Tecnología | Noticias | 06 JUL 2017

Indra mejora Faedo, su sistema de detección de incendios forestales

El sistema, que según la consultora reduce en un 40% el número de incendios y un 30% el área media quemada, detecta focos de fuego situados tras colinas y otros accidentes, vigila áreas extensas de bosque (día y noche) y permite reaccionar rápido para evitar una emergencia.
Indra mejora Faedo, su sistema de detección de incendios forestales
Redacción

 

Indra anunció hace unos días en Plasencia, en el marco del Congreso Forestal Español (7CFE) que organiza la Sociedad Española de Ciencias Forestales (SECF), la mejora de Faedo, su sistema de detección de incendios forestales, capaz de detectar pequeños focos de fuego de forma automática y sin necesidad de disponer de línea visual con ellos. La compañía ha integrado en una misma solución la detección visual de humo con la detección térmica para poder medir la temperatura de columnas de humo y determinar si detrás de una colina o accidente puede haber fuego.

Faedo, explican desde la consultora española, es capaz de detectar pequeños focos de fuego tanto de día como de noche con un porcentaje residual de falsas alarmas. El sistema se compone de una serie de cámaras, cada una con un alcance de 20 kilómetros, que se sitúan en torretas de vigilancia y envían información en tiempo real a un centro de control.

 

Cómo funciona

El operador cuenta en este centro con una visión integrada de lo que ocurre en el bosque. El sistema le presenta las alarmas y le muestra sobre un modelo 3D del terreno la localización exacta del fuego. También le facilita la información necesaria para planificar la operación de extinción, ayudándole a decidir cuál es la mejor vía de acceso, dónde deben colocarse los efectivos, en qué puntos dispone de agua o qué poblaciones cercanas se pueden ver afectadas. Como solución de movilidad, los mandos que se desplazan a la zona pueden conectarse al sistema a través de internet utilizando un navegador.

Las herramientas de simulación de Faedo ayudarán al operador a analizar cómo evolucionará la situación en función de las condiciones meteorológicas. Una vez controlado el fuego, el sistema le ayudará a identificar el lugar en el que se inició y las posibles causas.

Desde Indra los ingenieros Pablo Fernández y Fernando Aller subrayaron en el congreso que “vigilar el bosque es una tarea que debe llevarse a cabo durante todo el año”. Estos aseguraron que “los sistemas basados en cámaras visuales y térmicas constituyen el sistema más extendido para la detección automática de incendios en todo el mundo” y citaron el caso de Alemania, en donde se  han desplegado 175 puestos de vigilancia de este tipo que han contribuido a reducir en un 40% el número de incendios en la zona cubierta y un 30% el área media quemada.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios