Tecnología | Noticias | 06 SEP 2019

Las pymes, las grandes perjudicadas si se aplica la 'tasa google'

Menor productividad de las empresas afectadas, menor competitividad y menor crecimiento económico a nivel nacional e internacional son algunos de los efectos negativos a largo plazo del Impuesto sobre determinados servicios digitales.
amalia pelegrin ametic
Cristina Cueto García

Recientemente la OCDE anunció haber llegado a un acuerdo de cara a la tasa digital a nivel internacional. Para final de mes se espera que se presente el proyecto y que dé comienzo en el primer semestre de 2020. Esto, si bien es un avance importante, hay que mirarlo con detalle ya que es una situación cuanto menos complicada.

Desde Ametic, Amalia Pelegrín, directora de Digital Policy, reconoce que se está haciendo un gran esfuerzo desde la OCDE. "Siempre hemos defendido que este tipo de medidas son las adecuadas, quieren acelerar al máximo, y espero y confío que los plazos se puedan cumplir, aunque quizás sean algo justos, pero cuanto antes se alcance el consenso, mejor". 

Este impuesto digital, pese a que su intención es la de controlar a las grandes tecnológicas, quienes finalmente lo sufrirán serán los consumidores finales así como las pymes, sobre quienes tiene un impacto profundamente negativo. "Las grandes corporaciones trasladan el impuesto a sus clientes, entre quienes se encuentra la pequeña empresa, quien a su vez lo puede trasladar al usuario final, disminuyendo sus ventas, o asume parte de ese precio viendo reducidos sus beneficios". 

Esto lo explica el estudio Who will bear the Burden of DSTs?. El impuesto sobre determinados servicios digitales (IDSD) creará barreras de entrada al mercado a pequeñas empresas y startups, al resultarles más caro acceder a los servicios de las plataformas digitales, y repercutirá negativamente en el bienestar de los consumidores españoles, particularmente en las rentas bajas. 

Pese a las intenciones de la OCDE, desde el Gobierno no confían mucho en que salga adelante una solución internacional ante la cantidad de países que toman parte, como también ven complicado una solución a nivel europeo, ya que requiere unanimidad y actualmente hay dos frentes muy diferenciados. Por ello, la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, se pronunció en el evento celebrado por Ametic esta semana en Santander, explicando que 
que España va a imponer esta normativa tanto si se efectúa por la OCDE como si no.

Ante esta postura, Pelegrín volvió a dejar clara la postura de Ametic, que considera esta actitud un error, ya que sería colocar a España en una posición de desventaja competitiva que no tengan ese impuesto. "Las empresas tecnológicas ya pagan impuestos al igual que lo hacen el resto de las empresas y como todas ellas, tratan de optimizar, a través de herramientas fiscales totalmente legales, el pago de los impuestos, como hacen todas las empresas del mundo". 

Desde Ametic no ven razones para implantar una 'tasa Google', "sí habría que revisar el sistema impositivo actual, que parece que es lo que está haciendo la OCDE, pero no crear una tasa específica para una parte de la economía".

Según el informe, la ‘Tasa Digital’ planteada por el Gobierno de España afectará a un mayor número de compañías de las previstas inicialmente. Son muchas las pequeñas empresas que se están creando gracias a las plataformas digitales y otras tecnologías de Internet, y que se verán afectadas por el impuesto. El IDSD (impuesto sobre determinados servicios digitales) actúa como una tasa basada en el uso de datos de consumidores y ciudadanos. De este modo, es previsible que el coste lo terminen soportando pequeñas empresas, autónomos, usuarios, organizaciones sin ánimo de lucro u organismos públicos, tal y como explicaba Pelegrín

Menor productividad de las empresas afectadas, menor competitividad y menor crecimiento económico a nivel nacional e internacional son algunos de los efectos negativos a largo plazo del IDSD. Por consiguiente, la ‘tasa digital’ tendrá un efecto distorsionador sobre el mercado, creando injustas ventajas competitivas de determinadas empresas sobre otras, y reducirá la capacidad de la economía para generar trabajo y riqueza. 

 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 1 comentarios