Chips

La industria de los chips podría no estar preparada para 2030

Según GlobalData, la cuestión radica en los importantes retos tecnológicos, geopolíticos y de la cadena de suministro que se intensificarán en los próximos cinco años a medida que la inteligencia artificial se haga omnipresente.

intel chips
Créditos: Intel Corporation.

GlobalData considera que la industria de los chips podría no estar lista para responder a los retos que habrá en 2030. Según su último informe ‘Chips de nueva generación’, esos retos -tecnológicos, geopolíticos y de la cadena de suministro-, se intensificarán en los próximos cinco años a medida que la inteligencia artificial (IA) se haga omnipresente. Esto exige una rápida evolución de la industria de los chips para suministrar nuevas generaciones de chips más capaces a escala.

Y es que, a medida que las tareas informáticas se vuelven más exigentes y requieren más datos, los chips de nueva generación prometen velocidades más rápidas y una mayor eficiencia energética. Ante estos retos, la industria de los chips de nueva generación está ampliando su capacidad para seguir el ritmo de la creciente demanda. Sin embargo, en medio del creciente nacionalismo tecnológico, se está produciendo una importante reestructuración de las cadenas de suministro.

Isabel Al-Dhahir, analista principal de Inteligencia Temática de GlobalData, comenta que “la industria de chips es vulnerable, ya que lidia con el creciente nacionalismo tecnológico agravado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que está desestabilizando las cadenas de suministro globales. Esto se cruza con preocupaciones apremiantes sobre la preparación de la mano de obra y una posible brecha de habilidades. Al mismo tiempo, la rápida intensificación de las demandas energéticas de los centros de datos añade otra capa de incertidumbre a la precaria posición de la industria”.

A lo largo de toda su cadena de suministro, el sector de los chips avanzados ha pasado a estar dominado por unos pocos actores selectos, como ASML (proveedor de equipos), Nvidia (diseñador de chips) y TSMC (fundición). La dependencia exclusiva de un puñado de proveedores y vendedores ha colocado a las empresas en una posición difícil a medida que la guerra comercial entre EE.UU. y China depone las cadenas de suministro establecidas desde hace tiempo.

Aunque no son inmunes a los vientos geopolíticos cambiantes, las grandes tecnológicas pueden beneficiarse del diseño de sus propios chips. Gigantes tecnológicos como Alibaba, Apple, Amazon, Microsoft y Meta están diseñando sus propios chips a medida, reduciendo así su dependencia de proveedores de chips como AMD, Intel y Nvidia. Queda por ver si se producirá un cambio en el equilibrio de poder. No obstante, esto significa que ahora todos competirán por la misma capacidad de fundición, ya de por sí limitada.

“Con tantas piezas móviles delicadas y una creciente incertidumbre en todos los frentes, la industria de los chips evoluciona rápidamente. Las estrategias basadas en la diversificación política, geográfica y tecnológica están en marcha, ya que tanto las empresas como los países buscan protegerse frente a futuras perturbaciones”, concluye Al-Dhahir.



Webinar ondemand

Contenido Patrocinado

Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?

 

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital