Tecnología | Noticias | 10 AGO 2018

La conversión de Microsoft en "ángel" de las TI

Aunque las acciones del gigante TI han ido siempre encauzadas en aras de su propio interés, en los últimos años Microsoft ha desarrollado su actividad actuando como un ‘ángel’ en pos del bien común.
Grupo de hackers crean malware
Preston Gralla (Computerworld USA)

Hubo un tiempo en que Microsoft simbolizaba todo lo negativo del ecosistema tecnológico: codicioso, monopolístico, con un enfoque parcial dirigido a su beneficio a la vez que aportando poco o nada bueno al interés general del mercado y los usuarios.

Durante los años de apogeo de Bill Gates y Steve Ballmer, Microsoft pisoteaba a sus competidores en un intento de inundar el mercado mundial con su sistema operativo y sus aplicaciones de software.

A día de hoy, sin embargo, la organización ha abrazado el rol de “ángel de la tecnología”. Los eventos organizados por la firma en los últimos meses han girado, hasta cierto punto, a las estrategias de la firma encaminadas a acciones directas para beneficiar a todo el mercado.

Como ejemplo de ello, vale mencionar revelaciones recientes de Microsoft que dejaron en evidencia que el gobierno ruso había interferido en tres campañas del congreso de las próximas elecciones, lo cual ayudó a frustrar la conspiración.

Microsoft descubrió dichos intentos de ataque como parte de su larga contienda contra el gobierno ruso y su intento de obtener información a través de técnicas de ciberespionaje con la ayuda de un grupo de hackers llamado Fancy Bear. Tras un año pisando los talones a este grupo de malhechores, Microsoft  ha detectado y controlado los servidores que divulgaban e instalaban malware en los ordenadores de las víctimas. También ha identificado las websites asociadas que implantaban el malware en los dispositivos de los usuarios en el momento en que éstos entraban en su página tras un ataque.

Para derrotar a Fancy Bear, el año pasado Microsoft recibió un requerimiento legal para obligar a los registradores de dominios a comunicar los aquellos dominios que transgreden a la firma, y que son justamente los que utilizan los hackers para dirigir el malware a través del tráfico de sus servidores. Una vez detecta los dominios fraudulentos, Microsoft redirecciona el tráfico hacia sus propios servidores frustrando de este modo el ataque.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios