Cloud Computing
Eventos
IDG Research

La nube, motor de innovación

Las empresas ya no solo recurren a la nube por su flexibilidad y escalabilidad. Las organizaciones han comprendido que las capacidades que ofrece el cloud son indispensables para impulsar su innovación y para transformar el puesto laboral y la manera de trabajar.

evento cloud

Hay tres elementos que condicionan la adopción de cloud en nuestro país: la innovación, la evolución de las organizaciones hacia un entorno híbrido y el cambio de posicionamiento en cuanto a la seguridad que requiere la nube. Con esta reflexión de Fernando Muñoz, director de IDG Research, arrancó ayer el ‘IDG Virtual Forum Cloud 2021’ organizado por IDG Research, que este año se desarrolló bajo el título ‘Cloud: habilitador de negocio’, contando con el patrocinio de Dell Technologies, Intel, Barracuda, Citrix, Darktrace, Google Cloud, Opentext, Snowflake, Splunk y Uniway.

Alberto Bellé, analista de IDG Research, indicó que “han cambiado los motores para utilizar cloud”. Si la capacidad de uso bajo demanda, la flexibilidad y la escalabilidad fueron las palancas que impulsaron su adopción en un primer momento, el motor ahora es la innovación. Así se desprende de una encuesta realizada por la consultora, que pone de manifiesto que la innovación digital es el principal argumento del uso del cloud para tres de cada cuatro empresas. 

Además, reseñó que los aspectos que más valoran las empresas a la hora de migrar a la nube son la portabilidad de datos y aplicaciones (72% de las compañías consultadas), la interoperabilidad entre plataformas (43%) y la gestión y orquestación integrada (37%). “Estamos evolucionando hacia un cambio de paradigma, en el que el mundo ya no es estático, sino que se mueve. Las organizaciones no quieren estar vinculadas a un proveedor, así que buscan portabilidad de datos y de aplicaciones y la interoperabilidad entre plataformas. Quieren moverse sin ataduras ni restricciones. Y para eso se necesita una gestión y orquestación integrada”, puntualizaba.

 

Esencial para el trabajo híbrido

Fernando Maldonado, analista de IDG Research, destacó la importancia del cloud en la consolidación del entorno de trabajo híbrido que se está imponiendo. “El trabajo ha dejado de ser el sitio al que vas para ser el sitio que te sigue allá donde vas”, comentaba. En este sentido, destacó que las organizaciones se están apoyando en la nube a la hora de afrontar la colaboración (71% de las compañías) y la ubicuidad del puesto de trabajo (57%). 

Además, remarcó que “la seguridad aporta los cimientos sobre los que se construye todo lo demás”. A este respecto, indicó que las principales inquietudes de las empresas son la continuidad de la actividad (57% de las encuestadas) y la seguridad de las aplicaciones y desarrollos en cloud (30%). 

 

Cloud y negocio digital

El primer bloque de la jornada se centró en el papel del cloud en el desarrollo del negocio digital. Santiago Campuzano, Hyperscalers Alliance senior director de Citrix, señaló que un negocio digital exige contar con un puesto de trabajo digital, que contemple aspectos como la seguridad, disponibilidad, flexibilidad, etc. “Un puesto de trabajo digital implica no estar esclavizado por un dispositivo físico”.

Además, insistió en que las organizaciones deben tener una visión global, configurando “espacios de trabajo digitales, móviles y seguros, en los que el usuario se sienta totalmente integrado, esté donde esté”, con el fin de mejorar la experiencia del usuario y, por extensión, la productividad. 

Sergi Esteve, account executive de Snowflake, habló acerca de la importancia del dato. “El dato soporta el crecimiento. Pero a medida que se crece, se complica el ecosistema de datos. Además, las empresas requieren datos de su entorno: macroeconómicos, de movilidad, de comportamiento humano… Hay otros muchos datos que se pueden aprovechar. Y las compañías también necesitan trabajar con los datos de sus partners para desarrollar estrategias de crecimiento conjuntas”, apuntaba. 

En este sentido, abogó por el uso de herramientas que permitan democratizar el dato, accediendo a la plataforma como servicio. También se refirió a las oportunidades que ofrecen los data marketplaces de los principales proveedores cloud. Además, citó la posibilidad de encontrar soluciones para compartir datos a través de soluciones como los data market rooms

 

Retos de la hibridación y la integración

El segundo bloque abordó los retos que comporta la hibridación. “Transformar las aplicaciones no es fácil, porque requiere de acciones en paralelo, como modernizar las infraestructuras tecnológicas donde residen estas aplicaciones para facilitar la hibridación de modelos de consumo cloud que permitan trasladar cargas de trabajo entre distintas nubes”, apuntaba Óscar Ramos, advisory systems engineer de Dell Technologies. De esta manera, aconsejó “diseñar un plan dividido en pequeños proyectos, introduciendo metodología agile, con grupos de trabajo que puedan obtener rápidamente resultados, para que esas innovaciones vayan retroalimentando al resto de aplicaciones”.

Fernanda Lima, account executive de Opentext, recomendó contemplar la integración de forma estratégica y desde el inicio, porque puede lastrar todo el proyecto. De hecho, afirmó que la mayoría de las empresas admiten haber experimentado retrasos por la integración de datos, generando demoras en sus proyectos. Además, recalcó que se debe tener en cuenta la integración de datos procedentes del intercambio de información de los partners, puesto que cerca de la mitad de los datos que manejan las empresas provienen de socios externos.

Miguel Pleite, sales engineer manager Iberia de Splunk, departió acerca de la seguridad en entornos cloud, “La securización no tiene sentido si no lleva a una mejor experiencia del usuario final”, comentaba. Por otra parte, aconsejó “abandonar una posición reactiva, observando los datos que tenemos para prever lo que va a ocurrir y predecir intrusiones”. 

Israel Olalla, customer engineer manager de Google Cloud, remarcó para afrontar la transformación digital se debe “poner al cliente —interno y externo— en el medio de todas las decisiones, dejando probar el producto desde el principio”. Asimismo, apuntó que “hay que buscar sistemas que escalen de manera eficiente, para poder hacer muchas pruebas y ‘fallar barato’”, con el objetivo de lograr “un modelo de innovación mucho más rápido”. Finalmente, apunto que utilizar estándares abiertos “permite evitar el lock-in y movernos con agilidad de un proveedor cloud a otro o a nuestro propio data center y afrontar más rápido los cambios”.

 

La experiencia de los clientes

A continuación, se celebró una mesa redonda en la que varias compañías aportaron su experiencia en la migración a la nube. Los participantes en este panel fueron Jesús García, CIO de Inversis; Alejandro Expósito, director de Digital, Innovation and Business Operations de Merck Group; Tomás Mateos, CIO de Aquaservice; Jonás Delgado, iCloud team coordinator de Galp; y Eusebio Yribarren, chief transformation officer de Clarke Modet.  

En cuanto a los principales problemas identificados al migrar a la nube, destacaron la falta de talento especializado en cloud, la necesidad de hacer upskilling de las plantillas para adaptarse al nuevo modelo que propone la nube, las carencias detectadas en la oferta de algunos proveedores o el desafío a la seguridad que comportan los nuevos entornos híbridos y multicloud

Por otro lado, coincidieron en que todo se puede llevar a la nube si se hace de forma adecuada y se cuenta con el talento cloud oportuno para ello. No obstante, hay que estudiar con detenimiento qué interesa trasladar a la nube y cómo aprovechar las ventajas que ofrecer estar en cloud, valorando qué carga se traslada, qué coste supone, etc.

 

El desafío de la seguridad

El último bloque estuvo dedicado a la seguridad. José Badía, country manager España y Portugal de Darktrace, explicó que no vale con aprender de las vulnerabilidades del pasado y de los casos prácticos, sino que hay que ir un paso por delante. “Debemos entender cómo trabajan las empresas, con quiénes comunican, desde donde se conectan sus empleados, etc. A partir de conocer todos los engranajes de esas compañías, podemos detectar si un comportamiento cambia muy sutilmente respecto a lo que se produce en el día a día. Y no se trata sólo de detectar, sino que también hay que responder a los incidentes, lanzando una respuesta autónoma ante estos ataques y amenazas desde la propia compañía”, comentaba.

Por su parte, Miguel López, country manager Iberia de Barracuda, precisó que los ciberdelincuentes están centrando sus ataques en el correo electrónico, en los entornos y aplicaciones web y en los accesos remotos. “Tenemos que cambiar la forma de trabajar con el correo y saber qué a hacer si nos atacan a través del email, cómo responder, como recuperarnos ante un incidente de ransomware, etc. También tenemos que considerar la seguridad web de forma mucho más avanzada. No vale sólo con tener un cortafuegos. Necesitamos ser capaces de detectar amenazas. Y con la multiplicación del número de accesos remotos, ya no sirve el firewall tradicional y las VPN. Hay que ir hacia herramientas de conectividad zero trust”, detallaba.



Lea aquí la cobertura completa de IDG Virtual Forum Cloud 2021, con todas las ponencias en vídeo

 

 

 


Communications Platform for Business

Modern Data Experience

Be Data Ready

Commvault webi IQ Security Protección contra ransomware
Partnerzones IDG
Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Registro IDG España:

Eventos IDG: