Tecnología | Noticias | 22 NOV 2018

Manuel Abat: "En materia de ciberseguridad, la regulación siempre va por detrás y siempre mal"

Según un informe de Gartner son tres los factores principales para el gasto de seguridad: los riesgos de seguridad, necesidades comerciales y cambios en la industria.
seidor
Cristina Cueto García

Al término de 2018, el gasto mundial en productos y servicios de seguridad de la información alcanzará más de 114.000 millones de dólares, lo que supondrá un aumento del 12,4% respecto del año anterior, según las últimas previsiones de Gartner, y para 2019, el pronóstico cifra el gasto en los 124.000 millones.

En esta era digital es muy importante que la infraestructura de red y de seguridad se adapte a las necesidades del negocio garantizando la disponibilidad y el acceso a los sistemas de información y así conseguir reducir los costes de inversión y operación de una manera flexible para dar respuesta a nuevas necesidades.

Ante esto las organizaciones se encuentran con nuevos retos en materia de seguridad, por lo que las grandes compañías están reforzando esta área. Una de las compañías que se ha volcado en este aspecto es Microsoft con su paquete de aplicaciones basadas en cloud Office365, ratificando que la seguridad se ha convertido ya en el eje de la estrategia de las organizaciones.

Para hablar de estos conceptos y de cómo están afectando a las organizaciones y
empresas, ComputerWorld en colaboración con Seidor Cybersecurity y Microsoft
organizaron  un desayuno ejecutivo junto a representantes de del área de ciberseguridad de diferentes empresas. 

Según el informe de Gartner son tres los factores principales para el gasto de seguridad: los riesgos de seguridad, necesidades comerciales y cambios en la industria.

No obstante, las preocupaciones de privacidad también se están convirtiendo en un factor clave, y Gartner cree que las inquietudes de privacidad impulsarán al menos un 10% de la demanda de servicios de seguridad hasta 2019 e impactarán en una variedad de segmentos, como la gestión de identidades y accesos (IAM), la gestión de identidades (IGA) y la prevención de pérdida de datos (DLP).

"La ciberseguridad es un proceso más, pero hay que saber ubicarlo" explicaba Waldermar Paul, cybersecurity business unit director de Seidor

Manuel Abat, director general adjunto de Seidor, destacó el trabajo que hay por delante en materia de ciberseguridad, señalando también que si bien la regulación lo intenta, "siempre va por detrás y siempre mal"

¿Están las empresas concienciadas de la importancia del departamento de ciberseguridad y del gasto que requiere?

Este fue uno de los temas más analizados en la mesa sin duda. 

Tal y como comentó Román Ramírez, gerente de operaciones y arquitectura de seguridad en Ferrovial, el sector de la ciberseguridad está madurando, pero "tanto los que trabajamos en pro de la misma como los hacker malos" y ante esta situación la inversión "es necesaria". 

Un aspecto a destacar es la exposición mediática que si bien por un lado es cierta, por otro crea "demasiada" alarma social según los expertos. 

Esta dedicación por la ciberseguridad va de la mano de la transformación digital, tal y como comentaba Manuel Fernández, director de seguridad de la información y riesto tecnológico de Banco Inversis, "al viaje de la transformación digital vamos todos, no nos queda más remedio".



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios