Ericsson, Thales y Qualcomm prueban servicios de 5G satelital

El objetivo es la conectividad disponible a nivel mundial, pero no está claro si el satélite 5G tendrá una participación de mercado importante.

satelite

Ericsson, en asociación con Qualcomm y Thales, anunció hoy que está planificando conjuntamente pruebas de una red 5G basada en satélites, utilizando satélites de órbita terrestre baja para proporcionar conectividad disponible a nivel mundial.

La idea es brindar un servicio de backup al 5G terrestre, ofreciendo cobertura en áreas remotas donde es posible que la tecnología 5G nunca se implemente. Las empresas involucradas han declarado en un comunicado conjunto que esperan que los gobiernos nacionales estén entre los principales usuarios del servicio, para la seguridad nacional y las redes de seguridad pública.

Los servicios satelitales son una parte clave para que 5G pueda estar a la altura de las expectativas, según John Smee, vicepresidente senior de ingeniería de Qualcomm.

Para que 5G cumpla con la promesa de conectividad ubicua, es imperativo que también pueda brindar cobertura de red en áreas donde no existen redes móviles terrestres, ya sea sobre océanos o en áreas remotas”, dijo Smee en un comunicado.

El plan no es ofrecer un servicio 5G directo al punto final a través de satélite, sino proporcionar un método de backhaul que no implique intentar llevar fibra a áreas remotas o poco prácticas.

Bill Menezes, analista director de Gartner Research, dijo que es poco probable que el proyecto Ericsson-Qualcomm-Thales sea único, ya que otras partes interesadas de la industria inalámbrica siguen su ejemplo.

“Aquí hay una oportunidad para crear una variedad de formas en que el hardware y la tecnología 5G pueden participar en lo que podría ser una parte del negocio satelital de rápido crecimiento”, dijo.

La idea de estaciones base 5G respaldadas por satélite es atractiva pero principalmente para casos de uso específicos, señaló Menezes, citando plataformas petroleras, aviones y, en particular, áreas rurales como buenos candidatos para el servicio. Sin embargo, es probable que la gran mayoría de las redes 5G sigan siendo completamente terrestres en el futuro previsible.

“Es de interés que estén haciendo pruebas en el mundo real, lo que con suerte significa que es el siguiente paso antes del despliegue”, dijo. "Pero seguirá siendo un mercado de conectividad de nicho; la verdadera pregunta es cuál será la demanda".

Menezes estimó que las redes satelitales 5G completamente operativas de este tipo probablemente aún estén a tres o cinco años de distancia, pero este tipo de backhaul basado en satélites es algo que el organismo de estándares de telecomunicaciones 3GPP y otras partes interesadas en redes móviles han estado tratando de hacer funcionar durante años.

“A medida que obtengamos más de estos satélites de banda ancha [en órbita terrestre baja], la idea de que se puede admitir una conectividad incluso mejor que 4G en áreas donde antes no había conectividad podría ser bastante convincente”, dijo.



TE PUEDE INTERESAR...

Especial Sanidad

Be Data Ready

Communications Platform for Business

transformación digital Tendencias

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research