al 100% de la decisión de Google de abrir el código y adoptar un gobierno abierto del mismo.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios