Tecnología | Noticias | 18 DIC 2018

Low-Code, simplificando la construcción del software

Tags: Software
El modelo de construir software ha permanecido intacto durante años,siendo un sector muy artesanal. Cuando algo es complejo siempre hay una oportunidad de negocio que se basa en la simplificación. Aquí es donde adquiere toda su potencia Low-Code
babel
Cristina Cueto García

La tecnología, ese gran aliado que se ha convertido en indispensable y que ha transformado por completo los negocios. Las organizaciones buscan además, diferenciarse, encontrar aquello que les dé un valor especial y que les ayude a superar los retos a los que se enfrentan. En este sentido nos encontramos con una tecnología que, si bien no acaba de nacer, sí está empezando a destacar como es el low-code

BABEL y OutSystems organizaron en el Impact Hub de Piamonte de Madrid el I Evento Low-Code, con el objetivo de exponer un nuevo paradigma para el desarrollo ágil de productos IT basado en plataformas low-code, así como dar a entender el potencial que tiene esta nueva forma de trabajar.

¿Cómo llega una compañía como BABEL a querer trabajar con el low-code? “Nos dedicamos a hacer aplicaciones y desarrollo de software, y desde hace algunos años hemos ido viendo cómo este tipo de aplicaciones, lejos de simplificarse e industrializarse, cada vez estaba siendo más complejo, así que iniciamos una búsqueda para encontrar la manera de llevar a cabo este tipo de desarrollo de una forma mejor. Buscamos un tipo de herramientas que nos ayudarán a hacer las cosas que realmente queremos hacer en menos tiempo, y en nuestra búsqueda encontramos el low-code” explicaba Leopoldo Colorado, Gerente y Responsable de la Factoría de Iniciativas de BABEL.

Diseñar una aplicación en low-code implica los mismos procesos de planificación y análisis que el desarrollo tradicional, sin embargo, cuando empieza la hora de modelar, las cosas cambian más rápido. En esto consiste el trabajo de una plataforma low-code.

El reportaje completo está disponible en el último número de la revista ComputerWorld.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios