Chips
Tecnología
China

Holanda restringirá las exportaciones de semiconductores a China

El Gobierno de Holanda, en sintonía con el veto estadounidense, ha anunciado que planea nuevas restricciones a las exportaciones de chips con destino a China para “proteger la seguridad nacional”.

Chips, microchips, chip
Créditos: Laura Ockel (Unsplash)

En el actual tablero geopolítico, cada nación juega su baza. El Gobierno de Holanda ha anunciado que baraja un nuevo paquete de restricciones a las exportaciones de tecnología de semiconductores para “proteger la seguridad nacional”. Una decisión que sella su alianza con Washington al unirse al veto estadounidense. El anuncio marcó el primer paso concreto de los holandeses, que supervisan la tecnología esencial de chips, hacia la adopción de reglas a las que instó la Administración Biden con el fin de obstaculizar la fabricación de semiconductores en China y frenar así sus avances militares.

Fue el pasado mes de octubre cuando Estados Unidos impuso de manera oficial sendas restricciones a la exportación de envíos de tecnología estadounidense para la fabricación de chips con destino a China. Sin embargo, para que el veto alcanzase los objetivos definidos, era necesarios que otros proveedores clave en la industria se sumaran a su causa. En concreto, Países Bajos y Japón, quienes producen tecnología clave para la fabricación de chips, ya se han posicionado en el bando estadounidense tras meses de conversaciones.

 

Misiva oficial

La ministra de Comercio holandesa, Liesje Schreinemacher, fue la encargada de anunciar, misiva mediante con el parlamento como destinatario, que las restricciones entrarán en vigor “antes del verano”. Así, aunque en su carta no se nombra específicamente a China, socio comercial clave de los Países Bajos, ni a ASML, la empresa tecnológica más grande de Europa y un importante proveedor de los fabricantes de semiconductores, ambos se verán afectados. Lo que sí especificó la mandataria es que los sistemas de litografía DUV, las segundas máquinas más avanzadas que ASML vende a los fabricantes de chips de supercomputación, sí se verán impactadas por estas medidas. “Debido a que los Países Bajos consideran necesario por motivos de seguridad nacional supervisar esta tecnología con la mayor rapidez posible, el Gabinete presentará una lista de control nacional”, rezaba la misiva.

 

Pekín responde

El portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores de China, Mao Ning, aseguró que se oponen resueltamente a la decisión de los Países Bajos y defendió que Pekín había presentado gestiones ante la parte holandesa. “Esperamos que la parte holandesa se adhiera a una posición objetiva y justa, que actúe para salvaguardar sus propios intereses y no siga el abuso de las medidas de control de exportaciones por parte de ciertos países”, instó Ning.

Por su parte, ASML avanzó que solicitará licencias para exportar el segmento más avanzado entre sus máquinas DUV, aunque eso no afectará a su perspectiva financiera para 2023. La compañía espera que las ventas en China se mantengan estables en 2200 millones de euros en 2023, lo que implica una contracción relativa, ya que la compañía espera que las ventas totales crezcan un 25%. 



Contenido Patrocinado

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Registro:

Eventos: