Tecnología | Noticias | 03 ENE 2019

Isaac Asimov, el genio que se imaginó el mundo en 2019

La sociedad ha evolucionado a una velocidad de vértigo y aquello que podíamos imaginar unos años atrás dista de la realidad. Sin embargo, Isaac Asimov no se equivocó mucho en sus predicciones.
regreso al futuro
Imagen de la película 'Regreso al futuro'
Cristina Cueto García

Situémonos en 1983; el escritor y profesor de bioquímica en la facultad de medicina de la Universidad de Boston Isaac Asimov es preguntado en el periódico Toronto Star acerca de su visión del mundo en 35 años

Así pues Asimov se dispuso a escribir: "Si miramos el mundo como puede ser al final de otra generación, digamos 2019, en 35 años, la misma cantidad de años desde 1949 cuando se publicó por primera vez 1984 de George Orwell: tres consideraciones deben dominar nuestros pensamientos: 1. Informatización 2. Utilización del espacio 3. La guerra nuclear".

La sociedad ha evolucionado a una velocidad de vértigo y aquello que podíamos imaginar unos años atrás dista de la realidad. Sin embargo Isaac Asimov no se equivocó mucho en sus predicciones.

Por un lado previó el auge de los ordenadores explicando que la complejidad de la sociedad las haría "imposibles de hacer sin ellas", interrumpiendo el trabajo y penetrando en el hogar."En los años 80. la mayoría de los jefes no usaban ordenadores. Eran mayormente las secretarias quienes los tenían e imprimirían correos electrónicos para que los jefes los leyeran. Sí había Internet pero no mucha gente lo sabía". El efecto inmediato de la intensificación de la informatización será, por supuesto, cambiar por completo nuestros hábitos de trabajo. Esto es algo que ya ha ocurrido.

Otro campo donde el profesor se adelantó fue el de la robótica, eso que ahora está en primera línea de acción. Según Asimov, la robótica revolucionaría la forma en que trabajamos, con "la automatización robando empleos de oficina y de fábrica, obligando a las personas a reconsiderar nuevas carreras o incluso a vivir una vida rica en ocio".

Como siempre, la realidad supera a la ficción y una cosa que Asimov no predijo realmente fue el aumento de la inteligencia artificial, que cada vez tenemos más interiorizada y presente en nuestras vidas. 

En el ámbito de la educación quizás se aventuró demasiado ya que predijo que los niños ya no necesitarían maestros, aparte de para "inspirar curiosidad", ya que aprenderían todo lo que necesitaban saber en casa gracias a los ordenadores. La enseñanza es un campo que aún tiene mucho camino por delante ya que que la mayoría de las escuelas se basan en métodos de enseñanza que se han utilizado durante muchos años sin apenas innovar. 

De los tres puntos principales que destacó el escritor el menos preciso fue el de la relación con el espacio. Asimov imaginó que para 2019 los humanos tendrían fábricas mineras y una estación de energía solar en la Luna, con avances hacia la construcción del primer asentamiento espacial en marcha. La Estación Espacial Internacional es de hecho una estructura permanente que rodea la Tierra, pero la Luna, pese a que China acaba de alunizar en la cara oculta del satélite, es aún es un terreno por explorar. 

En lo que se refiere a la guerra nuclear, bueno es un tema permanente. Si ciertos países un día deciden apretar 'el botón rojo' poco podemos discutir sobre como será la vida a partir de dicho momento. Pocos de nosotros, o de nuestros hijos y nietos, estaremos vivos para que no haya ningún punto en la descripción de la condición precisa de la miseria global en ese momento.

Por lo tanto, vamos a suponer que no habrá una guerra nuclear, no necesariamente una suposición segura, y continuemos desde allí. 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios