Tecnología | Noticias | 09 ENE 2020

“La IA embebida en los chips acelera de forma significativa el procesamiento de los datos”

Norberto Mateos, director general de Intel para España y Portugal, analiza las principales novedades que la compañía ha anunciado en esta nueva edición de CES 2020 y destaca los beneficios de integrar la IA en sus chips.
Norberto Mateos - Intel España y Portugal
Redacción

Intel ha participado este año en la feria CES con diversas novedades, todas ellas muy enfocadas en seguir mejorando el rendimiento de la IA y los aceleradores que se encuentran embebidos en sus nuevas generaciones de chip. 

Parece que la décima generación de chips Intel Core ha quedado dividida entre Comet Lake y Ice Lake, aunque habrá que prestar especial atención a la arquitectura Tiger Lake. Este chip, que inaugurará la era de los 10 nanómetros en el proceso de fabricación, llegará pronto a los ordenadores portátiles, según ha mostrado Intel en un vídeo promocional, con avances significativos en el núcleo de gráficos Xe.

A nivel empresarial y centrado en las áreas de negocio de Intel, Norberto se hacía eco del mensaje que Bob Swan, CEO de la compañía, quien transmitía a los asistentes la necesidad de mejorar y acelerar el procesamiento de los datos y la forma de procesarlos. “Los aceleradores de IA incluidos en nuestra nueva generación de chips nos está permitiendo acelerar los procesos en la nube, en las redes, en la informática perimetral y en los PC, generando un impacto positivo en los negocios y en la sociedad en general”, puntualiza Norberto. 

El directivo reflexiona también sobre el hecho de que en 2019 ha habido más de 38 billones de dispositivos conectados a la red, generando información de forma constante en forma de datos para el consumo inmediato. Previsiblemente, esta cifra se incrementará hasta los 56 billones de dispositivos en 2025”. 

IA, 5G y Edge como piezas clave

El 75% de estos dispositivos pertenecen a la categoría de IoT lo que de manera  colectiva supondrá para 2025 el manejo de 175 zettabytes de datos. La mitad de esta cantidad será generada por dispositivos conectados al Edge, como puedan ser portátiles, automóviles conectados, terminales puntos de venta o similares. 

Para abordar toda esta cantidad de datos, según Intel, es clave el uso de tres tecnologías emergentes como son las redes 5G, la inteligencia artificial y el Edge inteligente. Aquí cabe puntualizar la importancia de las adquisiciones más recientes llevadas a cabo por la compañía, como son MobilEye, Movidius y Nervana a la hora de mapear los datos y abordar las necesidades que existen en movilidad, centros de datos y en conducción autónoma. 

Intel ha mostrado en CES áreas en las que está integrando la inteligencia artificial en plataformas de datos en la nube, redes e informática perimetral, y cómo está transformando los deportes y el entretenimiento de los usuarios. 

Un proyecto llevado a cabo junto con Netflix ha permitido aplicar un códec conocido como AV-1 que la compañía desplegará este año, mediante el cual, ofrece un 60% de ahorro en datos frente a la tecnología anterior. 

Parece que solo una fracción de los datos (5%) es procesada por inteligencia artificial, algo que Intel ha logrado cambiar a través del procesador de red neuronal NNPI con una mejora de hasta un 1,6 en las cargas de trabajo de lenguaje natural y un 3,7 más en el rendimiento del sistema. 

Otro aplicativo asociado a sus chips escalables Xeon de nueva generación se aplica al deporte y a la retransmisión de los Juegos Olímpicos de 2020, con una tecnología que permitirá analizar y hacer seguimiento a los atletas durante sus entrenamientos.

El tercer ejemplo mostrado habla del progreso de Intel con el video volumétrico que permite capturar una imagen tridimensional de un acto deportivo utilizando diferentes cámaras ubicadas en el terreno de juego. 

Esta tecnología habilita un marco volumétrico que puede manipularse como un objeto en tan solo 30 segundos al procesar 67 GB de datos por segundo. Es algo que ya se ha utilizado en la NFL alcanzando ratios de procesado de 3 TB/m, comenta Norberto durante nuestro encuentro. 

A finales de este mes de enero, Intel ofrecerá sus resultados anuales. Su director general para España y Portugal afirma que las cifras de negocio han mejorado especialmente en la segunda mitad de año, pero no ha querido anticipar dato alguno. 

Los próximos chipset Tiger Lake ya están en la hoja de ruta de Intel y permitirán acelerar la llegada de los portátiles certificados bajo el proyecto Project Athena. Actualmente hay 25 dispositivos verificados y para finales de año, se espera que la cifra se duplique, incluyendo especificaciones para modelos con doble pantalla o pantalla plegable, así como para portátiles Chromebook. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios