Procesador

IBM lanza un nuevo procesador con inteligencia artificial acelerada

Una de las dinámicas clave de la industria de los procesadores pasa ahora por el desarrollo de computación acelerada.

procesador IBM Telum

IBM ha comenzado el diseño en un nuevo procesador para el mainframe IBM Z, uno de los buques insignia de la tecnológica y que todavía utiliza chips diseñados para la seguridad, confiabilidad y escalabilidad empresarial. El nuevo procesador, Telum, tratará de mejorar estos aspectos añadiendo aceleración integrada de inteligencia artificial (IA), tal y como ha anunciado la compañía en su conferencia anual Hot Chips, de la que se hace eco Forbes.

Telum cuenta con ocho núcleos de CPU, aceleradores de carga de trabajo en chip y 35 megabytes de lo que IBM llama caché semiprivado. Cada módulo contará con dos matrices para un total de 16 núcleos. Esto genera una arquitectura diferencial con respecto a la generación anterior, que tenía 12 núcleos y un chip separado para una caché compartida. Telum se fabricará con el proceso Samsung de siete nm, a diferencia de los 14 del procesador z15. El procesador también cuenta con memoria encriptada y mejoras en el entorno de la ejecución confiable para mejorar la seguridad. Asimismo, tiene aceleradores en chip dedicados a clasificación, compresión, criptografía e IA para escalar con la carga de trabajo. Un estudio interno de la organización pone de manifiesto que, para el 90% de los encuestados, es importante poder construir y ejecutar proyectos de IA donde quiera que residan sus datos. “Con Telum, el acelerador está cerca de los datos y de las aplicaciones de misión crítica”, aseguran desde la firma. Las principales innovaciones, tal y como explican, podrían llegar en los sectores de banca, finanzas, comercio y seguros. Concretamente, en la detección del fraude.

El cambio más significativo del procesador se encuentra en la estructura de la caché. Cada núcleo de CPU tiene una caché L1 dedicada y 32 megabytes de caché L2 de baja latencia semiprivada. La razón de esta semiprivacidad es que las cachés L2 se utilizan juntas para construir una L3 virtual compartida de 256 megabytes entre los núcleos de chip. La arquitectura de caché se ha combinado con mejoras en los núcleos y aceleradores de la CPU. Los núcleos de la CPU Telum tienen un diseño desordenado con SMT2 (subprocesos múltiples simultáneos) que pueden funcionar a una frecuencia base de 5 GHz o superior.

Para el gigante azul, y la industria en general, una de las dinámicas clave pasa por la computación acelerada. Prácticamente todas las nueva tecnologías, desde smartphones hasta servidores en la nube, utilizan bloques de procesamiento personalizados o programables para realizar tareas de manera más eficiente que las CPU de uso general. Esto es así porque es más eficiente realizar las tareas a través de hardware dedicado que de software. Además, la desaceleración de la Ley de Moore hace que, a medida en que se vuelve cada vez más difícil mejorar el rendimiento y la eficiencia de la CPU, la industria se está moviendo hacia mejoras más heterogéneas. Al diseñar núcleos de procesamiento más eficientes se puede lograr un rendimiento significativamente mejorado en la misma cantidad de espacio o en uno similar. Como resultado, el rumbo del sector pasa por la computación acelerada. Según la propia firma, la nueva estructura de caché ha dado como resultado un aumento de rendimiento de un 40% aproximadamente.



Revista Digital

40 Aniversario Computerworld

web 40 años computerworld Tendencias

Próximos Webinars

Be Data Ready

banner commvault

Communications Platform for Business

Partnerzones IDG
Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Ya disponible en IDG Research: