Tecnología | Noticias | 13 JUN 2019

IBM y el CSIC abren camino en el impulso de la computación cuántica

Bajo este acuerdo, el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) tendrá uso de los sistemas de computación cuántica más avanzados del gigante azul para acelerar el desarrollo de las aplicaciones de esta tecnología en España.
laboratorio IBM Q
M. M.

 

A pesar de que IBM tiene acuerdos con compañías y startups internacionales para el acceso a su red IBM Q Network, hoy se ha presentado, según palabras de Darío Gil, director de IBM Research, una unión “pionera” a nivel institucional y de investigación por la cuela el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) tendrá uso de los sistemas de computación cuántica más avanzados del gigante azul. El objetivo pasa porque esta comunidad acelere el desarrollo de las aplicaciones de la tecnología en España. “Afrontamos el reto de dar un salto a la computación cuántica”, ha reseñado Rosa Menéndez, presidenta del CSIC. “Y lo hacemos apoyándonos en nuestro mayor valor: el talento humano”.

El objetivo pasa por medir y expresar en números el conocimiento de la naturaleza de los procesos y la sociedad. Esto generará la creación de nuevos materiales y redundará en numerosas industrias. “Iremos descubriendo cada vez nuevas áreas en las que la computación cuántica tendrá impacto, aunque estos avances no llegarán a sustituir a la computación clásica”, ha argumentado Gil.  De este modo, y bajo este hub, la primera institución que que desarrollará junto al CSIC las capacidades de computación de este nueva tecnología será la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

Gil, que dirige una unidad con 45 años de historia y con más de 3.000 científicos repartidos en 12 laboratorios, ha explicado la importancia de la unión de la física y la información para crear la nueva base fundacional de la computación cuántica: el qubit. Bajo este elemento, la multinacional ya ha realizado más de 18 millones de experimentos. “En la próxima década ya podremos usar estos sistemas para resolver problemas imposibles para la computación tradicional”, ha aseverado.

Este nuevo acuerdo proveerá, según Juan José García, científico del CSIC, de oportunidades para la investigación básica, la formación de jóvenes talentos y la divulgación y transferencias de tecnología y conocimientos de la ciencia a la empresa y hacia la sociedad. “Hasta hace pocos años, la computación cuántica era cosa exclusiva de físicos, pero ahora se están incorporando nuevos perfiles como matemáticos o científicos de datos”.

 

Objetivo: poner a España en la primera fila europea

Otra de las grandes ventajas del acuerdo, además del avance de la colaboración público-privada, será, tal y como ha reseñado Marta Martínez, presidenta de IBM España, Portugal, Grecia e Israel, “poner a España a la vanguardia de Europa en computación cuántica”. Gil ha reconocido que la computación cuántica en España ha sufrido cierto retraso porque no se había considerado prioritaria hasta ahora. Sin embargo, “estamos ante un momento relevante en la historia, podemos ser diferentes y liderar este sector”, ha subrayado Martínez.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios