Tecnología | Noticias | 21 DIC 2018

Interconexión, el nuevo reto de España como 'hub'

Tags: Cable
La situación geográfica de la península la convierte en una puerta digital que conecta Europa con América y África, dos continentes que van a jugar un papel esencial en la economía digital mundial gracias a la interconexión.
MR Equinix
Cristina Cueto García

La península ibérica es, según un estudio de 452 Research, un punto de referencia a nivel internacional en interconexión e intercambio de tráfico directo y privado. La situación geográfica la convierte en una puerta digital que conecta Europa con América y África, dos continentes que van a jugar un papel esencial en la economía digital mundial gracias a la interconexión, que se ha posicionado como la clave para consolidar un negocio digital sólido, según afirman diferentes análisis de mercado.

A nivel mundial y, según un estudio realizado por la multinacional Equinix, se prevé que el ancho de banda de interconexión aumente diez veces más que el tráfico de internet global, situándose en 8.200 terabits por segundo de capacidad en 2021 un crecimiento drástico, muy por encima de las previsiones del pasado año.

Es en este escenario donde destaca el papel de la península ibérica como un claro punto de referencia a nivel global, según un reciente estudio de 452 Research, dada su privilegiada situación geográfica. Hasta hace no mucho, esta relevancia era practicamente nula en materia de conectividad mundial, pero con la planificación de nuevos proyectos de cable submarino, Iberia se está posicionando como uno de los mejores puntos de interconexión intercontinental, algo crítico si nos atenemos a los informes de analistas respecto a los cambios de tendencias.

ComputerWorld, en colaboración con Equinix, celebró un desayuno donde expertos de distintas empresas del sector debatieron sobre el tema. "En Equinix, lo que en realidad vendemos y nuestro gran valor es la interconexión. Hemos constatado que la interconexión es en sí, un índice de facto para medir el crecimiento de la economía digital de las empresas", detalló Javier Gómez, director comercial de la compañía. 

Como eje de estos cambios están las nuevas tecnologías y regulaciones que están variando la forma de relación entre los negocios, los consumidores y el uso de las tecnologías. De hecho se prevé que para 2021, al menos el 50% del PIB será digital, lo que obliga a las organizaciones a encontrar ese valor digital  y ser capaces de realizar interacciones en tiempo real, interconectando estratégicamente los flujos de trabajo de las personas, las cosas, las ubicaciones, las nubes y los datos.

Esta nueva situación para España es, como señaló el director de sistemas de información de Bankia, Ignacio Donoso, "a la vez un reto pero también un problema. Tenemos que saber aprovechar eso. Unir esos dos mundos. Tener una muy buena herramienta y no estar preparado para utilzarla es un problema".

Con el tsunami de la digitalización es vital, como aclaró María Teresa Verdú, head of global IT infraestructure service de Repsol, "tenemos que cambiar nuestra forma de pensar." 

 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios