Tecnología | Noticias | 06 SEP 2019

La industria aguarda expectante

La situación que se vive actualmente en diferentes frentes tiene a la industria tecnológica en vilo. La ‘tasa Google’, la inestabilidad política española o la guerra comercial entre EE.UU. y China están provocando un clima de incertidumbre.
industria

Nos adentramos en el último trimestre del año y este 2019 viene cargado de cambios en lo que a la industria tecnológica se refiere. El mercado de la industria TIC española para los próximos meses se desenvolverá, como señalan desde Ametic, una de las grandes patronales del sector, en un escenario de contradicciones en el que se enfrentará la citada tendencia alcista y la extensión de nuevas tecnologías como la inteligencia artificial o la computación cuántica, entre otras cosas. 
 
Con el otoño llegará la nueva subasta de espectro radioeléctrico para completar el despliegue del 5G; la Tasa Google, de la cual están muy pendientes las grandes compañías, parece que avanza tras la última propuesta de la OCDE, según la cual se empezará a implementar a principios de 2020; Estados Unidos y China mantienen en jaque al resto del mundo con su guerra comercial, la cual puede afectar notoriamente a la industria y a todo esto se suman la inestabilidad política que lleva ya en España, son ya muchos los meses de inestabilidad política con un Gobierno en funciones que no puede avanzar. 
 
Ante esto, la industria aguarda expectante ya que, como explican desde Ametic, “la incertidumbre política o la fragilidad y el endurecimiento de las condiciones del comercio mundial que acechan, van a obstaculizar la expansión internacional de nuestras empresas”.
 
Pendientes de la ‘tasa digital’
 
Un frente que se mantiene candente es la polémica ‘tasa Google’, un impuesto contra la elusión fiscal de los gigantes digitales planteado por la Comisión Europea y sobre el que que tras la reciente reunión del G7 parece que se ha llegado a un acuerdo a nivel internacional para regular los impuestos a las tecnológicas.
 
Tal y como explican los analistas de IDG Research, muchos ingresos que antes se facturaron localmente se desplazan ahora a otras geografías, afectando a los mercados tecnológicos y con más ahínco a los que se ofrecen desde cloud pública. Ante esto, la respuesta de los gobiernos ha sido la de crear una tasa que permita mantener una base impositiva en cada país. Esto es algo que se viene discutiendo mucho tiempo, tanto a nivel nacional como internacional y parece que por fin a principios de 2020 habrá una legislación mundial que lo regule, según ha acordado la OCDE.

 

Puede leer el artículo completo en el último número de la revista ComputerWorld 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios