Chips
Inteligencia artificial
Computación cuántica

Estados Unidos planea extender el veto a las exportaciones a China a ramas como la IA y la computación cuántica

El país prepara una legislación para extender la prohibición de transferencia e inversión del campo de los chips a estos sectores clave "para mejorar capacidades militares y de vigilancia masiva".

stop

Estados Unidos sigue avanzando en la redacción de nuevas leyes que prohibirán las inversiones y la transferencia de tecnología a las empresas chinas que trabajan en el desarrollo de semiconductores avanzados, inteligencia artificial y computación cuántica. La regulación no solo se centrará en las compañías privadas, sino también en las organizaciones militares del país asiático, según ha señalado Paul Rosen, jefe de seguridad de inversiones del Tesoro de EE. UU. En una audiencia del Comité Bancario del Senado que se centró en contrarrestar a China y promover la seguridad nacional, económica y la política exterior.

“Actualmente estamos trabajando en un programa que restringe el flujo de inversión de conocimientos y experiencia en ciertos sectores como los chips, la inteligencia artificial y la computación cuántica. Estas tecnologías se pueden usar en beneficio de sus capacidades de inteligencia militar y vigilancia masiva”.

Asimismo, Estados Unidos también está en permanente diálogo con aliados como la Unión Europea (UE) para dirigir sus preocupaciones. Tanto China como la geografía norteamericana llevan librando una batalla a largo plazo para obtener la supremacía tecnológica, por lo que ambas naciones están tomando fuertes medidas para frustrar a su adversario.

EE. UU. Impuso restricciones a las exportaciones de chips de China por primera vez en 2015, extendiéndolas en 2021 y dos veces en 2022. Este movimiento de Washington fue seguido por Japón y Países Bajos. Esta prohibición, según los analistas, ha afectado los planes de Beijing para mejorar su destreza en la fabricación de chips nacionales, ya que estos dos países albergan a los mayores fabricantes de maquinaria y piezas para su construcción.

Japón tomó la iniciativa poco después de que China prohibiera el uso de secomiconductores procedentes de la empresa norteamericana Micron, alegando problemas de ciberseguridad. Como contraofensiva, Washington se plantea hacer lo propio con Changxin Memory Technologies.

Por último, durante la audiencia, los senadores también pidieron claridad sobre los esfuerzos que estaba haciendo el país para limitar el suministro de productos a Huawei.



Webinar ondemand

Otros especiales

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: