Tecnología | Noticias | 05 MAR 2020

La historia de la informática, escrita en femenino

La mentalidad de que las ciencias e ingenierías no son cosas de mujeres no solo está empezando a cambiar, sino que si investigamos con detalle podemos encontrar a féminas que han sido parte muy importante del desarrollo de la informática.
Women
Cristina Cueto García

A lo largo de la historia de la informática la mujer ha tenido un papel muy importante. Según los datos de la encuesta del INE en España, cuando buscamos a mujeres programadoras informáticas, los datos oficiales nos indican que apenas llegan a 13,62%. Si bien la presencia de la mujer en las áreas tecnológicas no parece muy amplia es importante destacar el papel de muchas mujeres que a lo largo de la historia han contribuido a su desarrollo. En el ámbito de la programación, hay nombres como el de Ada Lovelace, Grace Hooper o las Top Secret Rosies que con el tiempo han ganado la popularidad que merecen, pero hay más. 

- Ada Lovelace

Si hablamos de programación hay un nombre que destaca sobre el resto y ese es el de Augusta Ada King, Condesa de Lovelace, matemática, informática y escritora británica, es considerada la primera programadora de la historia. Nacida en 1815, hija del escritor romántico inglés Lord Byron y de la matemática Anne Isabella Noel Byron, heredó la pasión por los números de su madre. Su mentor, el también matemático, Charles Babbage, había diseñado una máquina analítica mecánica, capaz de calcular funciones algebraicas. Basándose en las ideas de Babbage, Lovelace describe un lenguaje de programación de carácter general  donde describe conceptos como el blucle o la subrutina y define el uso de tarjetas perforadas para programar la máquina. En 1843 publica su estudio sobre la máquina de Babbage firmando únicamente con sus iniciales. Algo más de un siglo después, en 1983, el Departamento de Defensa de Estados Unidos, en honor a su trabajo, da su nombre, ADA, a uno de sus lenguajes de programación. Por si esto fuera poco, Lovelace además fue pionera en conjeturar si los ordenadores podrían “pensar” igual o parecido a los seres humanos, realizando tareas que fueran más allá del cálculo básico, algo que hoy conocemos como inteligencia artificial. 

- Mary Kenneth Keller

Nacida en Cleveland, Ohio en 19141, esta religiosa católica fue pionera de la informática americana y la primera mujer doctorada en esta modalidad en Estados Unidos. En la Universidad de Dartmouth, donde también fue la primera fémina en acceder en 188 años de historia, fue co-desarrolladora del primer lenguaje informático que llevó la programación al público general. Hablamos de BASIC (Beginner’s All-purpose Symbolic Instruction Code) cuyo diseño facilitó la programación de ordenadores. Más tarde, fundó y dirigió durante veinte años el Departamento de Ciencias de la Computación en la Universidad Clarke en Iowa y se convirtió en una de las fundadoras de ASCUE (Asociación para el uso de ordenadores en educación)

- Top Secret Rosies

Pasarían varios años para nuestras siguientes protagonistas. Corría el año 1942 cuando el ejército Estadounidense seleccionó a seis mujeres: Betty Snyder Holberton, Jean Jennings Bartik, Kathleen McNulty Mauchly Antonelli, Marlyn Wescoff Meltzer, Ruth Lichterman Teitelbaum y Frances Bilas Spence, más tarde conocidas como Top secret rosies, para encargarles la tarea de programar uno de los primeros ordenadores, el ENIAC (Electronic Numerical Integrator And Computer). Acababa de producirse el ataque a la base militar estadounidense de Pearl Harbor, y el ejército empezó a reclutar mujeres a sus filas con el objetivo de realizar cálculos de balística  El ENIAC era uno de los ordenadores más importantes de la época y los cálculos matemáticos desarrollados por este grupo de mujeres sirvieron entre otras cosas para mejorar los ataques y poner fin a la guerra gracias a la eficiencia de los cálculos. La parte triste de esta historia es de nuevo el anonimato de nuestras protagonistas, ya que su trabajo, a pesar de su importancia, fue silenciado. Muchos años después, en 2010, salió a la luz el documental ‘Top Secret Rosies: The Female Computers of WWII’ dando a conocer sus méritos de forma global. 

- Grace Hooper

Al hablar de programación hay no podemos evitar hablar de Grace Hooper, americana militar y científica de la computación, fue pionera en el mundo de las ciencias de la computación y la primera programadora que utilizó el Mark I. Entre las décadas de los 50 y 60 desarrolló el primer compilador para un lenguaje de programación así como también propició métodos de validación. Ella fue quien quien popularizó la idea de una máquina independiente de los lenguajes de programación, que más tarde derivó en el desarrollo de COBOL. Si bien ella no tuvo un papel preponderante en el desarrollo del lenguaje, sí fue miembro del comité original y ha pasado a la historia de la informática como la madre de Cobol. La trayectoria de Hopper estuvo plagada, como no podía ser de otra forma, por numerosos premios y reconocimientos que incluyen más de 40 doctorados honoris causa, la Medalla Wilbur Lucius Cross de Yale, el rango de capitán en 1973, el de comodoro en 1983 y el de contralmirante en 1985. En términos tecnológicos más concretamente, en 1969, recibió el título de 'Hombre del año' en ciencias de la computación, en el 73 fue la primera mujer nombrada miembro distinguido de la British Computer Society, en 1991 recibió la Medalla nacional de tecnología. 

- Jean E. Sammet

Algo menos conocido, pero también importante fue el lenguaje de programación FORMAC. En este caso, su ideóloga fue Jean E. Sammet, una científica informática neoyorkina, que, además de ser miembro del comité CODASYL Cobol, fue la creadora y desarrolladora de  FORMAC, uno de los primeros lenguajes de manipulación de fórmulas; líder en la sistematización del lenguaje e historiador de los lenguajes informáticos.
Sammet trabajó para las empresas como Sperry Gyroscope, donde supervisó el primer grupo de programación científica o Sylvania, como asesora de investigación de programación. En 1961 se unió a IBM y fue precisamente allí donde desarrolló el sistema de programación FORMAC acrónimo de ‘FORmula MAnipulation Compiler’, el cual fue uno de los primeros sistemas de álgebra informática basado en FORTRAN. 

- Frances Elizabeth Allen

Aquí, otra pionera en la computación, en este caso, en el campo de la automatización de tareas paralelas y optimización de compiladores. Frances Elizabeth comenzó a trabajar en 1957 en la sección de investigación de IBM, una compañía que años más tarde, en 1989 reconocería su gran labor nombrandola 'IBM Fellow', era la primera mujer en conseguir este distintivo. Su trabajo fue distinguido también fuera de la multinacional y en 2006 se convirtió en la primera mujer en ganar el Premio Turing de la Association for Computing Machinery, por sus contribuciones que, según la Asociación, mejoraron fundamentalmente el rendimiento de los programas de computador y aceleraron el uso de sistemas de computación de alto rendimiento.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios