Tecnología | Noticias | 18 SEP 2018

Kone e IBM unen fuerzas: ascensores y escaleras que hablan

El servicio Kone Connected 24/7 utiliza las tecnologías IBM Cloud e IBM Watson IoT para monitorizar y analizar los datos y, así, anticipar posibles incidencias en el funcionamiento de los equipos.
KONE
Claudia Ortiz-Tallo

La compañía Kone –“máquina” en finlandés– fue fundada en 1910 en Finlandia para convertirse en uno de los principales proveedores de la industria de ascensores, escaleras y puertas automáticas. Con más de 55.000 empleados, 450.000 clientes y operativo en 60 países en la actualidad, Kone mueve a más de mil millones de personas cada día en todo el mundo dando servicio a la sociedad con las soluciones más innovadoras en sus desplazamientos.

En un evento en el IBM Client Center de Madrid, la organización ha dado a conocer su nuevo servicio inteligente Kone Connected 24/7 que utiliza la plataforma de IBM Watson IOT Cloud Platform para crear servicios inteligentes en el mantenimiento de sus ascensores y escaleras mecánicas.

El acto de presentación ha sido abierto por la embajadora de Finlandia en España, Tiina Jortikka-Laitinen, quien ha asegurado que su país de procedencia está clasificado como uno de los lugares líderes en transformación digital, innovación y emprendimiento; valores que Kone refleja claramente. “Los finlandeses somos parcos en palabras”, bromea, “pero de ahora en adelante se dirá que aunque no hablemos mucho, sus ascensores sí lo hacen”.

 

Kone Connected 24/7

El encargado de explicar esta innovación con más detalle ha sido el director general de la compañía en Iberia, Giovanni Lorino, el cual ha asegurado que este servicio inteligente va a revolucionar el mantenimiento de los ascensores y escaleras gracias a su capacidad para conectar datos y analizarlos en tiempo real. “Nuestra misión es mejorar el desplazamiento de la vida urbana y que las ciudades sean mejores lugares para vivir”, ha contado.

¿Cómo funciona? El sistema vigila los principales parámetros de funcionamiento de las máquinas, así como temperatura, tiempo de apertura de puertas o precisión de parada. La tecnología inteligente –que puede mandar hasta 200 señales– analiza las necesidades de mantenimiento y predice posibles fallos para obtener datos fiables sobre el estado de sus equipos y realizar propuestas para el futuro. Mientras, sus técnicos reciben la información a tiempo real.

Según el directivo, existen dos “megatendencias” en esta nueva era. Por un lado, la urbanización masiva; y por otro, la disrupción tecnológica. De hecho, Lorino ha mencionado que en 2050 el 50% de las personas vivirán en las ciudades. Además, existen tres cambios importantes en la forma en que las personas habitan ahora: cada vez hay más gente que reside sola, las ciudades y edificios cada vez están más conectados y son más inteligentes, y aparecen nuevas formas de trabajar con espacios flexibles.

A partir de aquí, tal y como ha asegurado el italiano, los edificios podrán aprender hábitos para anticiparse a las necesidades. Es más, el servicio prevé conectar a la nube a más de un millón de ascensores a nivel global antes de 2020. Sin ir más lejos, en España lo utilizará el complejo Caleido, “la quinta torre” en Madrid.

“Kone ya no se centra en los productos en sí sino en la estrategia de las necesidades personalizadas de los clientes”, ha expresado. “Y para hacer esto hemos necesitado la ayuda de IBM, el mejor partner en internet de las cosas”.

 

El cerebro del servicio

El 90% del tiempo de nuestra vida lo pasamos en edificios. Con este dato a cerrado el encuentro Martín Coedo, director de Watson IoT IBM España, Portugal, Grecia e Israel, quien ha destacado la importancia del software cognitivo y la necesidad de dar valor a los datos.

Según el experto, IBM no invierte en aprendizaje automático ni inteligente artificial sino en software cognitivo que es capaz de entender datos no estructurados, más conocido como Watson. Este cerebro ayuda a detectar riesgos, perfeccionar la comunicación entre el humano y la máquina, y expandir la frontera de conocimiento. “Esto no significa que los robots vayan a remplazar a los humanos. La inteligencia artificial es un paso más en esta evolución”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios