Cloud Computing
Red Hat
Edge computing

"La nube es el nuevo centro de datos"

Para Paul Cormier, presidente y CEO de Red Hat, este 2021 es el año de la consolidación de las soluciones de nube abierta e híbrida. El ejecutivo expuso en un encuentro virtual con la prensa su visión del CIO como gestor de 'cloud' y cómo trabaja su compañía para ayudar a estos perfiles a gestionar entornos 'multicloud'.

Paul Cormier, ceo de red hat
Paul Cormier, presidente y CEO de Red Hat

Tras pasar a formar parte de IBM hace dos años, Red Hat ha demostrado que es capaz de mantener la neutralidad y su estrategia empresarial sin cambios apreciables. Así lo recalcó Paul Cormier, presidente y CEO de la compañía de open source, en un encuentro virtual con la prensa con motivo del evento anual que la tecnológica ha celebrado esta semana

En éste Cormier hizo foco en por qué, para Red Hat, este 2021 es el año de la consolidación de las soluciones para la nube abierta e híbrida y recordó que la tendencia en las empresas es trabajar con clouds híbridas, combinando soluciones on-premise con otras de cloud públicas. "Hablamos de multicloud, de entornos con varias plataformas en la nube que pueden llegar hasta tener cinco clouds, y que en tres años serán incluso más en media si las predicciones se cumplen". 

El presidente de Red Hat habló también de la expansión de la nube híbrida al espacio del edge computing a través de la innovación. Para Cormier, la nube está basada en Linux, y Red Hat lleva trabajando con este lenguaje desde hace más de 20 años y en la nube híbrida desde hace más de siete. 

El directivo señaló como una de las tecnologías clave para la corporación la de servicios cloud gestionados. Aunque la compañía arrancó en este mercado con Managed OpenShift, ahora dispone de otras propuestas que se construyen sobre OpenShift como el API Management, Apache Kafka o OpenShift Data Science para datos.  

Cormier insistió también en el papel del CIO como gestor de la nube (cloud operator). "Cuando se trabaja con multicloud, con cinco o seis nubes diferentes ahora y hasta ocho en el futuro, los CIO se convierten en gestores cloud", afirmó.

Respecto al acuerdo de 570 millones de dólares en licencias de software con la Universidad de Boston, Cormier apuntó que se trata de un escenario win-win. "Red Hat usará la capacidad de la universidad para desplegar soluciones cloud, al tiempo que recibe su feedback para desarrollar soluciones que simplifiquen la gestión y la automatización de despliegues masivos de soluciones open multicloud". Además, indicó, el centro educativo tiene la posibilidad de crear soluciones innovadoras sobre cloud usando las herramientas de la compañía. "Este acuerdo también  permitirá descubrir y cosntruir talento a partir de la experiencia con los equipos de investigación y desarrollo implicados". 

 

El CIO como gestor 'cloud'

Para Cormier, la evolución de cloud computing ha pasado de pensar que todo se iba a llevar a la nube a tener que trabajar con entornos híbridos. "Red Hat apostó desde el principio por la filosofía híbrida básicamente porque no todas las aplicaciones son iguales. Unas funcionan óptimamente en la nube. Otras no. En la actualidad, las diferentes nubes, más los centros de datos on-premise, detrás del firewall empresarial, son en conjunto el nuevo centro de datos. Soluciones como OpenShift se ejecutan en estos diferentes entornos cloud", precisó. 

Para los CIO, algunas de las responsabilidades que tenían cuando los centros de datos estaban únicamente detrás de un firewall, se trasladan al mundo multicloud. "Seguridad, gestión, despliegue de servicios y aplicaciones, etcétera. Esta es la explicación de por qué los CIO tendrán que ser gestores cloud. Red Hat está construyendo las herramientas para que esta gestión de máquinas físicas y virtuales, clouds públicas y privadas y múltiples sea más sencilla y automatizada usando tecnologías como IA". 

Por tanto, según Cormier, “hybrid es el nuevo centro de datos”. Muchos CIO, explicó, comenzaron trabajando con “islas”. Cuando se empezaron a llevar partes de las organizaciones a las diferentes soluciones cloud, la pregunta era: ¿cómo junto todas estas piezas en una unidad de gestión? "La clave es ver a los proveedores cloud como mainframes, cada uno con su hardware, su sistema operativo, su middleware y servicios", señaló, añadiendo que los CIO empiezan a ver estas unidades o “islas” como un único sistema único. Esto es, para el CEO, la esencia del concepto de nube híbrida.

 

La pandemia y el sector TI

Para Cormier, la pandemia ha acelerado cinco años el sector de las tecnologías de la información. El ejecutivo explicó que las demandas de sus clientes han sido llevar aplicaciones a la nube, adoptar contenedores como forma de desplegar aplicaciones, contratar múltiples proveedores cloud, etcétera. "Ahora las preguntas son: ¿cómo gestiono estos despliegues?, ¿cómo implemento la seguridad?, ¿cómo tienen que trabajar los desarrolladores?".

En última instancia, el ejecutivo cree que se tiende a una adopción mixta de servicios gestionados en la nube guardando un equilibrio en las decisiones. "Por ejemplo, habrá que decidir qué cloud es mejor según qué tipo de aplicación se vaya a desplegar". 

Según Cormier, la filosofía open source será un elemento importante de cara a la recuperación tras la pandemia. "La innovación es la clave y ayudará afrontar las nuevas necesidades alrededor del trabajo y otras áreas de actividad donde la pandemia ha introducido cambios significativos. Y el open source ya ha demostrado que es capaz de acelerar y dirigir la innovación tecnológica. Los problemas a los que se enfrenta la sociedad son demasiado grandes como para que sea una única empresa las que los afronte. Open source es el motor para la innovación y para hacerlo con rapidez".

 

Estrategia de producto 

En la sesión con la prensa se planteó la posibilidad de que la ampliación del porfolio de soluciones basadas en OpenShift podía añadir complejidad a los clientes, pero Cormier no ve que haya una contradicción entre ampliar la oferta y mantener la simplicidad de OpenShift. "OpenShift es una forma simple de gestionar despliegues de aplicaciones y servicios, pero lo que hay ahora son múltiples verticales de negocio con necesidades de gestión diferentes. Y más ahora, cuando entra en juego la computación en el edge", apuntó. 

Telcos, retail, industria… las soluciones que se despliegan en una estación base son similares pero diferentes a las que encontramos en una fábrica. "Los 'building blocks' son similares, pero las aplicaciones difieren. Las propuestas de Red Hat van en la dirección de ofrecer más diversidad a los clientes", añadió. 

Señaló, además, que soluciones como OpenShift Plus tampoco canibalizan a otras como OpenShift. "OpenShift Plus introduce soluciones de gestión avanzadas para entornos de producción grandes. Pero en entornos más comedidos, OpenShift Plus no es realmente necesario. Las soluciones que ofrecemos se basan en lo que los clientes piden y necesitan". 

Cloud y el ecosistema de apps están diversificándose hasta el punto de aumentar la complejidad en su adopción. Para Cormier, esta complejidad se puede abordar de diferentes maneras, pero una de ellas es precisamente ofrecer a los clientes más opciones. "Ya no solo se trata de ofrecer productos, sino también herramientas para gestionarlos y administrarlos. Red Hat ofrece a los usuarios las soluciones y ayuda a elegir la adecuada. Iniciativas como el acuerdo con la Universidad de Boston están alineadas con esta filosofía al ser un espacio de investigación, desarrollo y búsqueda de talento para eliminar la complejidad creciente de los ecosistemas de aplicaciones y la multiplicidad de plataformas cloud". 

 

'Edge' y los desarrolladores

Otro tema que Cormier abordó en el encuentro fue cómo afrontar el desarrollo de aplicaciones en entornos edge. "De DevOps se pasó a NoOps como tendencia, pero si introducimos en la ecuación los miles de servidores que están implicados en el edge computing, se añade la necesidad de verlos como un todo y la de pensar en fórmulas para que los desarrolladores creen aplicaciones que se adapten a ese escenario".

Según el directivo, habrá que pensar de forma anticipada en qué plataforma desplegar apps, cómo desarrollarlas y hacer que haya un flujo constante de apps para hacer frente a las necesidades de nuevos servicios desde diferentes plataformas cloud. "DevOps, lejos de ser innecesario, cobra más importancia. La seguridad también. Y todo ello desde un punto de vista amplio que abarque el conjunto de posibles destinos para las aplicaciones y servicios, ya sea on-premise, en la nube o en el edge", afirmó.

 

La importancia de los socios

Para Red Hat, los partners adquieren un papel aún más relevante de cara al futuro. Con IBM, el alcance en las medianas y grandes empresas ha mejorado notablemente, pero es necesario llegar a más empresas. Hay unos 1.500–2.000 grandes clientes en el mundo, pero Red Hat cuenta con más de 250.000 clientes que usan sus tecnologías. Llegar a ellos en un momento en el que busquen llevar sus soluciones a la nube es una tarea para la que se necesita de la ayuda de los partners, recordó el CEO 

Red Hat, por otra parte, dará un empujón aún mayor a su marketplace de aplicaciones, servicios y herramientas para facilitar su adopción por parte de los clientes y su uso por parte de los ISV. "A medida que aumenta la diversidad de tecnologías, es conveniente contar con una red de partners e ISV que ofrezcan soluciones a los clientes cuando Red Hat no sea capaz de llegar a todos". 

 



Revista Digital

Contenidos Destacados

Revista Digital abril

Portada CW 1387 Tendencias

Webinar

Cloudscape 2021 OK Webinars
Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Accelerate Digital Now

Be Data Ready

evento innovación

Modern Data Experience

Partnerzones IDG
Especiales IDG:
Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Ya disponible en IDG Research: