Tecnología | Noticias | 02 ABR 2020

La tecnología, un mundo abierto al autismo

Hoy, 2 de abril se celebra el Día Mundial del Autismo, decretado por las Naciones Unidas con el objetivo de mejorar la calidad de vida tanto de la población infantil como los adultos que sufren esta discapacidad y así poderles brindar una mejor calidad de vida.
TEA
Cristina Cueto García

A menudo ocurre que las personas con TEA son tratadas como discapacitadas sin embargo, han demostrado grandes cualidades para tareas concretas y complejas como pueden ser la programación, el análisis de datos o el desarrollo de código, aspectos directamente relacionados con el mundo de la tecnología, sin embargo su inclusión dentro del mercado laboral es muy pobre, con altísimas tasas de desempleo, muchas veces por culpa de la falta de información.

¿Qué es el espectro TEA?

El trastorno del espectro autista es, tal y como define la Confederación Autismo de España, un “conjunto amplio de condiciones que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento cerebral, dando lugar a dificultades en la comunicación e interacción social, así como en la flexibilidad del pensamiento y de la conducta”. Entonces, ¿Qué define a una persona con este trastorno? La psicóloga infantil, especialista en trastornos del Espectro del Autismo, Ágata Leiva, explica que la Asociación Americana de Psiquiatría, en su última clasificación describe dos categorías de síntomas principales, por un lado “deficiencias en la comunicación social” y por otro: “comportamientos restringidos y repetitivos”.

"Es fácil que el mundo digital confite el interés de las personas con TEA"

El trastorno del espectro autista (TEA) afecta a cómo una persona se comporta, interactúa con otros, se comunica y aprende. Dentro del espectro TEA, hay varios grados y entre ellos se encuentra el Trastorno de Asperger. “Una persona con asperger se caracteriza por tener ciertas dificultades para comunicarse con los demás, pero al contrario de lo que muchos piensan, una persona asperger tiene un COI normalizado” explica José Antonio Peral, director técnico de la Confederación Asperger España.

TEA…TIC

Los expertos coinciden a la hora de señalar que las personas con TEA tienen un procesamiento de la información diferente. “Suele ser un procesamiento más orientado a captar detalles o fragmentos de la información que se les presenta, sobre todo si son estímulos visuales y auditivos. Son excelentes observadores y a menudo captan detalles que el resto de las personas pasa por alto” explica Agata Leiva. “Es fácil que el mundo digital confite el interés de las personas con TEA, lo que da lugar a que puedan desarrollarse mejor en este colectivo” comenta José Antonio Peral. “El valor añadido que una persona con asperger puede imprimir a una empresa tecnológica, es algo a tener en cuenta” añade.

Las personas con TEA son tratadas como discapacitadas sin embargo han demostrado grandes cualidades para tareas concretas y complejas como pueden ser la programación, el análisis de datos o el desarrollo de código

El trabajo en tecnología suele ser un trabajo que requiere concentración en pequeños detalles, un alto grado de especialización y muchas horas de trabajo individual o en pequeños grupos, resolviendo tareas propias de cerebros analíticos como es el de estas personas.

Estas características facilitan que las personas con TEA muestren interés en el campo informático, Francesc Sistach Vallvé, director general de Specialisterne en España y Latinoamérica, incide en las cualidades de estas personas: “la capacidad de concentración, la persistencia, la baja tolerancia al error o la memoria visual son actitudes que los hacen especialmente válidos para tareas del ámbito tecnológico como el software testing, el análisis de datos, la ciberseguridad, etc.”

Silicon Valley, como en casa

En la década de los 90 empezó a ganar fuerza un movimiento llamado ‘neuro diversidad’ gracias en gran medida a la socióloga australiana Judy Singer. En lugar de tomar el autismo, la dislexia y otros perfiles psicológicos como patologías que debían curarse, la neurodiversidad los considera como diferentes modos de inteligencia.

En Estados Unidos, el periodista Steve Silberman se especializó también en este movimiento de la ‘neuro diversidad’. Durante una de sus investigaciones, donde se dedicó a entrevistar a algunas de las mentes más importantes de Silicon Valley, el periodista se percató de que había un patrón que se repetía: el autismo

Neuro diversidad: En lugar de tomar el autismo, la dislexia y otros perfiles psicológicos como patologías que debían curarse, la neuro diversidad los considera como diferentes modos de inteligencia.

Años más tarde, Silberman publicó el ensayo: 'Una tribu propia' donde trata y explica el tema en profundidad. Los cálculos destapan que la proporción de personas dentro del espectro autista, en mayor o menor medida, es mayor en comunidades de científicos e informáticos. Importantes nombres como Bill Gates, Steve Jobs, o Henry Cavendish entrarían dentro de este espectro. Según le confesó un cargo de Microsoft a Silberman, "todos los informáticos que se ocupan de detectar errores en el código, tienen síndrome de Asperger". En lugar de ser una responsabilidad, el Espectro Autista pasa a ser un activo en lugares como Silicon Valley. 

Peter Thiel, fundador de PayPal, e inversor de Facebook lleva años diciendo que el espectro autista es un elemento positivo para la innovación y la creatividad, así como su alta presencia en esa conocida zona de la Bahía de San Francisco: “la mitad de la gente en Silicon Valley tiene TEA”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios