Inteligencia artificial
Microsoft

Microsoft Bing está a punto de convertirse en un chat con OpenAI

Microsoft, en asociación con OpenAI, ha lanzado un navegador Edge y un motor de búsqueda Bing mejorados y potenciados por IA con los que los usuarios pueden chatear y recibir respuestas similares a las que produce ChatGPT.

Bing

Microsoft ha presentado un nuevo navegador Edge potenciado por IA y el motor de búsqueda Bing con una funcionalidad de "chat". El nuevo motor de búsqueda permite a los usuarios hacer preguntas y recibir respuestas de GPT-4, la última versión del modelo de lenguaje de inteligencia artificial (IA) creado por el laboratorio de investigación OpenAI. El nuevo motor de búsqueda basado en IA y el navegador Edge ya están disponibles en versión preliminar en Bing.com.

El anuncio pone de relieve la asociación de Microsoft con OpenAI, la empresa de investigación que creó ChatGPT, un chatbot capaz de generar respuestas en lenguaje natural a preguntas de texto enviadas por los usuarios. Según la empresa, la nueva función de búsqueda basada en IA generará respuestas similares a las de ChatGPT.

Por ejemplo, el renovado motor de búsqueda y navegador web Bing podrá responder a preguntas como "Planifica un viaje de una semana a París" y generar un itinerario basado en información extraída de Internet, según CNBC. A continuación, el usuario podrá seguir la pregunta preguntando algo como: "¿Cuánto costará?".

Microsoft también ha actualizado Edge con capacidades de IA y un nuevo aspecto, y ha añadido dos nuevas funcionalidades: chat y componer. Con la barra lateral de Edge, un usuario puede pedir un resumen de un informe financiero extenso para obtener los puntos clave y, a continuación, utilizar la función de chat para pedir una comparación con las finanzas de una empresa de la competencia y obtener los datos automáticamente en una tabla.

Un usuario también puede pedir a Edge que le ayude a redactar un contenido, como un post de LinkedIn, dándole unas cuantas indicaciones para empezar. Después, puede utilizarse para actualizar el tono, el formato y la longitud del post. "Edge es capaz de entender la página web en la que te encuentras y se adapta en consecuencia", afirma Microsoft. 

El consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella, afirmó en la presentación, realizada ayer, que la IA "va a remodelar la mayor categoría de software del planeta Tierra, en la que he estado trabajando durante mucho tiempo y con la que estamos muy entusiasmados: la búsqueda. Es un nuevo día en la búsqueda, es un nuevo paradigma para la búsqueda, la innovación rápida va a llegar".

Junto con respuestas más detalladas a las preguntas de los usuarios, el nuevo Bing con GPT-4 ofrecerá un chat interactivo. "La experiencia de chat le permite refinar su búsqueda hasta obtener la respuesta completa que está buscando, solicitando más detalles, claridad e ideas, con enlaces disponibles para que pueda actuar inmediatamente sobre sus decisiones", según Microsoft.

La empresa también ha informado de que ha tomado medidas "junto con OpenAI" para aplicar salvaguardias de defensa contra contenidos nocivos, como la desinformación y la desinformación, y para impedir la promoción de contenidos nocivos o discriminatorios, en consonancia con sus principios de IA. Según Jason Wong, vicepresidente y analista de diseño y desarrollo de software de Gartner Research, a excepción de los juegos, Microsoft no ha sido líder en tecnologías de consumo clave como las búsquedas, los móviles y las redes sociales. "La ventaja que supone para Microsoft su asociación exclusiva con OpenAI debería abrir más oportunidades disruptivas en su negocio de tecnologías de consumo a través de la IA como tecnología de asistencia, más que como tecnología de sustitución", afirma Wong a Computerworld.

Dado que la mayoría de los productos de Microsoft están dirigidos a negocios y grandes empresas, Wong afirma que la mayoría de sus clientes serán "un poco más conservadores en el uso de las capacidades de IA generativa". "Microsoft realmente necesita mostrar patrones bien pensados y ayudar a sus clientes con la formación y la capacitación de los usuarios empresariales para aprovechar adecuadamente la IA", añade.

Microsoft no es la única que busca nuevas capacidades de IA. Google, por ejemplo, tiene también previsto anunciar en breve una actualización de las capacidades de su motor de búsqueda. De hecho, Google ya ha hecho pública una asociación y una participación estratégica en un competidor de OpenAI, y ha lanzado su propio chatbot llamado Bard. Bard es un servicio experimental de IA conversacional que, según Google, se basa en una tecnología denominada Modelo Lingüístico para Aplicaciones de Diálogo (o LaMDA, por sus siglas en inglés). Esta semana, Google ha abierto Bard a los usuarios de pruebas beta "antes de ponerlo a disposición del público en general en las próximas semanas".

"Estamos reimaginando la forma en que las personas buscan, exploran e interactúan con la información, haciendo que sea más natural e intuitivo que nunca encontrar lo que necesitas", según afirman desde Google en un anuncio publicado en YouTube. "Únete a nosotros para aprender cómo estamos abriendo un mayor acceso a la información para las personas de todo el mundo, a través de Search, Maps y más allá".

Para Wong, a Google le ha pillado desprevenido el éxito de ChatGPT, que alcanzó el millón de usuarios en solo cinco días. "Se pueden establecer paralelismos con el lanzamiento del navegador Netscape y el hecho de que a Microsoft le pillara desprevenido. Microsoft, a su vez, se asoció con un pequeño proveedor y acabó lanzando Internet Explorer", explica Wong. "Actualmente, Google tiene ventaja sobre Microsoft en el mercado de tecnología de consumo, mientras que Microsoft la tiene en el mundo empresarial. Es probable que cada uno aproveche sus respectivos puntos fuertes".

Gartner predice que para 2025 el mercado de software de IA alcanzará casi 134.800 millones de dólares. En los próximos cinco años, el crecimiento del mercado se acelerará del 14,4% en 2021 al 31,1% en 2025, superando considerablemente el crecimiento global del mercado de software.

 

Radiografía de OpenAI

OpenAI es un laboratorio de investigación de inteligencia artificial con sede en San Francisco que abrió sus puertas en 2015 con el respaldo de grandes tecnólogos como Elon Musk, Amazon Web Services (AWS), Infosys, YC Research y el inversor y emprendedor Sam Altman. Altman se convirtió en el CEO de OpenAI en 2019, el mismo año en que la empresa salió a bolsa.

El grupo de inversores iniciales prometió más de mil millones de dólares para la empresa, que hasta ahora ha producido cinco productos basados en IA, el más conocido de los cuales es ChatGPT. Lanzada en noviembre de 2022, la aplicación de chatbot responde a las preguntas de texto de los usuarios escribiendo redacciones. Las respuestas se generan a partir de información en internet relacionada con cualquier pregunta y luego se componen en prosa conversacional.

En 2019, Microsoft invirtió mil millones de dólares en OpenAI como parte de una asociación para impulsar el desarrollo y la adopción de la IA. OpenAI cree que su tecnología tiene beneficios económicos ampliamente distribuidos. En su anuncio de 2019 la compañía de Redmond aseguró que las empresas se centrarían en construir una plataforma computacional en Azure de "escala sin precedentes, que entrenará y ejecutará modelos de IA cada vez más avanzados".

El mes pasado, múltiples informes indicaron que Microsoft planeaba invertir 10.000 millones de dólares en OpenAI. Más tarde en enero, Microsoft se burló del anuncio de hoy, diciendo que planeaba desplegar su modelo de IA "a través de nuestros productos de consumo y empresariales e introducir nuevas categorías de experiencias digitales construidas sobre la tecnología de OpenAI".

 


TE PUEDE INTERESAR...

Webinar:

Partnerzones

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Servicios que marcan la diferencia

Registro:

Eventos: