Tecnología | Noticias | 22 OCT 2018

“Hubo una burbuja en torno a 'blockchain', pero explotó y esta tecnología sigue creciendo"

El experto en 'blockchain' Alex Tapscott explica a ComputerWorld por qué la famosa ‘cadena de bloques’ va a mutar el mundo tal y como lo conocemos, impactará en todos los sectores productivos y eliminará empleos cualificados que antes era impensable que sustituyera una tecnología.
Alex Tapscott, experto en blockchain
Esther Macías

Alex Tapscott es un escritor, conferenciante, inversor y asesor que viaja por todo el mundo evangelizando sobre blockchain, la tecnología de cadena de bloques, y sobre las criptomonedas. Además de fundar y ser presidente de NextBlock Global, empresa que invierte en esta industria de nueva ola, es cofundador junto a su padre Don Tapscott del Blockchain Research Institute y coautor (también con él) del superventas Blockchain revolution: cómo la tecnología detrás de bitcoin y otras criptomonedas está cambiando el mundo. En una visita a España con motivo del evento Evolving Links, organizado por Getronics y el Grupo Agentic, ComputerWorld pudo charlar con este canadiense sobre el impacto real que blockchain tendrá en todo el planeta y acerca de en qué consiste la nueva era de la “Internet del valor”, que, dice Tapscott, “representa un punto de inflexión en la forma de ver el futuro del mundo”.

 

Usted piensa que blockchain cambiará el mundo. ¿Lo hará de verdad? ¿Por qué?

Porque blockchain representa la segunda era de Internet, una nueva red de valor. Me explico. Durante 30 años Internet ha sido un arma poderosa que ha cambiado nuestra forma de comunicarnos e informarnos, pero apenas ha tenido impacto en la economía y el comercio global. ¿Por qué? Porque hasta ahora Internet ha sido un medio de intercambio de información. Cuando mandas información online lo que estás enviando es una copia, pero lo que permite blockchain es mover activos directamente sin pasar por ningún intermediario como bancos, gobiernos u otro tipo de corporaciones. Hablamos de activos financieros (el dinero, por supuesto, donde destaca bitcoin como criptomoneda) pero también otros como títulos de propiedad de una casa o un coche, etc. Esto representa un punto de inflexión en la forma de ver el futuro del mundo.

 

Son muchos también los expertos que creen que existe una enorme burbuja en torno a blockchain. ¿Qué opina?

La hubo, pero explotó. En todo caso, hay que poner las cosas en perspectiva. El valor de los criptoactivos en 2016 era de 10.000 millones de dólares mientras que en enero de este año alcanzó los 800.000 millones de dólares. En la actualidad valor es de 220.000 millones de dólares. Si analizamos estos datos vemos que, obviamente, comparado con enero, el valor de estos activos ha caído, pero en realidad es un mercado que ha crecido de forma exponencial en los últimos años y que ya empieza a impactar en las principales industrias. Y hablamos de las criptomonedas y criptoactivos que, en realidad, sólo son una pequeña parte de la ‘revolución blockchain’ que empresas y gobiernos de todo el mundo están experimentando.

 

"Blockchain' representa la segunda era de Internet, una nueva red de valor"

 

¿Qué sectores pueden beneficiarse más del auge de blockchain y cuáles son los que están implementando más rápido esta tecnología?

El sector financiero es la avanzadilla de blockchain. Es, por otro lado, un sector que actúa como un pegamento entre las diferentes industrias en todo el mundo, aparte de ser vital para nuestra economía. Blockchain empieza a impactar en todo lo que hace este segmento, aunque un área especialmente implicada es la de capital riesgo dentro de la banca de inversión. En los últimos tres años, la cantidad de dinero que se ha levantado ha crecido de 25 millones de dólares en 2015 a 165 millones en 2016, 5.000 millones en 2017 y 10.000 millones en 2018. Y 10.000 millones de dólares es un montón de dinero… Lo que significa esto es que tanto las empresas de capital riesgo como los bancos de inversión están viendo que los fondos están en blockchain. ¡Y hablamos de un mercado grande como el de capital riesgo pero pequeño comparado con todo el sistema financiero!

Las razones por las que esta tecnología funciona en el ámbito del capital riesgo son las mismas por las que lo hará en cualquier otra industria. Por ejemplo, el ámbito de la distribución: la cadena de suministro. Blockchain permite hacer una trazabilidad extrema de los activos. En la actualidad, este sector funciona porque determinados actores conocen cómo se encuentra la distribución de productos a nivel mundial, de dónde vienen, a dónde van… Pero con blockchain este conocimiento se democratiza y cualquiera podría saber dónde está un activo en todo momento y, lo que es más importante, ver el precio por el que se ha comprado y cómo se ha distribuido.

 

"El sector financiero es la avanzadilla de 'blockchain"

 

Como otro activo es la energía, blockchain podría transformar también este sector. El sistema que hoy tenemos de generación y distribución de energía está muy sensorizado y podríamos usar esta tecnología para facilitar a la gente que genere su propia energía y, en vez de venderla a la red eléctrica, comercializársela a sus vecinos. Blockchain podría cambiar completamente la naturaleza de la generación y distribución de la electricidad.

Ocurre igual en la industria de la música o en la de creadores en general. Puede cambiar totalmente la forma de registrar los derechos de autor, se puede saber cuántas veces se ha escuchado una canción o se ha leído un libro y los autores podrían empezar a percibir más dinero, no como ocurre en la actualidad que son los que menos reciben de todo su ecosistema.

En definitiva, cuando se piensa en blockchain se piensa en dinero y en la industria financiera, pero en realidad hay muchos más activos y mercados a los que afecta directamente.

 

"Tradicionalmente la tecnología ha eliminado trabajos más mecánicos, pero lo peculiar de 'blockchain' es que puede sustituir a otro tipo de profesionales cualificados como los abogados"

 

 

En todo caso, son muchos los escollos que esta tecnología tiene para expandirse de forma generalizada. ¿Cuáles destacaría?

Hay muchos retos. Unos son tecnológicos: cómo hacer que una tecnología tan prometedora se llegue a comercializar, cómo se puede escalar… Pero también hay desafíos políticos, a nivel de regulación. Hay que ver cómo van a reaccionar los gobiernos y autoridades regulatorias ante esta tendencia y si darán pasos para abrazarla o, por el contrario, para frenarla.

Por otro lado, hay que ver cómo grandes jugadores, empresas que ahora dominan sectores enteros, van a reaccionar a blockchain, pues puede generar oportunidades para ellas pero también retos… Y luego también existen las cuestiones sociales/éticas. ¿Qué pasará cuando tecnologías como blockchain o la inteligencia artificial empiecen a hacer a los humanos prescindibles en determinadas tareas? Porque tradicionalmente la tecnología ha eliminado trabajos más mecánicos, susceptibles de ser automatizados, pero lo peculiar de blockchain es que puede sustituir a otro tipo de profesionales cualificados como los abogados.

En todo caso, blockchain no es la solución a todos los problemas del mundo; es una herramienta y, como todas, depende de cómo se use. Una de las primeras grandes invenciones humanas, el fuego, puede usarse para cocinar o para quemar la casa del vecino.

 

¿Cree que la legislación debe adecuarse a esta tendencia?

Los gobiernos y los reguladores son partes interesadas en esta tecnología y deberían apoyarla, probablemente más que en la primera era de Internet. ¿Por qué? Porque mientras que en la primera era los más afectados por Internet eran las industrias de la información en ésta lo son sectores más regulados como el financiero. De todas formas, lo ideal no es crear una nueva regulación sino adaptarla.

 

Los tradicionales actores del mundo de la tecnología también están entrando en este ecosistema y empiezan a ofrecer soluciones al respecto. ¿Cómo valora sus movimientos?

Es lógico que entren en blockchain. Si miramos las áreas en las que operan, como es el modelo cloud computing, los servicios de TI… vemos que todas pueden ser impactadas por esta tecnología. A ver, esto es como todo, se puede fingir que blockchain no existe, se puede trabajar para ver cómo integrarla en el negocio actual o analizar cómo puede cambiar la forma en la que se hace negocio en el futuro. La aproximación de empresas de tecnología como Cisco, IBM, etc. es estupenda; están mostrando un verdadero liderazgo. IBM, por ejemplo, ayudó a crear la fundación Hyperledger que es ahora parte de Ethereum para construir lo que será la infraestructura del blockchain empresarial.

Obviamente existen dudas sobre cómo los incumbentes van a tomar lo mejor de blockchain y extraer partido de ello, pero vivimos en una economía muy competitiva así que pronto veremos quién tiene éxito.

 

"El que cada vez más personas controlen sus datos y tengan más capacidad de decidir cómo los usan y de forma más anónima supondrá un importante reto para empresas intensivas en tráfico como Google o Facebook"

 

¿Y qué me dice de las empresas nativas digitales como Google o Amazon? ¿Cómo les afecta este nuevo ecosistema? Alguna vez se ha referido al concepto de ‘feudalismo digital’ y de cómo gracias al nuevo modelo los ciudadanos recuperarán su identidad digital.

Google y Amazon son dos de las mejores compañías del mundo. Han creado un valor de miles de millones de dólares durante dos décadas y tienen los profesionales más valiosos del mundo, así que imaginar la muerte de estas empresas es una tontería. No obstante, sí creo que especialmente en el caso de empresas como Facebook y Google, muy intensivas en tráfico, sí podría haber un impacto en su negocio. Si cada vez más personas controlan sus propios datos y tienen más capacidad de decidir cómo los usan y de forma más anónima, esto supondrá un importante reto para ellas.

 

Imagino que conoce el ecosistema de blockchain español, donde destacan iniciativas como Alastria, un consorcio multisectorial que tiene el fin de crear una infraestructura semipu´blica que soporte servicios con eficacia legal en España y acorde con la regulacio´n europea.

Sí, lo conozco. Alastria es una iniciativa muy importante que ha logrado aunar a diferentes compañías e industrias. Pero, además, también hay muchas startups y empresas de capital riesgo interesadas en blockchain en España.

Lo que es interesante de blockchain en general es que mientras que en la primera era de Internet la mayor parte de la innovación y del capital se captaba en Estados Unidos, pues la mayor parte de las conexiones en 1993 venían de este país, ahora es diferente. Todo el mundo está conectado y tiene acceso a las mismas herramientas, por ejemplo, a cloud computing. La propia tecnología está muy distribuida y no hace falta estar en Silicon Valley para construir el nuevo Amazon o el nuevo Facebook.

 

Pero Estados Unidos es claro líder en este ecosistema.

Es uno de los líderes, pero no el único. De los 10 lugares más innovadores en blockchain de todo el mundo solo tres están en Estados Unidos, entre ellos los clásicos Silicon Valley y Nueva York, pero también destacan otros sitios como Toronto (Canadá), Berlín (Alemania), Singapur, Tokio (Japón), Shangái (China), Corea del Sur... El conocimiento, el capital… todo está mucho más distribuido.

 

 



 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios